• El politólogo Gustav Brauckmeyer explicó que la exigencia de visas en varios países de la región hace que los venezolanos descarten migrar hacia esos destinos

Gustav Brauckmeyer, politólogo y director ejecutivo del Centro para el Desarrollo Económico Equilibrium, explicó que actualmente los venezolanos prefieren cruzar la selva del Darién, frontera de Colombia y Panamá, antes de migrar a algún país de Latinoamérica.

En una entrevista para Unión Radio, Brauckmeyer explicó que los cambios de gobierno en el continente y las secuelas económicas producto de la pandemia del covid-19 han provocado que los migrantes se decidan por llegar a Estados Unidos.

Brauckmeyer indicó que las nuevas exigencias migratorias de muchos países en cuanto a la solicitud de visas para los migrantes venezolanos han hecho que la región deje de ser opción para migrar.

Destacó que ambos países deben buscar soluciones que disminuyan los riesgos de las personas que piensan migrar a través de este paso irregular.

El experto instó a los venezolanos que lograron cruzar el Darién a no incentivar a sus familiares y amigos a hacer lo mismo, ya que este es un proceso sumamente riesgoso.

El peligroso paso por el Darién

De acuerdo con cifras de organizaciones humanitarias, más de 10 migrantes venezolanos han fallecido en lo que va del año 2022. nnSe estima que habría un número mucho mayor, pero actualmente se desconoce porque las autoridades no tienen presencia en la zona.

Una ruta más segura

Los gobiernos de Colombia y Panamá acordaron reunirse para establecer una ruta “segura” para disminuir los riesgos de los migrantes que caminan diariamente por la selva del Darién con la finalidad de intentar llegar a Estados Unidos.

Leer más  Estudio muestra el auge de casas webcam en zonas fronterizas entre Colombia y Venezuela

La Defensoría del Pueblo de Panamá informó que se han realizado reuniones para definir una estrategia institucional que garantice un tránsito seguro para las personas que cruzan diariamente la frontera entre ambos países.

De acuerdo con el diario La Prensa de Panamá, Eduardo Leblanc, defensor del Pueblo de esa nación, informó que representantes de Colombia y Panamá se reunirán en agosto para plantear la necesidad de disminuir los riesgos para estos viajeros y velar por la seguridad de los niños, niñas y adolescentes.

Leblanc también alertó que actualmente es difícil conocer una cifra aproximada de los migrantes desaparecidos tras ingresar a la selva.

Noticias relacionadas