• La venezolana nació el 28 de agosto de 1917. Desde muy pequeña se dedicó al trabajo de campo y hoy su relato se conoce gracias a las redes sociales

Anagustina Coronel de Yáñez cumplió 105 años de edad el 28 de agosto de 2022. Nacida en el año 1917 y oriunda de San Cristóbal, estado Táchira, es considerada una de las mujeres más longevas del país de las que se tiene registro actualmente.

De acuerdo con el testimonio de una de sus hijas, Mercedes Yáñez, para el diario La Nación, Coronel vivió la mayor parte de su vida en el barrio La Romera de San Cristóbal. Allí hizo su vida junto a sus otros siete hermanos. De ellos, solo queda con vida una hermana que vive en Estados Unidos y que tiene 90 años de edad.

Su historia 

La historia de Anagustina Coronel, una venezolana que cumplió 105 años de edad 
Foto: La Nacion

Anagustina empezó a trabajar desde muy joven en el campo. Se dedicaba a recoger el café en la Hacienda Pirineos con sus hermanas y su mamá (Consuelo de Coronel). También, en sus tardes libres, ayudaba a su familia a lavar ropa en la quebrada La Bermeja.

Aunque se desconoce la fecha, contrajo matrimonio con Pedro Yáñez  Rodríguez, quien falleció hace varios años. Vivieron en La Concordia y en La Ermita, donde ambos decidieron emprender una bodega que estaba ubicada cerca del mercado de la zona. 

Leer más  La serie Enrique y Meghan llegará a Netflix a pesar de las críticas del Palacio de Buckingham

Asimismo, la pareja tuvo un total de 10 hijos, quienes son: Salomón, Irene, Luis Eduardo, Miguel Ángel, María Rosario, Gerardo, Pedro Manuel, Mercedes Elena, Ana Yolanda, Luis Andrés. De ellos, seis hijos aún viven y la familia ya contabiliza al menos 25 nietos, 37 bisnietos y 15 tataranietos.

Anagustina Coronel: su ida y venida de su ciudad natal 

Anagustina Coronel quedó viuda tras de 14 años de matrimonio. Luego de la muerte de sus padres y de su pareja los viajes hacia San Cristóbal dejaron de ser frecuentes. Actualmente su movilidad es limitada debido a una condición de salud. 

Su hija Mercedes Yáñez relató que Anagustina empezó a perder la memoria significativamente a la edad de los 97 años de edad. También se le dificulta moverse de un lado a otro debido a que sufrió una fractura en la pelvis. 

Ella perdió su memoria aproximadamente a los 97 años de edad y se cayó y fracturó la pelvis, lo que la mantiene en cama actualmente”, mencionó su hija.

Sus hijos describen a su madre como una mujer luchadora por cada uno de sus hijos. También mencionan que es un ejemplo a seguir, pues hoy continúa con el mismo ánimo a pesar de las circunstancias más adversas. 

Leer más  ¿Cuánto es el salario del profesional con experiencia en el sector privado del estado Zulia?

El hombre más anciano del mundo está en Venezuela

En Venezuela la persona con más edad, hasta ahora, se encuentra en el estado Táchira. Su nombre es Juan Vicente Pérez Mora y nació en El Cobre, municipio José María Vargas, el 27 de mayo de 1909, por lo que tiene 113 años de edad. 

El Guinness World Records confirmó el 4 de febrero de 2022 que el venezolano Juan Vicente Pérez es el hombre más longevo del mundo. Con el número de cédula 1.900.871, el tachirense tiene una memoria formidable. Tal como logró recopilar el equipo de El Diario en 2021, Freddy Abreu, su sobrino, afirmó que las historias y anécdotas que cuenta el campesino demuestran la claridad de sus recuerdos. 

A “don Vicente”, como le dicen algunas personas cercanas por cariño, lo describen como un hombre tradicional, sin ánimos de ser popular o ser reconocido como una figura pública; asimismo, aseguran que fue un gran padre y cabeza de familia, pues se dedicó a su descendencia con amor y con esfuerzo por formar hombres y mujeres de bien. 

En El Diario también hemos contado la historia de Martina Pernalete, de 117 años de edad y que actualmente vive en Valencia, estado Carabobo. Esta venezolana tenía 74 años de edad cuando obtuvo su primera cédula de identidad. Nació el 18 de junio de 1903 y en el papel manifestó no saber escribir. A pesar de esto, tiene su memoria intacta, la misma que la hace acordarse de su hogar en el pueblo viejo de Atarigua, en el estado Lara. 

Leer más  Ordenaron cierre de playas en Lechería por derrame de petróleo

Ella también recuerda a Jesús Cordero y María Julia Pernalete, sus padres, además de su única hermana Simona, quien tampoco tuvo hijos. No se le olvida ningún nombre y es ella misma quien relata su historia. No aprendió a leer ni a escribir, cuenta. Tampoco sufre de ninguna enfermedad crónica y solo ha sido operada por cataratas en sus ojos.

Noticias relacionadas