• Las bicicletas de gravel cuentan con engranajes y geometría similares a las bicicletas de carretera, y los cauchos más anchos y nudosos de una bicicleta montañera. Si bien carecen de las horquillas de suspensión y los amortiguadores traseros que tienen las bicicletas montañeras, las de gravel permiten el acceso a lugares todoterreno, incluidos senderos embarrados, caminos de tierra y de grava triturada. Foto: iStock

Esta es un traducción hecha por El Diario de la nota What gravel cycling is and why you should give it a try, original de The Washington Post.

Krystal Salvent era una ávida ciclista de carretera, hasta que cayó en una zanja después de que un conductor la sacara del camino. Esa experiencia impulsó a la corresponsable de Black Girls Do Bike de Denver, Colorado, a comprar su primera bicicleta de gravel. “Si puedo eliminar ese obstáculo por mi cuenta y concentrarme más en el manejo de mi bicicleta, las rocas y tal vez las serpientes de cascabel, creo que estaré un poco mejor”, dijo.

Salvent representa a la creciente comunidad de ciclistas de gravel, quienes prefieren pedalear por los bosques y campos en lugar de estar cerca de vehículos y camiones, eso por motivos de seguridad. En los últimos 10 años hubo un aumento del 37 % en accidentes relacionados con bicicletas.

“Existe esta sensación de ‘¿Realmente quiero estar en la carretera?’”, mencionó Dirk Sorenson, director ejecutivo y analista de la industria del deporte en NPD Group, una firma de investigación de mercado.

Como un ejercicio de bajo impacto, el ciclismo es bueno para las articulaciones y rico en beneficios tanto para la salud física como mental. La investigación muestra que el ciclismo está asociado con una mejor condición física aeróbica y una reducción de riesgo de cáncer y mortalidad. Un pequeño estudio encontró que incluso una hora de ciclismo por semana se asoció con un mejor equilibrio. Además, salir a la grava significa pasar más tiempo en la naturaleza, lo que se ha demostrado que ofrece un plus psicológico.

Después de un crecimiento constante desde 2018, las ventas de bicicletas de gravel durante los 12 últimos meses, hasta febrero de 2022, aumentaron en 62 %, en comparación con febrero de 2020, detalló Sorenson.

Las bicicletas de gravel cuentan con engranajes y geometría similares a las bicicletas de carretera y los neumáticos más anchos y nudosos de las bicicletas montañeras. Si bien carecen de las horquillas de suspensión amortiguadoras y de los amortiguadores traseros que tienen las bicicletas montañeras, las de gravel permiten el acceso a lugares  todoterreno, incluidos senderos embarrados, caminos de tierra y de grava triturada.

Leer más  Qué provoca que tu cerebro procrastine y cómo afrontarlo

Rachel Olzer, cofundadora de Pedal 2 the People, una comunidad de ciclistas afrodescendientes, atribuyó gran parte de la popularidad de la grava a su accesibilidad. Dijo que muchos ciclistas quieren evitar el tráfico y explorar áreas remotas sin los desafíos del ciclismo de montaña, que incluye una curva de aprendizaje empinada y un grado de valentía necesario para mantenerse erguido en un terreno técnico. El ciclismo de gravel, que generalmente lleva a los ciclistas a terrenos más tolerables, tiene una barrera de entrada relativamente baja.

¿Estás inspirado para explorar el ciclismo de gravel, pero no sabes por dónde empezar? Aquí hay algunos factores que debes considerar.

Dónde manejar bicicleta 

Comienza con una ruta más corta y ponte al comienzo del sendero. Eso “en caso de que te encuentres en algún tipo de problema que involucre unos ocho kilómetros y el reto sea mucho más difícil de lo que pensabas”, aconsejó Olzer.

Una de las consideraciones más importantes para la planificación de rutas es la superficie sobre la que se conduce. “‘Gravel’ es un nombre un poco inapropiado”, aseguró Linda “Gravel Girl” English, cofundadora y directora ejecutiva de Dirty Freehub, una organización sin fines de lucro con sede en Bend, Oregon, cuya misión es compartir rutas ciclistas de grava. La palabra abarca una amplia variedad de superficies, incluida la grava de todos los tamaños y texturas, pavimento, caminos forestales, caminos de incendios, singletrack (senderos para bicicletas montañeras) y tierra.

Debido a que las rutas de grava no necesariamente están identificadas como tales, hablar con otros ciclistas es la mejor manera de obtener información precisa sobre el terreno, los cierres de carreteras y los peligros potenciales, comentó English. La mayoría de los clubes de bicicleta tienen grupos de Facebook para compartir consejos, o puedes pedir recomendaciones a tu tienda local de bicicletas. Los recursos en línea incluyen Gravelmap, que comparte caminos de tierra, y Dirty Freehub, que ofrece rutas seleccionadas en todo el oeste y brinda detalles sobre la elevación, la dificultad técnica, la señal de teléfonos celulares y el acceso a bicicletas eléctricas.

Strava, un rastreador de actividad física que permite a los usuarios compartir rutas, también puede ser útil, pero no es perfecto. Mer Parra, gerente de marketing y servicio técnico de bicicletas de Dirt Rooster Bicycles en Catonsville, Maryland, explicó que usó la función de “mapa de calor”, que muestra rutas populares para planificar un recorrido de grava. Aunque eso funcionó bien en ocasiones, debido a que estos mapas representan datos históricos en lugar de datos en tiempo real, se encontró con “todo tipo de problemas”, como un puente arrasado y un camino inundado que la obligó a cambiar de ruta.

Leer más  ¿El Banco de Venezuela está enviando un correo electrónico para informar sobre el bloqueo temporal de la cuenta?

Presión de los cauchos

Si bien siempre debes llenar de aire los cauchos antes de un viaje, determinar la cantidad es complicado, dijo English. La presión recomendada marcada en los lados de cada caucho es una guía aproximada. “Depende de tu peso, de dónde conduces y del ancho de los neumáticos”, pero la mayoría de las personas manejan con demasiada presión, señaló English. Una presión más baja le brinda más tracción en terrenos irregulares.

Por ello, sugirió herramientas gratuitas online (como las de Silca y Gravel Cyclist) como punto de partida y ajustar la presión de los neumáticos a mitad del camino según sea necesario. “Si el camino se vuelve irregular, similar a una plataforma de lavar ropa o si se pone arenoso, dejamos que salga el aire”, dijo English.

Qué llevar 

Así como lo harías para el ciclismo de carretera o de montaña, al menos lleva herramientas para cambiar un pinchazo. Si bien todos los ciclistas deben tener una palanca para neumáticos y un par de cartuchos de CO2 o una bomba, los elementos adicionales, que también son imprescindibles, dependen del tipo de caucho.

Kevin English, cofundador de Dirty Freehub junto con su esposa, Linda, dijo que si estás usando cauchos sin cámara de aire, necesitas un spray sellador, un removedor de núcleo de válvula (necesario para crear una abertura por donde insertar el sellador ) y dynaplugs, que tapan pinchazos e inflan cauchos. Muchos ciclistas de gravel prefieren neumáticos sin cámara de aire porque pueden rodar con presiones más bajas sin el riesgo de que esa cámara pinche el caucho.

Salvent sugiere llevar dos cámaras de aire adicionales, ya sea que use cauchos con cámara o sin cámara, en caso de una avería importante, así como una herramienta múltiple para problemas mecánicos básicos.

Leer más  La OMS declaró que el covid-19 sigue siendo una emergencia sanitaria internacional

Linda English dijo que el perfil de riesgo de su viaje determina el resto de su lista de empaque: “Si estoy usando nuestros caminos locales para ciclismo de montaña combinados con algunos caminos agrícolas de grava, hay tanta gente por ahí que no me preocupo demasiado”.

Precauciones de seguridad

Por otro lado, detalló English, “si estoy a 65 kilómetros en medio de la nada, sin señal telefónica”, la preparación es diferente.

Para viajes más remotos, la pareja English lleva mucha agua y comida, sus teléfonos, computadoras para bicicletas con GPS Wahoo y un dispositivo de comunicación satelital. 

Kevin English sugirió descargar la aplicación Avenza Maps, que no requiere conexión a Internet. “En caso de que te hayas desviado de tu Wahoo o no estés muy seguro de dónde te encuentras, todavía tienes un mapa realmente bueno para mirar”.

Salvent aconseja llevar una luz trasera y un faro. Las capas adicionales (de equipaje) son útiles en caso de emergencias o de un clima inesperado. Una vez, Kevin esperó dos horas a un equipo de rescate después de que se rompió la pelvis en un paseo de gravel.

Olzer y su pareja comparten sus ubicaciones en caso de emergencias. Los ciclocomputadores con GPS y aplicaciones como Google Maps, Find My iPhone y Strava facilitan esta tarea.

Qué indumentaria usar

Si bien muchos ciclistas usan pedales planos, si los eliges automáticos (el tipo que se conecta directamente a un taco en tu zapato), Parra sugirió un sistema de montaña como SPD versus un sistema de carretera.

Parra aseguró que andar en grava implica “detenerse, bajarse y caminar y tener que cruzar algo que podría estar en el camino”, situaciones para las que se diseñaron las suelas flexibles y los tacos empotrados de los zapatos de bicicleta de montaña.

Los ciclistas de gravel, quienes son más propensos a detenerse para tomar algo (mochileros en bicicleta), tienden a usar ropa que es “menos spandex y de Lycra”, detalló Parra, con énfasis en la comodidad y la utilidad.

Lo que sea que uses, sin importar a dónde vayas, qué tan lejos andes en bicicleta o qué lleves, no te preocupes demasiado por cometer errores, dijo Parra. “Todo el mundo se sube a una bicicleta para tener sus propias aventuras”.

Traducido por José Silva.

Noticias relacionadas