• Un informe del Observatorio Social Humanitario evidenció los graves problemas en el acceso al suministro eléctrico, agua y combustible que padecen los ciudadanos del país

El Observatorio Social Humanitario (OSH) publicó un estudio en el que se abordó la compleja situación en la que se encuentran los servicios públicos y cómo esto ha incidido de manera negativa en la vida de los venezolanos.

Ángel Subero, concejal de Caracas y miembro del OSH, indicó que el estudio fue posible gracias a que se realizó un monitoreo en el país que incluyó 99 municipios en los que se agrupa 92,7 % de la población de Venezuela. De esta manera lograron obtener una imagen representativa de las fallas en los servicios públicos que sufren los venezolanos.

De acuerdo con la organización, no se limitan solamente a los constantes fallas eléctricas que ocurren en el interior del país, sino que se extienden también a la falta de agua por tuberías y la distribución de combustible.

Sin luz

Foto: Juan Carlos Hern

Las cifras recopiladas por el OSH dan cuenta de que aproximadamente 82 % de la población reporta que padece fallas eléctricas de manera constante, mientras que solo un 13,55 % asegura que disfruta del servicio eléctrico con normalidad la mayor parte del tiempo.

Leer más  Día del Periodista: SNTP denuncia los obstáculos para la profesión en Venezuela

A esto se suma el hecho de que 14,45 % de los consultados indicaron que debido a lo constante y prolongado de las fallas eléctricas, no son capaces de llevar a cabo con normalidad sus actividades domésticas o comerciales.

“El suministro continuo sin bajones en octubre (2021) pasó de 8,24 % a 12,25 % en abril (2022), este es un crecimiento importante porque por lo general estos cortes duran varias horas”, expresó el concejal durante la presentación del informe realizada este miércoles 18 de mayo.

Entre los estados donde existen los denominados “cortes programados”, se encuentran Táchira, Zulia, Lara y Carabobo. Por su parte, los estados donde se registraron el mayor número de cortes no programados fueron Monagas (80 %), Apure (50 %) y Nueva Esparta (40 %).

Como parte de las mediciones se evidenció que el Distrito Capital se ubicó como la región del país con el mejor desempeño en términos de estabilidad del servicio eléctrico debido a que 70 % de los consultados expresó que no sufre de bajones eléctricos que pongan en riesgo sus electrodomésticos.

Crisis de la gasolina

Si bien en el Distrito Capital pareciera haberse solucionado en gran medida la escasez de gasolina y en consecuencia las largas colas para poder surtir combustible, esta situación no se ha replicado en otros estados del país.nnEl informe de la OSH revela que 32,73 % de los consultados aseguró que para poder llenar el tanque de su carro deben permanecer entre seis y 12 horas haciendo colas en las estaciones de servicio.nnPor su parte 32,72 % reportó que tienen que destinar entre una y seis horas para poder surtir, lo que representa el equivalente casi a una jornada de trabajo. Entre los estados con la peor situación en términos de facilidad para poder acceder a combustible se encuentran Zulia, Bolívar, Miranda y Aragua.n

Falta de agua

servicios públicos
Foto: AFP

Las interrupciones en el servicio de agua a través de tuberías es otro de los grandes problemas en materia de servicios públicos que tienen que enfrentar los venezolanos de todo el país en mayor o menor medida.

Leer más  La justicia española abrió una nueva causa tras confesiones de Hugo “El Pollo” Carvajal

El informe refiere que 25,6 % de los consultados indicó que cuentan con el servicio de agua limpia, sin embargo, lo hacen bajo una modalidad de racionamiento. Por su parte, 20,67 % reportó que también cuenta con el servicio racionado, pero en su caso la calidad del agua es deficiente.

Subero afirmó que pese a esta realidad, se ha registrado una mejora en la cantidad de personas que reciben el servicio. Argumentó que para octubre de 2021 casi 22,87 % de los venezolanos aseguraron que recibían un suministro escaso e irregular, cifra que para el mes de abril descendió a 10,13 %.

Añadió que durante el mismo periodo el racionamiento se elevó de 12,77 % a 21,33 %, lo que sugiere que durante esos meses se produjo un incremento cercano al 100 %.

Noticias relacionadas