• El fallo de la corte reconoce que existe un vínculo entre los derechos que reclama Guyana y la medida provisional solicitada, sin embargo, no considera necesario suspender la consulta organizada por el régimen de Nicolás Maduro

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) emitió el 1° de diciembre su fallo sobre la demanda interpuesta contra Venezuela por la República Cooperativa de Guyana. En ella, el gobierno guyanés solicitaba medidas provisionales para suspender el referendo consultivo sobre el reclamo del territorio Esequibo, el cual está programado para el 3 de diciembre.

La sentencia, leída en una audiencia pública por la presenta de la CIJ, Joan E. Donoghue, favoreció a Guyana al reconocer que existe “riesgo de perjuicio irreparable” sobre los derechos que reclama. Por lo tanto, aprobó emitir una serie de medidas provisionales, las cuales tienen un carácter vinculante, y “crean obligaciones jurídicas internacionales” que ambos países deberán acatar.

No obstante, pese a que se señala al referendo como un factor de riesgo para Guyana, la corte se abstuvo de tomar alguna medida en su contra. Desde el régimen de Nicolás Maduro, esto se asumió como una victoria, ya que más allá del resultado total, no se ordenó la suspensión de la elección.

“Fueron desechadas las solicitudes de Guyana. Venezuela ejerció su defensa. Esto es un asunto interno”, declaró la vicepresidenta del régimen, Delcy Rodríguez, en respuesta al fallo de la CIJ.

Leer más  ¿Cómo saber si mi hijo es adicto a las pantallas?

Condiciones

La CIJ anunció fallo sobre las medidas solicitadas por Guyana contra referendo consultivo sobre el Esequibo
Presidenta de la CIJ, Joan E. Donoghue. Foto: Cortesía

Aunque no se tomaron medidas contra el referendo como solicitaba Guyana, sí se instó al Estado venezolano a no ejercer ninguna acción que modifique la situación territorial del Esequibo hasta que la CIJ dicte su resolución final sobre el caso. 

Por unanimidad, en espera de una decisión final en el caso, la República Bolivariana de Venezuela se abstendrá de tomar cualquier acción que modifique la situación que actualmente prevalece en el territorio, por el cual la República Cooperativa de Guyana administra y ejerce control sobre esa zona”, declaró Donoghae.

En su cuenta de X (antes Twitter), el internacionalista Mariano de Alba aseguró que esta resolución repercute directamente sobre la última pregunta del referendo. Esta consulta la creación del estado de Guayana Esequiba, bajo soberanía venezolana. 

La CIJ expresó su preocupación sobre esta propuesta, aunque sin vetarla. A juicio del experto en derecho internacional y diplomacia, si bien no niega el derecho de Venezuela de consultar a su población, la medida busca precisamente evitar una potencial anexión por la fuerza de la Zona en Reclamación.

“Esta primera orden le sube el costo a Venezuela de ingresar al territorio en disputa. Dicho de otra forma, la corte no rechazó lo que plantea la pregunta 5, siempre que las iniciativas allí referidas se queden en lo simbólico y no sean ejecutadas en el territorio en disputa”, comentó.

Leer más  ¿Tareck El Aissami apareció en febrero de 2024 explicando los motivos de su ausencia? 

Sin peleas

Acceso a la Justicia denunció que el régimen de Maduro ignora la justicia internacional sobre disputa del Esequibo
Nicolás Maduro (izquierda), en un acto con motivo del 103 aniversario de la Aviación Militar Bolivariana. Foto: EFE/ Prensa Miraflores

La otra medida dictada por la corte fue un llamado, tanto a Venezuela como a Guyana, para cesar las hostilidades y no tomar acciones que entorpezcan el desarrollo del juicio. Con esto, instó a ambos países a evitar una potencial escalada de conflicto debido a las posturas tomadas en las últimas semanas por sus gobiernos.

El tribunal considera además que Venezuela ha expresado su disposición a tomar medidas con respecto al territorio en disputa en este procedimiento en cualquier momento”, señaló la jueza.

Durante su demanda, Guyana aseguró que no tendría problemas con la consulta venezolana si se elimina la pregunta 5, referente al nuevo estado. Tampoco quería que se incluyera la pregunta 1, en la cual se pide ratificar el rechazo de Venezuela al laudo arbitral de París de 1899; y la pregunta 3, con la cual se desconoce la jurisdicción de la CIJ sobre el caso.

En manos de Guyana

Por qué la zona en reclamación aún es un territorio en disputa entre Venezuela y Guyana
Foto: Archivo

Como parte de la primera medida provisional, la CIJ exhortó a Venezuela a no intentar cambiar el status quo del territorio Esequibo, pues “la República Cooperativa de Guyana administra y ejerce control sobre esa zona”.

En su cuenta de X (antes Twitter), la abogada Rocío San Miguel cuestionó esta decisión, y afirmó que la corte contradice su objetivo como árbitro de determinar la validez o no del laudo arbitral de 1899 al reconocer la jurisdicción de Guyana sobre la Zona en Reclamación. “Esto es grave, pues anticipa que continuará la explotación de recursos naturales por parte de Guyana y su presencia militar junto a la de sus aliados en el territorio Esequibo como ha venido ocurriendo”, escribió.

No obstante, De Alba también aclaró que ese punto no perjudica los intereses de Venezuela. Explicó que para la corte, la administración de Guyana sobre el Esequibo es fáctica, y solo se pide mantener esa situación mientras se resuelve la disputa.

Leer más  Cavecom-e considera inviable la regulación del delivery en Venezuela

Esto coincide con el Acuerdo de Ginebra firmado en 1966, y en el que se concluye que la Zona en Reclamación se mantendría bajo el dominio de la Guayana británica (actualmente Guyana) hasta que se negocie un nuevo acuerdo beneficioso para ambas partes. De hecho, el régimen de Maduro también interpretó esta parte del fallo como una demostración de que Guyana es un “ocupante de facto” del territorio.

En la corte

#TeExplicamos | Qué es la CIJ y cuál es su papel en la disputa entre Venezuela y Guyana
Foto: AFP/BART MAAT

Al igual que el régimen de Maduro, el gobierno guyanés aplaudió el fallo de la CIJ. En su caso, al considerar que si bien no pudo evitar la celebración del referendo, sí frenó por el momento cualquier iniciativa venezolana de avanzar sobre el Esequibo. Igualmente, obtuvo su primera victoria judicial en la CIJ.

Leer más  Vivir sin el sentido del olfato: ¿cuáles son las causas de la anosmia?

Para San Miguel, resulta grave no solo porque posiciona a Venezuela en la disputa como un agresor, sino que además evidencia una estrategia errática por parte de la delegación del régimen. “Se debió haber pedido medidas cautelares por parte de Venezuela desde el momento que la CIJ declaró su competencia para conocer del caso, para que cese la explotación de recursos por parte de Guyana en el territorio Esequibo. ¡Esto es imperdonable!”, dijo.

Por su parte, De Alba indicó que Venezuela tendrá hasta el 8 de abril de 2024 para presentar por escrito sus argumentos, con sus respectivas pruebas, para demostrar la nulidad del laudo arbitral. Agregó que no hacerlo le facilitará el camino a Guyana para imponerse en la corte. “Es probable que la tensión sobre la disputa se mantenga en los próximos meses porque los gobiernos de ambos países le ven utilidad política”, acotó.

Efectivamente, la Cancillería venezolana publicó un comunicado en el que celebra la decisión de la CIJ, pero deja claro que mantendrá su posición de acudir a juicio. “Venezuela ratifica que, fiel a su posición histórica, no reconoce la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia en la controversia territorial en torno a la Guayana Esequiba, especialmente vista la existencia del Acuerdo de Ginebra”, insiste.

Noticias relacionadas