• “Caras creadoras” es el nombre de esta edición del encuentro teatral, que se realiza en el Urban Cuplé del CCCT. Incluye 17 piezas que se pasean por la comedia ligera, el humor negro, el drama, el terror y el amor. Las funciones son de miércoles a domingo, con promociones que dependen del día, y se extenderán hasta el 28 de agosto. Sus productores, Malala Dubuc y Robert Chacón, hablan de la importancia de dar cabida a las nuevas visiones de la escena local

Desde sus inicios como formato comercial, hace poco más de una década, el microteatro se mantiene como una alternativa rápida y entretenida –en la que se mezclan también la fiesta y la comida– para medir el pulso a la escena alternativa. Se extendió rápidamente y ciudades como Buenos Aires o Miami han hecho sus propias versiones. En Venezuela se presenta como Microteatral Caracas en el Urban Cuplé del CCCT por segundo año consecutivo.

Son 17 propuestas de 15 minutos de duración en las que se encuentra humor negro, comedia ligera, drama, amor y, en ocasiones, demasiados gritos que se cuelan de una sala a otra. Las funciones comenzaron el pasado 28 de julio y se extenderán hasta el 28 de agosto, de miércoles a domingo en horario comprendido entre las 6:15 pm y las 8:45 pm. La edición incluye promociones de 3×1 y 2×1, dependiendo de los días; además ofrece la “Ruta del día” con la que los espectadores pueden ver seis obras prestablecidas. Las entradas se pueden adquirir en las taquillas del Urban Cuplé y a través de solotickets.com.

Microteatral Caracas: otra vuelta a la historia exprés  
Martin hahn participa con la pieza Dale con el palo. Foto: Manuel Merchán

Este 2022 Microteatral Caracas se titula “Caras creadoras”, pues la intención es dar cabida a las nuevas visiones del arte escénico y revalorizar los rostros de sus hacedores, de acuerdo con los productores del evento Malala Dubuc y Robert Chacón. “Creo que es una edición muy interesante a nivel de discursos artísticos”, asegura Dubuc. Y Chacón complementa: “Quisimos construir una programación diversa a nivel de los géneros del teatro y de los temas que tratan cada una de las salas. Considero que esta temporada es una de las más completas. Estamos muy agradecidos porque hemos recibido cerca de 100 propuestas para estas dos ediciones. Esto habla muy bien del ímpetu que caracteriza a nuestros creadores y creadoras”.

En las salas el espectador podrá ver montajes dirigidos por José Simón Escalona, Doustin Zapata, Manuel Marchán, Gabriela Rodríguez, Daniel Fagundez, José Gregorio Martínez, Francisco Aguana, Martin Hanh, Fernando Martínez, Roberto Franchi, José Abreu, Henry Zapata, Carlos Díaz, Daniel Dannery, Jennifer Gásperi, Mario Sudano y Nelson Ortega.

Las piezas están distribuidas en dos pisos. De allí el público puede escoger entre títulos como Amistad, Toxicmanía, Agua con olor a cloro, Licenciatura en Only Fans, La santa cagada, El juez y los nudos, Bloody Hell, Metamorfosis, Playlist y La matasano; todas para mayores de 16 años de edad.

Aunque el lanzamiento de Microteatral Caracas ocurrió aún en confinamiento por pandemia, a mediados de 2021, este año las dificultades no han sido menores. Sin embargo, Chacón asegura que la necesidad de crear sobrevive y se fortalece: “El objetivo ahora tiene más valor que nunca. Proporcionar un espacio de intercambio de visiones desde las diferentes perspectivas del teatro. Conseguir un punto de encuentro es un objetivo claro para este evento. Creemos firmemente en la diversidad y en las diferencias a nivel artístico. Así que revalorizar el teatro presencial y proporcionar un espacio para la libre creación dentro de Caracas es fundamental para nosotros”.

Microteatral Caracas: otra vuelta a la historia exprés  
Gabriela Rodríguez protagoniza Para todo publico en la sala 2. Foto: Manuel Merchán

Desde el ámbito económico, Dubuc añade que el reto es inmenso: “Es evidente que en el futuro cercano tendremos que apoyarnos en marcas que nos permitan cubrir parte de los costos de producción del evento. Trabajamos en función de que eso sea así en las próximas ediciones”. Es por esto que aún no está en planes replicar Microteatral en el interior del país. Aunque sostiene: “No descartamos la posibilidad de participar en experiencias del formato en otras ciudades; sin embargo, actualmente no es nuestra prioridad”.

Un lugar para comenzar

Doustin Zapata es uno de los directores más jóvenes de la edición. Previo a esta ocasión había dirigido una obra de microteatro titulada El príncipe encantador, con los actores Gonzalo Guerrero y Edyson Mata. “He tenido más experiencias como asistente de dirección, y me gustaría resaltar que de todos los directores he adquirido un vasto aprendizaje que me ha permitido prepararme para esta oportunidad”.

Participa en esta edición con la obra Para todo público, que se presenta en la Sala 2, protagonizada por Gabriela Rodríguez y Liha Rebeca. “Hay espacios que son más amables de encontrar. Microteatral es uno de ellos. Te permite explorar, probar, y experimentar. A final de cuentas, es un tema de buscar esas oportunidades que no son escasas. No son sencillas, pero tampoco imposibles. Si esto es lo que uno quiere, hay que seguir intentándolo”, finaliza.

La voz femenina

De las 17 propuestas teatrales, solo dos están escritas y dirigidas por mujeres. Ellas son Gabriela Rodríguez con La reina del llanto (Sala 4) y Jennifer Gásperi con la obra Demasiado humana (Sala 15). Participan desde la dramaturgia Patrichia Parra con Una buena mamá, quien además la protagoniza junto a Henry Soto (Sala 7), y Mariely Ortega con BFF, porque nadie sabe mejor que tu amiga (Sala 17). Y como parte de la oferta hay un monólogo breve de la autora argentina Lucía Laragione: El silencio de las tortugas (Sala 5).

Giannina pavone está en el montaje de Demasiado humana de Jennifer Gasperi. Foto: Manuel Merchán

Gásperi repite en esta edición de Microteatral tras haber participado en 2021 con el montaje Persona, que forma parte de suerte de trilogía escénica. En esta ocasión propone un texto que le pregunta al espectador: “¿Una mujer frente a una cámara está frente a una vitrina o frente a un obstáculo?”. El monólogo está protagonizado por Ingrid Serrano Duque/Giannina Pavone.

Es para la artista un proyecto necesario: “De esos que tienen algo importante para decir en este momento. Microteatral, para mí, siempre ha sido un espacio para explorar e investigar textos y estéticas propias. Demasiado Humana surge de mi necesidad de mostrar algo que viví en mi propia piel y que muchas otras personas también han experimentado en sus propias pieles”.

La directora reside desde hace cinco años en Argentina; las actrices en Venezuela. Así que el proceso de creación del espacio escénico se llevó a cabo a partir de plataformas como Zoom, Google Meets, Telegram y WhatsApp. “Durante la pandemia e incluso un poco antes, comencé a investigar en la formación y creación a distancia, las nuevas estéticas posibles y la hibridación de lenguajes en lo performático. Demasiado humana tiene mucho de todo esto: la cercanía en la distancia, la aparición de la otredad-pantalla, la capacidad de conectar genuinamente o superficialmente, según elija quién usa la herramienta y lo expuesta que está la intimidad ante la sobreexposición. El equipo ha sido maravilloso: paciente, flexible, generoso, con muchas ideas para aportar y, trabajar con estas actrices, un honor”.

Después de un profundo proceso de transformación, cuenta que hay muchas emociones asociadas: “Lo primero, es que me he sentido muy sostenida y acompañada por el equipo: Ingrid, Ginna, José y Costa han sido un apoyo amoroso, creativo y consecuente. Su trabajo le ha dado la fluidez y liviandad al proyecto que, siendo a distancia, podría ser áspero. Esto también se extiende al equipo creador y de producción de Microteatral. Me siento muy honrada de formar parte de esta edición con un proyecto como este. Me interesa seguir haciendo teatro para conectar y para conversar, que quien asista a la obra se lleve preguntas sobre lo propio. Eso me resulta muy movilizador y me reconecta con las ganas de seguir produciendo proyectos sensibles y que generen más preguntas que respuestas”.

Playlist, dirigida por Daniel Dannery, en la sala 14. Foto: Manuel Merchán

Adaptación de los discursos

El escritor y guionista Martin Hahn participa con una versión teatral de su serie web Vivir y convivir en Venezuela, que se transmite por YouTube en episodios de entre 5 y 10 minutos. Se titula Dale con el palo y ocupa la Sala 8, con un elenco encabezado por Giuliana Rodríguez, Pedro Arias y Gala Antonieta Acero.

En Microteatral se tiene la oportunidad de ver las tendencias el teatro contemporáneo. Es una ventana hacia lo nuevo, lo experimental, lo clásico; con temas contemporáneos que nos afectan como sociedad. Es un menú muy completo. Yo tengo una comedia realista social, pero hay melodramas históricos o planteamos de lo que somos como seres humanos. Lo cierto es que Microteatral ha renovado su menú, por eso estoy aquí. Ya no es un circo, ahora es una feria con un concepto dinámico y experimental”.

Hahn cuenta que la dinámica de llevar el planteamiento social del proyecto del streaming a la escena fue particular: “La serie web muestra de manera jocosa la realidad que estamos viviendo en el país desde ese sentido del humor que caracteriza al venezolano. El reto de hacerlo en teatro era llevar al discurso teatral lo que se había concebido primero como un audiovisual; creamos entonces un capítulo especial completamente teatral para acercar al público desde otro discurso. Más que promocionar la serie, en Microteatral hicimos una estrategia que demuestra que los personajes son tan cercanos a nosotros como nosotros mismos”.

Noticias relacionadas