• Luego de 22 años al frente de PJ, Julio Borges saldrá de la coordinación nacional del partido. En comparación con los procesos internos de los otros partidos del G4, la de PJ luce a priori como una de las renovaciones más amplias. “Es cuestión de generar equilibrios”, dijo para El Diario Tomás Guanipa, secretario general de PJ. No obstante, la profundidad real de los cambios se observarán después de las elecciones internas del 9 de julio

Cuando Primero Justicia (PJ) se convirtió en un partido político en el año 2000, decía ser la bisagra de la renovación política en Venezuela. De alguna manera lo fue: no solo rompieron con la hegemonía de Acción Democrática y Copei, los partidos de la democracia, sino que varias caras nuevas, como las de Julio Borges, Henrique Capriles o Carlos Ocariz, se presentaron como un alternativa al statu quo de los liderazgos políticos. 22 años después, en medio de un régimen que dilapidó las aspiraciones democráticas de la oposición, pero además en un contexto en el que los dirigentes se aferraron a sus cuotas de poder partidista, la idea de la renovación vuelve a estar en el foco de PJ.

Algunas cosas ya han empezado a cambiar en Primero Justicia. El partido anunció un proceso de renovación y de relegitimación que, aunque no será un borrón y cuenta nueva dentro de la dirigencia, dejará salidas importantes en la dirección, como la de Julio Borges; cambiará la estructura organizativa del partido; permitirá a sus militantes elegir a sus representantes a través de unas elecciones previstas para el próximo 9 de julio; y culminará con un congreso programático y de ideas que siente las bases para la propuesta electoral de PJ en las primarias de la Plataforma Unitaria Democrática (Puede) en 2023.

“Este proceso tiene que ver con la adecuación de la estructura de dirección del partido a una conducción mucho más colectiva, donde haya espacios para que en la toma de decisión pueda participar más gente, distribuyendo áreas que para nosotros son muy estratégicas, para el relanzamiento y el crecimiento del partido”, explicó para El Diario Tomás Guanipa, actual secretario general de PJ.

Renovación de Primero Justicia incluirá altos cargos pero mantiene expectantes a las juventudes y mujeres del partido
Tomás Guanipa. Foto: Víctor Salazar

Nueva estructura

A principios del mes de mayo, el Comité Político Nacional de Primero Justicia aprobó la reforma de los estatutos para reestructurar la organización del partido. De acuerdo con lo aprobado, la estructura consistirá en una presidencia y en cinco vicepresidencias. Esto supone que PJ pasará a tener el doble de cargos de dirección existentes hasta ahora, cuando tiene solo tres: un coordinador nacional, que ejerce Julio Borges; un secretario general, que es Tomás Guanipa; y un secretario de organización, que ostenta Edinson Ferrer.

El presidente tendrá múltiples funciones, según explicó Guanipa. Estas son: coordinar las áreas que están involucradas en las vicepresidencias, en las coordinaciones nacionales y en las secretarías nacionales; representar al partido frente a otras organizaciones políticas y autoridades institucionales del país; la vocería principal del partido; así como la administración financiera.

Esta estructura de una presidencia y cinco vicepresidencias no solo será en la organización nacional, sino también en las coordinaciones municipales, parroquiales y regionales. Con respecto a las cinco vicepresidencias, estas serán: Asuntos Políticos; Organización,  Estrategia, Comunicaciones y Relaciones Internacionales; Formación y Programas; Nuevas Generaciones.

Sin embargo, uno de los vacíos de la reestructuración de PJ será la paridad de género en cada uno de estos cargos. A diferencia de Voluntad Popular o Un Nuevo Tiempo, que ya han anunciado el requerimiento de cuotas de género en las planchas o cargos, en Primero Justicia aseguran que darán impulso a la representación de la mujer sin que esto sea una “camisa de fuerza” a la hora de elegir a sus representantes.

“En algunos espacios se dice que debería existir una secretaría de promoción de la mujer, y a nosotros nos parece que eso puede encasillar a la mujer”, justificó Guanipa. Lo que proponen, en cambio, es establecer en cláusulas la participación de las mujeres, así como la promoción de políticas para la integración de las mujeres en el partido. “Queremos que la mujer tenga igualdad de oportunidades para que, no por su sexo sino por su competencia, por su liderazgo y por su competencia, puedan tener la tranquilidad de que van a ser reconocidas sin ser jamás discriminadas por género”, añadió Guanipa.

Leer más  Movistar dejará de prestar servicio de televisión satelital en Venezuela: ¿cuándo entrará en vigencia la medida?

Aunque la promoción de las políticas de inclusión son bien vistas en las bases de PJ, podría no ser suficiente. “Las cuotas de género son un incentivo para educarnos como sociedad frente a la necesidad de reivindicar los derechos y las oportunidades que las mujeres, en las mismas condiciones que los hombres, han logrado por costumbres sociales históricas”, dijo para El Diario Marialbert Barrios, una de las mujeres jóvenes referentes de PJ. “Hablar de igualdad de género es comprometerse con el desarrollo de un país”, añadió. No obstante, valora la iniciativa del partido por ser un paso que no todos los partidos han dado.

Renovación de Primero Justicia incluirá altos cargos pero mantiene expectantes a las juventudes y mujeres del partido
Marialbert Barrios. Foto: Víctor Salazar

Nuevas caras

Comparado con el proceso de renovación o relegitimación que también transitan en Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo (en Acción Democrática solo será “reorganización”), el de PJ luce a priori como una de las renovaciones más amplias. No solo por los cambios estructurales –que también harán en VP y UNT–, sino porque algunos de sus líderes más visibles serán reemplazados. Aunque el nivel real de la renovación de PJ se terminará de ver en las elecciones internas.

El cambio de nombres más importante que afrontará PJ, según pudo conocer El Diario de diversas fuentes del partido, será la salida de Julio Borges de la dirección después de dos décadas en ese cargo. Su reemplazo, dijeron las personas en condición de anonimato, será María Beatriz Martínez, quien asumirá la presidencia del partido. La dirigente fue electa como diputada de la Asamblea Nacional (AN) en el año 2015 y actualmente es coordinadora general de PJ en el estado Portuguesa. Aunque deberán refrendarlo en las elecciones internas, Martínez tiene el apoyo de distintos sectores del partido y su elección se da por hecha.

Con la elección de Martínez, dijeron las fuentes a este medio, PJ busca romper con la etiqueta de “partido de Miranda”, estado en el que nació y tiene su mayor fuerza política. Al ser de Portuguesa, PJ busca dar protagonismo a las regiones. Uno de los retos que señalan que tendrá, sin embargo, será el de tener la autonomía necesaria y no responder a las autoridades salientes.

Pero el de Borges no será el único cambio. Este medio pudo saber que José Guerra, quien actualmente está fuera del país y firmó una carta pidiendo a EE UU el levantamiento de sanciones a Venezuela, quedaría a cargo de la jefatura del partido en Caracas. Y en el estado Miranda, clave para PJ, dos ajustes importantes: Andrés Scholeter quedaría al mando del estado –busca generar el consenso en torno a su candidatura, según dijo para El Diario–, y Pedro Méndez pasaría a liderar el partido en el municipio Sucre. Gabriel Santana, actual coordinador de PJ en Chacao, dijo tener el consenso de los militantes del partido, por lo que sería ratificado.

municipio Sucre
Andrés Scholeter

Que la renovación de caras sea más amplia en PJ que en el resto de partidos, sin embargo, tampoco debe sorprender. En comparación con Voluntad Popular, uno de las formaciones más perseguidas por el régimen chavista, los principales liderazgos de PJ continúan en el país. Y a diferencia de UNT, cuyo principal poder político gira en torno al liderazgo de Manuel Rosales, en PJ tiene más representantes políticos consolidados en el país, algunos de los cuales podrían ser candidatos presidenciales.

Leer más  “Error 404: Democracia no encontrada”: durante 2021 se registraron 93 casos de agresiones contra trabajadores de la prensa en Venezuela

Equilibrio en la renovación

De momento los cambios estructurales anunciados por la nueva directiva, así como la convocatoria de las elecciones internas, satisfacen a los nuevos liderazgos del partido. Algunos de ellos, como Gabriel Santana y Andrés Scholeter dijeron considerarlos como un avance, particularmente con la creación de la vicepresidencia para las nuevas generaciones, que será una instancia a parte de la secretaría juvenil del partido, la cual seguirá existiendo.

Nuevas generaciones. Según explicó Tomás Guanipa, esta vicepresidencia se encargará de orientar y apoyar la formación en políticas públicas de los militantes de entre 25 y 40 años de edad.

La expectativa es que, así como hay quienes no esperan que la promoción de las mujeres quede encasillada en la presidencia de una mujer, tampoco la participación de la juventud en la toma de decisiones del partido se limite a la creación de la vicepresidencia de nuevas generaciones.

“Más allá de que si existe una esa vicepresidencia, que me parece excelente, el verdadero espacio donde tenemos que estar los nuevos líderes es en los espacios de toma de decisiones a nivel municipal, regional y nacional. Ahí es donde ocurre una verdadera renovación”, dijo Santana.

No obstante, tanto Santana como Guanipa bajan las expectativas de quienes esperan un cambio de toda la cúpula actual del partido, incluso a nivel municipal y regional. Coinciden, por lo tanto, en que la renovación debe pasar por generar un equilibrio entre los dirigentes con más experiencia y los que han surgido en años recientes.

“El planteamiento por parte de las nuevas generaciones nunca ha sido de que haya un borrón y cuenta nueva, porque al final la experiencia que puedan tener esos dirigentes es extremadamente valiosa”, aseveró Santana. “Ellos siguen teniendo muchas capacidades de aportar al partido y al país. Elecciones y decisiones malas puede tener cualquiera, el tema es cómo rectificas y puedas estar en una organización”, añadió.

A pesar de que en Primero Justicia tenemos un interés demasiado grande en la promoción de la mujer y del joven, entendemos perfectamente que esto es una cuestión de equilibrios. Así que la expectativa de cambio que pueda haber por rostros nuevos, cuando termine este proceso, yo siento que la gente va a sentir que es bueno lo que estamos haciendo desde PJ”, explicó Guanipa.

Para garantizar que la renovación además sea a largo plazo, dijo Guanipa, establecieron una cláusula en los nuevos estatutos para disminuir el periodo de los cargos de seis a cinco o cuatro años –está en discusión, aseveró–, con opción a reelección por un periodo más. “Para consolidar algunos liderazgos hace falta tiempo. Requiere no solamente de tiempo, sino también de mucha constancia”, justifica el secretario general de PJ.

Primero coherencia

Dos aspectos que han estado ausentes en los liderazgos de Primero Justicia en los últimos años han sido el consenso y la coherencia. En muchos temas trascendentales, como la permanencia del gobierno interino de Juan Guaidó, la continuidad de la Asamblea Nacional electa en 2015 o incluso la participación en elecciones, líderes de peso –como Juan Pablo Guanipa, Henrique Capriles o Julio Borges- han tenido posiciones públicas diametralmente opuestas. La consecuencia ha sido que, de cara a la sociedad, PJ se haya convertido por momentos en varios partidos a la vez.

“Ese es el reto más importante que estamos desarrollando en este proceso de renovación”, reconoce Guanipa sobre tener una sola voz como partido. “El propósito es una directiva que tome decisiones políticas en cada una de las áreas para que las posiciones que cada quien pueda difundir sea exactamente coherente con los que hemos decidido como partido y que no ocurra lo de los últimos tiempos, que distintos voceros del partido tengan posiciones distintas sobre el mismo tema”.

Leer más  ¿Qué es el embarazo ectópico?

Esas contradicciones en la vocería, dijo el secretario de organización, desdibujan a PJ como organización política. “Eso nos aleja de nuestro objetivo de que la gente sepa cuáles son nuestros valores y principios”, reconoció. Tanto Santana como Schloeter coincidieron en que es uno de los inconvenientes más urgentes que se debe zanjar en el proceso de renovación.

No obstante, Guanipa aseguró que tener posiciones comunes no implica que PJ solo tenga un solo vocero. “Una de las cosas que le ha hecho daño a la política en Venezuela es que los partidos que han ido emergiendo durante el tiempo, se convirtieron en partidos muy personalistas, donde existe un líder y lo que pase con él, es lo que pasa con el partido”, dijo sin ejemplificar.

Pero ese consenso que esperan lograr en la vocería a partir del proceso de renovación, esperan también ponerlo en práctica antes de las elecciones internas. Guanipa comentó que la intención de las autoridades de PJ es que en cada municipio, parroquia y estado del país, así como con las autoridades nacionales, haya consenso para postular una sola plancha. En los casos en los que no sea posible llegar a acuerdos, se presentarán dos o más planchas. Se logre o no la unidad en cada candidatura, deberá pasar por las elecciones internas para ratificar o definir la decisión.

Las fechas de la renovación de PJ

nnu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003e24 de mayo: Cierre del Registro Electoral (RE) de Primero Justicia.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003e2 de junio: Publicación del RE.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003eDel 3 al 5 de junio: Impugnaciones del RE.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003e9 de junio: Publicación del registro definitivo.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003eDel 22 al 25 de junio: Aprobación de los centros electorales de votación, a cargo del Comité Electoral Regional (CERE).u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003eDel 10 al 14 de junio: Postulaciones de los candidatos a las elecciones internas.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003e21 de junio: Publicación de las listas finales de los candidatosu003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003eDel 2 al 7 de julio: Designación de los testigos electorales de los aspirantes.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003eDel 22 de junio al 7 de julio: La campaña electoral de los candidatos.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003ennu003c!u002du002d wp:paragraph u002du002du003enu003cpu003e9 de julio: Elecciones.u003c/pu003enu003c!u002du002d /wp:paragraph u002du002du003e

Pensando en 2023

El proceso de renovación de PJ, que termina con las elecciones internas del 7 de julio, es la primera de dos fases. Una vez electas las nuevas autoridades, el partido realizará un congreso programático que apunta hacia las elecciones primarias de 2023 convocadas por la Plataforma Unitaria Democrática (Puede) y, en caso de ganar el candidato de PJ, hacia las presidenciales de 2024.

“El congreso programático no intenta ser un congreso ideológico”, aclaró Guanipa. “Somos un partido centro humanista que tiene unos documentos doctrinarios que son bastante claros y bastante amplios. En este momento, cuando estamos cerca a una elección primaria presidencial, creemos que es fundamental que este congreso programático tenga como objetivo fundamental poder contarle a Venezuela todo lo que nosotros haríamos si hubiese un gobierno democrático dirigido por un justiciero”.

Desde AD y VP creen que la reestructuración interna de cada partido debe hacerse en paralelo con el de la coalición. “Puedes caminar y mascar chicle a la vez”, le dijo a El Diario Carlos Prosperi, secretario de organización de Acción Democrática. Guanipa, en cambio, dijo que todo este proceso interno forma parte de “ordenar la casa” antes de organizar la coalición con el resto de partidos opositores. “Es todo un programa integral que le estamos dedicando a la casa para después poder ser mucho más útiles a la unidad”, aseguró.

Noticias relacionadas