• La detención del periodista ocurrió en la parroquia La Candelaria de Caracas

El fiscal general de la República, Tarek William Saab, confirmó la detención del activista Carlos Julio Rojas el 15 de abril, acusado de estar implicado en el supuesto intento de magnicidio contra el presidente Nicolás Maduro. 

“(Carlos Julio Rojas) tenía orden de aprehensión por estar vinculado y señalado directamente como instigador y operador logístico en el intento de magnicidio contra el jefe de Estado Nicolás Maduro, acaecido en la plaza Diego Ibarra el pasado 25 de marzo: día de su inscripción como candidato a la Presidencia de la República”, dijo Saab en un tuit publicado en su cuenta de la red social X. 

Durante la noche de este lunes, el abogado Eduardo Torres había reportado que Rojas fue interceptado por dos individuos encapuchados y vestidos de negro cerca de la esquina Alcabala, adyacente a la plaza de La Candelaria, en Caracas. Desde la cuenta personal del periodista, también indicaron que los sujetos iban en una camioneta plateada. 

Leer más  Detuvieron a tres policías por dispararle a un adolescente en Antímano
Fiscal general confirmó la detención del dirigente Carlos Julio Rojas

Diferentes organizaciones no gubernamentales (ONG) se pronunciaron en las redes sociales para pedir su pronta liberación.

“Exigimos ubicación de su paradero y respeto al debido proceso. El Estado debe velar por su vida e integridad, además de investigar los hechos”, escribió la ONG Provea.

Por su parte, el abogado y profesor universitario Joel García publicó un mensaje en X sobre la labor del activista social. “Hermano Carlos Julio Rojas, si algo sabe Venezuela es que no eres violento. Protestar por el buen funcionamiento de los servicios públicos, ser solidario con los familiares de presos políticos y con los gremios no es atentar contra la vida de persona alguna, quizá para ellos sí”.

Quema de Judas

Carlos Julio Rojas es el coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, un grupo de vecinos que desde hace años se ha manifestado en contra de las invasiones de viviendas y otros problemas en el centro de la ciudad. De igual forma, recientemente se había incorporado a la Red 600k de la líder opositora María Corina Machado, en la organización de “comanditos de campaña” para las elecciones presidenciales del 28 de julio.

Leer más  MP investigará a adolescente por presuntamente amenazar de muerte a profesores y estudiantes del colegio Santa Rosa de Lima

Una de las últimas actividades públicas de Rojas fue el 31 de marzo, cuando participó en la celebración de la Quema de Judas. En esta tradición popular del Domingo de Resurrección se suele quemar un muñeco que representa a un “traidor” como Judas Iscariote. En este caso, junto a vecinos de La Candelaria, quemaron un muñeco con dos cabezas: una con la foto de Nicolás Maduro, y al lado, la del candidato presidencial Manuel Rosales.

Imágenes de la Quema de Judas: venezolanos quemaron figuras de Rosales y de Maduro
Foto: EFE/ Ronald Peña

“Entre gallos y medianoche (Rosales) decidió inscribir su candidatura presidencial de forma unilateral y de espaldas a la unidad, pisoteando lo que fue la expresión de más de tres millones de venezolanos en las elecciones primarias”, explicó Rojas en su momento sobre la selección de los “Judas”.

Antecedentes

El 8 de julio de 2017, Rojas fue detenido por funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) cuando regresaba a su casa en San Bernandino. Permaneció alrededor de 86 horas desaparecido, hasta que apareció en tribunales para su juicio. Lo acusaron de presuntamente liderar bandas organizadas durante las protestas de ese año y de cargar bombas lacrimógenas dentro de un saco de papas que supuestamente cargaba al momento de su arresto. Curiosamente, semanas atrás, había encabezado otra quema de Judas con muñecos de Maduro y otros altos funcionarios oficialistas.

Leer más  Trabajadores de la UCV protestan nuevamente por mejoras salariales: los accesos a la universidad están cerrados

El tribunal lo procesó por instigación a la rebelión militar, sustracción de objetos militares y traición a la patria. De acuerdo con su abogada, Rojas fue el primer periodista en ser condenado por cargos militares en Venezuela. Lo enviaron a la cárcel militar de Ramo Verde, donde permaneció hasta el 24 de agosto de 2017, cuando fue excarcelado con medidas cautelares.

Foto: EFE

No sería la última detención del activista. En 2018, permaneció detenido por tres horas en el comando de la Policía de Caracas en Parque Carabobo. Denunció que los funcionarios “extraviaron” 70 dólares que tenía en su billetera. Años después, en julio de 2020, volvió a ser detenido por la PNB mientras acompañaba una protesta de jubilados y pensionados en la parroquia Altagracia. Lo liberaron horas después.

Leer más  Rescataron a dos venezolanas que eran víctimas de explotación laboral en Costa Rica

Carlos Julio Rojas estuvo bajo amenazas

El 2 de septiembre de 2023, Rojas alertó sobre un aparente plan del gobierno de Nicolás Maduro para detenerlo. Indicó que la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) estaba procesando una orden de captura en su contra por supuestas “actividades irregulares”.

Denunciaron el secuestro del activista Carlos Julio Rojas
Foto: cortesía

En concreto, el periodista aseguró que se le intentaba vincular con el caso del estudiante Jhon Álvarez, detenido el 30 de agosto de ese año y acusado de terrorismo. Indicó que formaba parte de un plan para detener a líderes sindicales y activistas sociales en Caracas. “Mi único delito es ser periodista y activista de los derechos humanos”, escribió en X.

Ante la posibilidad de una detención, la Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia señaló que actualmente se encuentra en trámite una solicitud de medidas cautelares a favor de Rojas en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Noticias relacionadas