• Pacientes renales en todo el país denuncian que no hay inversión en los centros para tratarlos. Todas las máquinas habilitadas presentan algún tipo de falla, según la verificación hecha por el equipo periodístico de Cotejo.info. En Venezuela la data de máquinas activas no se actualiza desde 2014

En Venezuela persiste la crisis sanitaria, un hecho que era tangible antes de la pandemia y que se agravó en el transcurso de los últimos dos años.

La atención de una buena parte de la comunidad de pacientes con enfermedades crónicas quedó en segundo plano durante varios meses, pero las denuncias de las fallas del sistema de salud nunca cesaron y se mantuvieron vigentes en la voz de los afectados.

En la actualidad son más frecuentes los reclamos de las personas con padecimientos crónicos, como los pacientes con deficiencias renales, que deben ahora sortear varios obstáculos para ser atendidos en los centros públicos de diálisis. Las principales quejas se enfocan en el déficit o la inoperatividad de las máquinas de diálisis.

Para muestra, un reportaje publicado en julio del presente año, titulado: 48 % de las máquinas de diálisis en Maracaibo y San Francisco están inoperativas. Este medio de comunicación denunció una realidad que se hace extensiva a toda Venezuela, como pudo corroborar el equipo de Cotejo.info tras profundizar en el tema y diseñar una base de datos que evidencia que hacen falta entre 600 y 800 máquinas para brindar una adecuada atención de estos pacientes.

Entre 600 y 800 máquinas de diálisis hacen falta para enfrentar déficit en atención de pacientes renales en Venezuela
Pacientes renales. Foto: EFE

Las fallas constantes y la paralización de estos equipos médicos representan una condena para los pacientes renales, cuya vida depende de este tratamiento recurrente considerado como un soporte vital.

De acuerdo con los datos aportados por la organización Amigos Trasplantados de Venezuela para un reportaje publicado en enero de 2021 por Voz de América, entre los años 2012 y 2019 existían unos 15.000 pacientes renales cuya atención se  distribuía en 128 unidades de diálisis. 

Estos números se han reducido en los últimos años por la muerte de cientos de pacientes que no recibieron tratamiento oportuno. La referida organización estimaba a principios del año pasado (2021) que habían unos 10.000 pacientes renales en el país. 

Por otro lado, aunque no existe un dato preciso de cuántas máquinas de riñón artificial (MRA) debe haber por cada paciente, algunos expertos consideran que lo ideal es contar con 1 por cada 6 enfermos lo que significa que Venezuela tendría que tener  entre 1.300 y 1.600 máquinas para poder hacerle tratamiento y atender a los pacientes renales censados.

Leer más  Prevén que el bolívar continuará depreciándose hasta alcanzar el tipo de cambio de equilibrio

Un informe publicado por Coevida en junio de 2021 señala que para el 2012 Venezuela alcanzó su punto máximo en cuanto a la dotación de estas máquinas en centros hospitalarios. Para ese entonces, el país contaba con 2.500  máquinas tipo MRA; sin embargo, la desinversión en el sector fue haciendo mella. Para el año 2018 Venezuela ya había perdido 1.000 de las 2.500 máquinas y los números siguieron bajando. 

La crisis alcanzó su punto más álgido durante el 2019, cuando el país llegó a tener sólo 148 MRA activas, lo que representa una disminución en la operatividad del 94 % en comparación con las máquinas censadas en el 2012. 

En la actualidad no hay una data exacta de cuántas MRA funcionan. Sin embargo, organizaciones como Amigos Trasplantados de Venezuela estiman que este número se encuentra entre las 700 u 800  máquinas, lo que representa un déficit de entre 600 y 800 MRA y una disminución alrededor del 80 % en comparación con los registros del 2012. 

Estos datos no pueden ser contrastados con información oficial, pues el Gobierno nacional dejó de publicar los boletines epidemiológicos desde el año 2014. La página web oficial del Seguro Social en Venezuela tampoco actualiza información sobre la situación de los pacientes renales en el país.

Esta realidad ha sido denunciada por diversos medios de comunicación en todo el país, en cuyos textos periodísticos se asegura que básicamente un paciente debe esperar a que otro muera para conseguir un cupo en la programación de tratamiento dentro del sistema público. 

Una verificación previa realizada por el equipo de Cotejo.info -en abril de 2022- confirmó que todas las máquinas de diálisis en Venezuela presentan alguna falla. La investigación sirvió para levantar una base de datos planteada en este nuevo reportaje, que permite constatar la deficiencia que hay en cuanto a máquinas MRA y unidades de diálisis habilitadas en el país.

Zulia al borde del colapso

El estado Zulia tiene una mayor cantidad de unidades de diálisis, en comparación con otras regiones. En total contabiliza 13 centros destinados para la dialización de pacientes. 

Leer más  Tren navideño regala paseos a migrantes varados en frontera de México con Guatemala

Cotejo.info realizó un sondeo mediante contacto directo con pacientes de 11 de los 13 centros habilitados, con el objetivo de conocer sus realidades. Según la data que se pudo levantar, en el Zulia hay -sin contar con los registros completos de cinco unidades- 515 pacientes renales en 8 de las 11 unidades de diálisis revisadas.

Estos 515 enfermos cuentan con apenas 84 máquinas que, en teoría, se acercan a la cuota de un aparato por cada seis enfermos. Sin embargo, cuando se calcula la distribución de los equipos de modo individual -en cada centro del que se tiene cifra aproximada del total de pacientes- se consigue que hay un déficit de por lo menos 9 máquinas en 4 de las 11 unidades incluidas en la base de datos. 

En el Hospital Universitario, Nefrozulia, Unidad del Lago y Unidad Maracaibo la cantidad de pacientes supera el número de máquinas habilitadas.

Los datos recabados por el equipo de Cotejo.info también arrojan que las 95 máquinas distribuidas en 11 de las 13 unidades de diálisis del estado Zulia, también están presentando fallas de algún tipo. Además, se supo que unas 102 máquinas -de los 11 centros incluidos en la base de datos levantada en julio de 2022- están paradas por falta de repuestos. 

La cruda realidad de otras regiones

La distribución de pacientes por unidad y por máquina tampoco es equitativa. Como se muestra en la tabla compartida en este trabajo, hay centros que tienen hasta 17 máquinas operativas, pero hay otros que sólo tienen dos. Esta situación compromete más a unos pacientes que a otros, puesto que la reubicación para la aplicación de tratamientos es casi imposible.

El equipo de Cotejo.info también elaboró una data con estadísticas, a partir de información aportada por los propios pacientes, para ver la realidad en las unidades de diálisis de todo el país. 

Los números muestran que, en Táchira, por ejemplo, hay cinco unidades de diálisis y un universo de 60 máquinas de las cuales 46 están operativas. Se estima que hay 344 pacientes, lo que representa un déficit de 11 máquinas si tomamos la referencia de una máquina por cada seis enfermos.

Falcón también cuenta con cinco unidades en las que hay un universo de 68 máquinas. De esta cifra se estima que 53 están operativas. El censo de pacientes indica que son unas 415 las personas atendidas en estos centros, lo que representa un déficit de 16 MRA. 

Leer más  Gripe aviar en Venezuela: implementan planes epidemiológicos en Sucre

En el siguiente cuadro se grafica la realidad nacional, basada en datos extraoficiales de los pacientes de 9 estados del país que ofrecieron sus testimonios anónimos. Se pudo comprobar que sólo en estas regiones escasean unas 258 máquinas. Los datos fueron recaudados entre los días 14 y 18 de julio de 2022. 

Las marcadas deficiencias que hay en el sector colocan en una situación incómoda a los pacientes renales. De acuerdo a lo establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una persona con patología renal debe conectarse a una MRA de forma interdiaria por un espacio de 4 horas. Esta norma no se cumple en Venezuela puesto que muchos deben conformarse con tres y hasta dos horas de tratamiento para poder dar paso a otros enfermos.

El régimen no da respuesta

En mayo de 2021 la agencia EFE publicó un reportaje titulado: Pacientes renales denuncian abandono por parte del gobierno venezolano, que aborda los obstáculos que los enfermos tienen que sortear para poder recibir sus tratamientos. 14 meses después continúan algunos de los problemas enumerados en la lista como: falta de personal, ausencia de máquinas, fallas en las unidades que están prestado el servicio, mala higiene, problemas con el agua y escasez de insumos. 

Cotejo.info hizo un rastreo en medios de comunicación para ver qué tan frecuente son las protestas de pacientes renales en el país. La revisión sirvió para confirmar que las manifestaciones relacionadas con el funcionamiento de las MRA y los cupos disponibles son una constante en la capital y en el resto de las regiones del país.  

El funcionamiento en las unidades de diálisis ha mermado y la principal consecuencia es la reducción en el número de máquinas de diálisis operativas. 

A todo esto se suma la paralización de los trasplantes de riñón en Venezuela que  complica la situación de los enfermos y reduce significativamente su pronóstico de vida.

“El colapso es evidente. Nos estamos quedando sin cupos y ya hay una lista de espera demasiado larga”, reconoce Habib Vega, representante de los pacientes renales en el estado Zulia, en conversación telefónica con el equipo periodístico de Cotejo.info.

Noticias relacionadas