• Sylvia, de 77 años de edad, creó una cuenta de Instagram para alentar a las personas a mejorar su salud, independientemente de su situación

Sylvia Probst, una consejera naturista de 77 años de edad, ha encontrado en las redes sociales una plataforma para promover hábitos saludables y una vida plena. A través de sus publicaciones, comparte su día a día de manera espontánea y sencilla, lo que le ha permitido construir una comunidad significativa debido a su manera de inspirar a otros a adoptar prácticas para un comportamiento activo y equilibrado. 

Así lo demuestra en persona cuando le da la bienvenida al equipo de El Diario a su oficina en Caracas. La vitalidad es parte de la filosofía de vida que ha construido gracias al naturismo que, a su juicio, le salvó la vida y le permite sobrevivir mientras su cuerpo está contaminado de mercurio.

Doctora Sylvia Probst, entrevista saludable, bienestar y salud, reel sobre alimentación saludable, ejercicio y bienestar, estilo de vida activo, consejos de la Doctora Sylvia Probst, promoción de la salud, hábitos saludables, vida saludable con la Doctora Sylvia Probst, nutrición y ejercicio, bienestar físico y mental, vida equilibrada, salud y felicidad, reel de bienestar con la Doctora Sylvia Probst, El Diario, José Daniel Ramos
Foto: Jose Daniel Ramos @danielj2511

Cuando tenía 31 años de edad y ejercía la odontología, Probst se enfrentó a un deterioro abrupto de salud tras perder a un bebé de siete meses de gestación. Los médicos diagnosticaron un nacimiento sin vida, pero complicaciones relacionadas con una mala praxis en el curetaje le causaron hemorragias. Con el tiempo, ella perdió la capacidad para caminar, su cabello se debilitó y comenzó a perder peso drásticamente.

A pesar de visitar a varios médicos en busca de respuestas, ninguno pudo ofrecer un diagnóstico claro, lo que la llevó a explorar la medicina alternativa.

Fue durante esta búsqueda que encontró al doctor Keshava Bhat, un reconocido especialista en botánica que promovía el naturismo tropical desde Cumaná, estado Sucre. Él le diagnosticó primero un mal procedimiento que le hicieron cuando perdió a su bebé, lo que hizo a su cuerpo reaccionar presentando hemorragias; y luego por intoxicación por mercurio, un elemento al que se exponía en su profesión como odontóloga y que, en esa época, se desconocía como causante de este tipo de problemas.

Desde ese momento, a Probst le explicaron que su sistema inmunológico se vería permanentemente comprometido y debilitado. Su cuerpo sería más susceptible en comparación con el resto de las personas y debía ser más cuidadosa, lo que la hizo reconsiderar su estilo de vida porque, para ella, con el mercurio ya tenía suficiente y no podía tener nada más. 

“Yo perdí la cuenta de cuántas veces me enfermé durante ese proceso. Yo tengo contextura delgada, pero en ese momento perdí demasiado peso. Además que para la época no se sabía mucho sobre los metales pesados, por lo que todo fue aún más cuesta arriba. Pero yo nunca me quedé quieta porque sabía que tenía que hacer algo. Desde que me dieron mi diagnóstico decidí que no iba a morir joven”, dijo la consejera naturista para El Diario.

¿Cuáles son los efectos de la intoxicación por mercurio?

Puede provocar una amplia gama de efectos negativos en la salud, incluyendo daños neurológicos, problemas renales, trastornos del desarrollo y complicaciones cardiovasculares. Además, puede comprometer el sistema nervioso central y periférico, causando síntomas como temblores, pérdida de la memoria y dificultades de concentración.

Vivir con el sistema inmune comprometido

Doctora Sylvia Probst, entrevista saludable, bienestar y salud, reel sobre alimentación saludable, ejercicio y bienestar, estilo de vida activo, consejos de la Doctora Sylvia Probst, promoción de la salud, hábitos saludables, vida saludable con la Doctora Sylvia Probst, nutrición y ejercicio, bienestar físico y mental, vida equilibrada, salud y felicidad, reel de bienestar con la Doctora Sylvia Probst, El Diario, José Daniel Ramos
Foto: Jose Daniel Ramos @danielj2511

Sylvia Probst no comulga con la práctica de recetar medicamentos como medio para alcanzar el bienestar del cuerpo humano. Considera que se trata de una decisión personal que tomó cuando tuvo que independizarse de la farmacología debido a la reacción contraproducente que le causaba a su organismo la toma de ciertos tratamientos que, para ella, no eran ideales por su condición con el mercurio.

Leer más  Adelaida Aponte: una madre venezolana que pide justicia para su hija asesinada en Ecuador

A Probst le ha resultado. Su bienestar se lo atribuye a los cambios de hábitos por unos más saludables que le han permitido mantener su calidad de vida a los 77 años de edad. Y como sobreviviente, como ella misma se autodefine al tener una enfermedad autoinmune, dice que ha podido mantenerse activa y llegar a esta etapa gracias a las prácticas que protegen lo más importante para ella: su salud. 

Bajo esta filosofía de vida, sostiene que cada individuo, independientemente de su edad y necesidades específicas, posee la capacidad de decidir cuándo es el momento adecuado para cambiar sus hábitos alimenticios y adoptar un estilo de vida más saludable.

Probst también cree en una expresión que se ha convertido en filosofía: “Todo lo malo puede ser transformado en algo bueno, si así lo creo y lo busco”, por lo que sugiere que la mente está preparada para buscar y encontrar una meta.

“Al enfocar tu atención en lo que realmente deseas, tu cerebro se convierte en un aliado poderoso en tu búsqueda cuando se desean nuevas oportunidades. ¿Quieres perder peso?, ¿deseas mejorar tu salud? La clave está en visualizar esos objetivos y comenzar a trazar el camino para alcanzarlos”, detalló.

Leer más  Adelaida Aponte: una madre venezolana que pide justicia para su hija asesinada en Ecuador

Afirma que tener un objetivo específico puede ser un catalizador para reconsiderar las elecciones diarias. En su experiencia, considera que la sociedad frecuentemente espera que otros sirvan de estímulo para el cambio, pero destaca la importancia de que los individuos reconozcan por sí mismos cuando su estilo de vida no es beneficioso. También argumenta que este reconocimiento es el primer paso hacia el empoderamiento personal. 

“Al tomar conciencia de la necesidad de cambio, las personas pueden comenzar a buscar las herramientas y recursos necesarios para iniciar un proceso de transformación. Si estamos solamente empeñados en que yo me voy a ir para la farmacia y que sea el médico él que me va a curar, no estaríamos resolviendo el problema porque primero hay que quitar las causas”, expresó. 

Probst se presenta como un ejemplo viviente de esta filosofía, creyendo firmemente que siempre hay algo que se puede hacer para mejorar cualquier situación personal.

Desde su perspectiva, la clave radica en capacitar a las personas para que tomen el control de sus propias vidas. En lugar de esperar pasivamente a que otros intervengan, Probst aboga por la acción personal. Ella cree que cada individuo tiene el poder de cambiar su destino, siempre y cuando exista la disposición.

Cuando quieres algo y lo buscas, creo que el cerebro tiene una cantidad de neuronas que solo están esperando que la persona actúe para empezar a ver, buscar y encontrar eso que desean o quieren. Mi consejo siempre es buscar en el interior qué es lo que realmente se quiere lograr. Simplemente, visualízalo y empieza a pensar qué cosas de las que yo digo te pueden servir para encontrar personas o situaciones que te van a ayudar a cumplir esa meta”, sostuvo la especialista.

Para Probst, un ejemplo de establecer metas fue su incursión en el mundo de las redes sociales. Consciente de que su experiencia podría ser beneficiosa para otros, consideró la posibilidad de conectarse digitalmente con personas que podrían empoderarse con su mensaje. Al principio, cuando se adentró en este terreno desconocido, lo que parecía fácil resultó desafiante. 

Sin embargo, motivada por su deseo de ayudar a otros, decidió empezar a grabar videos. Lo que no esperaba era la receptividad que encontraría una vez que se mostrara frente a la pantalla.

Leer más  Adelaida Aponte: una madre venezolana que pide justicia para su hija asesinada en Ecuador

El paso de Sylvia Probst a las redes sociales 

Doctora Sylvia Probst, entrevista saludable, bienestar y salud, reel sobre alimentación saludable, ejercicio y bienestar, estilo de vida activo, consejos de la Doctora Sylvia Probst, promoción de la salud, hábitos saludables, vida saludable con la Doctora Sylvia Probst, nutrición y ejercicio, bienestar físico y mental, vida equilibrada, salud y felicidad, reel de bienestar con la Doctora Sylvia Probst, El Diario, José Daniel Ramos
Foto: Jose Daniel Ramos @danielj2511

Sylvia Probst dice que su incursión en las redes sociales comenzó por la sugerencia de una amiga cercana, quien tenía una bebé prematura y enfrentaba problemas respiratorios. En un intento por ayudar, Probst recomendó el SP Colostrum, un producto que ella desarrolló y ofrece en Venezuela. Su función es fortalecer el sistema inmunológico y proporcionar otros beneficios. En el caso de la niña, a su juicio, el tratamiento hizo que se recuperara por completo.

La amiga de Probst quedó impresionada por los resultados y le sugirió que compartiera su experiencia con el Colostrum en las redes sociales. Aunque inicialmente rechazó la idea, ella accedió a darle una oportunidad. Juntas decidieron publicar un desafío de 21 días a través de WhatsApp con el objetivo de informar a un grupo selecto sobre lo que consideran que son los beneficios del probiótico.

Sobre el SP Colostrum. Es una sustancia nutritiva que se obtiene de vacas orgánicas (son alimentadas únicamente con pasto libre de pesticidas o herbicidas) al parir. Se cree que es rico en inmunoglobulinas, factores de crecimiento y otros nutrientes que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

La respuesta superó todas sus expectativas. Más de 300 personas se inscribieron en el reto, lo que las llevó a replantearse cómo manejar la demanda de posibles nuevos individuos, por lo que Probst expandió su alcance a Instagram, donde su comunidad creció rápidamente, alcanzando medio millón de seguidores. 

A pesar de que dice no ser experta en tecnología, se adaptó rápidamente para manejar la presión de administrar una comunidad en línea.

“Yo comencé en esto sin saber nada de las redes sociales. Nunca he pagado publicidad y mi crecimiento fue muy rápido. Era algo que no creía y en algún momento resultó ser abrumador. Además de que yo no busco imponer mi estilo de vida, sino simplemente ofrecer herramientas para promover un cambio positivo y transformador en las personas”, dijo Probst.

Durante el último año y medio, su rutina ha sido constante: en su hogar casi siempre se queda la mayoría de las veces después de cenar, aproximadamente a las 6:00 pm. Su compromiso no termina con la comida, ya que pasa las siguientes horas, hasta las 10:00 pm, respondiendo preguntas. Su motivación es clara debido a que desea que la gente experimente un cambio significativo en sus vidas.

Leer más  Adelaida Aponte: una madre venezolana que pide justicia para su hija asesinada en Ecuador

Para ello, Probst apela por una modalidad de hablar y abordar diferentes temáticas en sus redes sociales de una forma coloquial. Sin embargo, su enfoque no se limita a simples palabras; ella demuestra su compromiso con un estilo de vida saludable mostrándose en situaciones cotidianas caminando descalza, haciendo ejercicio o paseando por las calles. 

Estas actividades no solo reflejan su vitalidad, sino que también sirven como ejemplo vivo de las prácticas que promueve. Su elección de un lenguaje no es casualidad; Probst busca establecer una conexión genuina con su audiencia. Al hablar en un tono cercano y accesible, busca derribar barreras y hacer que sus seguidores se sientan y formen parte de la conversación.

Esta aproximación también crea un ambiente de confianza que comparte y muestra tal como es: auténtica y espontánea. Como ella misma declara: “A mí me encanta mostrarme como soy. Siempre he sido muy espontánea y a pesar de que tengo mercurio y sufrí todas las enfermedades que se pueden imaginar. Eso es lo que yo quiero transmitir en cada uno de mis videos en mi cuenta de Instagram. Que siempre hay una solución y algo por hacer para cambiar y que se vean reflejados en mí”.

Probst tiene una nueva meta y es llegar hasta los 100 años de edad y, quizás incluso un poco más allá. Cuando le diagnosticaron contaminación por mercurio, pensó que su vida tal como la conocía llegaría a su fin. A pesar de esto, logró cuidarse y orientarse hacia una supervivencia mejorada. 

Igualmente considera que ha estado viviendo en una sobrevida, ya que ha superado numerosos obstáculos y aun así ha podido mantener un estilo de vida completamente saludable.

Su incursión en las redes sociales ha facilitado que se le pueda seguir el ritmo. Su determinación es evidente en su constante búsqueda de una vida plena y longeva. A pesar de los desafíos que enfrenta, mantiene una actitud optimista y resiliente, lo que demuestra el poder del espíritu humano para superar las adversidades y encontrar el camino hacia una vida significativa y satisfactoria.

Redes sociales de Sylvia Probst

@sylvia.probst

Noticias relacionadas