• El gobernador de Texas ha manifestado en reiteradas ocasiones su desacuerdo con las políticas migratorias de Joe Biden

El estado de Texas, Estados Unidos, informó que ha enviado más de 100.000 solicitantes de asilo en autobuses a ciudades demócratas como Nueva York y Chicago, que han recibido el mayor número y enfrentan problemas para darle refugio y apoyo a los migrantes recién llegados.

En un comunicado publicado el 12 de enero, el gobernador republicado de Texas, Greg Abbott, dijo que hasta la fecha ha enviado en autobuses fletados con recursos del estado a 101.000 extranjeros a ciudades declaradas santuario de inmigrantes.

Abbott comenzó a enviar extranjeros a estos destinos desde abril de 2022 como parte de su estrategia contra el gobierno del presidente Joe Biden, al que acusa de tener una política de fronteras abiertas.

Lo que se sabe sobre el grupo de 42 migrantes que fue enviado de Texas a Los Ángeles
EFE/Etienne Laurent

Demanda contra el estado de Texas

El 3 de enero de 2024, el Departamento de Justicia estadounidense presentó una demanda contra el estado de Texas para tratar de invalidar una nueva ley migratoria que convierte en crimen la entrada irregular de personas desde México.

“Ya que SB4 (la norma de Texas) está supeditada a la ley federal y viola la Constitución de Estados Unidos, el Departamento de Justicia busca una declaración de que SB4 es inválida y una orden prohibiendo de manera preliminar y permanente que el estado la aplique”, dijo la oficina en un comunicado.

El gobierno estadounidense ya avisó la semana pasada de que demandaría al estado, gobernado por los republicanos, si no revocaba la norma en cuestión, aprobada a mediados de noviembre de 2023. “Texas no puede ignorar la Constitución de Estados Unidos y la jurisprudencia del Tribunal Supremo”, aseveró en el comunicado el fiscal Brian Boynton, jefe de la división civil del Departamento de Justicia.

Ciudades con más solicitudes de asilo

Nueva York es la ciudad que ha recibido la mayor cantidad de solicitantes de asilo, con un total de 37.100 migrantes transportados en autobuses desde la frontera de Texas.

Leer más  Tránsito en la autopista Gran Cacique Guaicaipuro estará restringido desde el 28 de febrero

La situación obligó al alcalde neoyorquino, el demócrata Eric Adams, a firmar una orden ejecutiva que limita la llegada de autobuses con inmigrantes de otros estados de lunes a viernes por la mañana, e impone castigos para quienes no lo cumplan.

Una medida similar fue tomada por el alcalde de Chicago, el demócrata Brandon Johnson, ante los cerca de 31.000 migrantes que ha recibido.

Leer más  Advierten que empresas y comercios desconocen cómo funcionará la regulación del delivery

Debido a las restricciones impuestas, Abbott decidió enviar autobuses a ciudades cercanas a las urbes demócratas. También ha fletado vuelos privados para enviar a los migrantes.

Adams respondió la semana pasada con una demanda contra 17 compañías de autobuses chárter que han transportado a los migrantes desde Texas a Nueva York, y les exige 708 millones de dólares para cubrir los costes de su cuidado.

Leer más  Alquileres en Caracas: ¿en qué zonas se encuentran las opciones más económicas?

En una entrevista con la cadena Fox, Abbott dijo que el alcalde neoyorquino debería demandar al presidente Biden, a quien considera como “el verdadero culpable de la crisis migratoria de la Gran Manzana”.

La capital de EE UU ha recibido a 12.500 migrantes en autobuses enviados desde Texas, 15.700 han llegado a Denver, 3.400 a Filadelfia y 1.500 a Los Ángeles, el último destino elegido por el gobernador texano para enviar solicitantes de asilo. 

Texas anunció que ha enviado a más de 100.000 migrantes en autobuses a ciudades demócratas
Foto: EFE/ Carlos López

Críticas a medidas del gobernador de Texas

El presidente municipal de Ciudad Juárez (México), Cruz Pérez Cuéllar, tildó al gobernador de Texas, Greg Abbott, de “antimexicano” por sus políticas, en referencia a los cierres de los cruces fronterizos para un supuesto combate a la migración irregular y que afectaron gravemente el comercio entre México y EE UU.

El cierre generó un problema y la comunidad empresarial reaccionó muy rápido, grave. Mucha mercancía parada. Lo que era perecedero, por ejemplo. La verdad es que fue un absurdo. (Abbott) Se puso a buscar migrantes en los tráileres, un acto propagandístico”, indicó Pérez Cuéllar en una entrevista con la agencia de noticias EFE el 11 de enero. 

Pérez aseguró que las autoridades de Texas no encontraron a migrantes. “Tenemos un problema migratorio, sin duda, hay tráfico ilegal de personas, pero ninguna empresa se va a poner a arriesgar así. Afectó la economía, el gobierno de Washington intervino así como el de México. Afortunadamente, duró poco. Y pienso que porque Abbott se dio cuenta de que iba a generar un costo político a él, porque Texas es un gigante económico”, señaló.

Leer más  Cinco datos curiosos de los años bisiestos

Con información de EFE

Noticias relacionadas