• Durante una discusión en el grupo de condominio de WhatsApp, una vecina interpretó una imagen del narcotraficante colombiano como una amenaza. La persona que lo envió debió comparecer ante un tribunal, aunque el incidente no pasó a mayores

Una conversación de un grupo vecinal en WhatsApp terminó en una corte de paz, luego de que una mujer malinterpretara uno de los stickers enviados por algunos vecinos. El hecho ocurrió en un edificio residencial del municipio Chacao, estado Miranda, y se viralizó rápidamente en redes sociales ya que las autoridades decidieron el 24 de mayo proceder con el caso. 

Lo que llamó la atención de los usuarios, y en especial burlas, es que se trató de un sticker del actor colombiano Andrés Parra, quien interpretó al reconocido narcotraficante Pablo Escobar en la serie de televisión El patrón del mal. En la imagen sale el personaje escribiendo en una libreta, junto al texto “Anotado”. 

Leer más  ¿Qué hacer en Caracas durante las primeras dos semanas de marzo?

Dada la popularidad de la serie, este sticker suele ser bastante compartido en WhatsApp, como una forma de decir “Ok” o dar a entender que se recibió una información. Sin embargo, la mujer, de 64 años de edad, lo tomó como amenaza, por lo que decidió proceder legalmente.

Supuesta amenaza

Un sticker de Pablo Escobar provocó una denuncia ante un juez de paz en Chacao
Captura del grupo de WhatsApp. Foto: Cortesía

El hecho se conoció luego de que una usuaria identificada como Alejandra Pérez la diera a conocer en su cuenta de Twitter. Primero compartió una captura del grupo de condominio de su edificio, en el que la vecina anunciaba que el 23 de mayo se había realizado una audiencia en la sede de Justicia Municipal de Chacao, en la que denunció formalmente a los vecinos que usaron el sticker. 

Explicó que todo comenzó a principios de marzo, cuando un vecino reclamó al grupo que alguien había usado su puesto en el estacionamiento. La mujer intervino en la discusión a las 2:30 am respondiendo a otro vecino que antes se había quejado de la falta de lugares para estacionar. En su explicación, compartió planos del edificio para justificar que ya todos estaban asignados, a lo que dos vecinos respondieron a su vez con el sticker en cuestión.

Leer más  Presidente de Paraguay: “Venezuela merece tener unas elecciones con todos los candidatos”

“El sicario Pablo Escobar era conocido por llevar una lista en donde todo aquel cuyo nombre estuviera anotado allí, lo mandaba a matar. ¿Esto es una amenaza?”, señaló la vecina al respecto.

La situación parecía haber quedado allí, pero la usuaria relató que días después encontró a funcionarios de la Policía de Chacao en su pasillo, preguntando por uno de los vecinos que había enviado el sticker, quien vivía en el apartamento de al lado. Como el joven no se encontraba en casa en ese momento, la chica debió firmar como testigo y entregarle la citación para acudir ante un juez de paz.

Leer más  La grasa abdominal en los hombres podría aumentar el riesgo de alzhéimer

En la corte

El periodista especializado en telecomunicaciones Fran Monroy se pronunció en Twitter para confirmar que el caso era cierto. Lo supo de primera mano, pues es el presidente de la junta de condominio del edificio donde ocurrió todo.

“No lo puedo creer. ¿En qué cabeza cabe que un sticker sea una amenaza? Además, si este grupito de cuatro vecinos que todo lo protesta pidió a las autoridades que censuraran al grupo de WhatsApp del edificio, y que además la junta de condominio tiene que ejercer la censura. Cosa de locos”, escribió.

Indicó que la denunciante forma parte de un grupo de vecinos con antecedentes de ser “bastante problemáticos”, además de llevar una mala convivencia con otros copropietarios. Acotó, además, que pese a sus muchas intervenciones en el grupo de mensajería, ninguno de ellos forma parte de la junta de condominio.

Leer más  Tribunal ejecutó sentencia de 25 años de cárcel contra hermanos Améstica por homicidio de Canserbero

Monroy indicó que los demandados debieron acudir a una audiencia ante una jueza de paz, aunque aclaró que pertenecía a una tribunal del estado Miranda, y no de la Justicia Municipal de Chacao como había dicho la denunciante en su comunicado. 

Agregó que afortunadamente la sentencia no involucró ningún tipo de sanción para los acusados, aunque reprochó que la funcionaria no solo avanzara tanto en el caso, sino que le diera la razón a la demandante. “Regañaron a los vecinos que habían osado poner el sticker perturbador e instaron a la junta de condominio a ser censores de la libertad de expresión”, dijo.

Noticias relacionadas