-- Publicidad --
  • Los expertos señalan que algunos de los factores que causan su aparición pueden evitarse con medidas de prevención 

El cambio brusco de temperaturas puede activar las alergias respiratorias con la presencia de tos seca en muchas personas, de acuerdo con la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología de Estados Unidos.

Este tipo de tos seca se diferencia de la que es producida por virus u otras enfermedades principalmente por la persistencia, lo que puede llegar a convertirla en crónica si no se trata adecuadamente.

La tos alérgica es una respuesta del sistema inmunológico ante el calor, el frío, la presencia de alérgenos en el aire, como el polen, los ácaros del polvo, las esporas de moho o el pelo de las mascotas. 

El portal especializado MedLinePlus explica que cuando estos agentes irritan las vías respiratorias, el cuerpo reacciona a través de la tos, un mecanismo natural para intentar expulsar los alérgenos del organismo.

-- Publicidad --
Cómo identificar la tos alérgica: síntomas y prevención 
Foto: Freepik

Síntomas característicos de la tos alérgica

A diferencia de la tos producida por enfermedades infecciosas como la gripe, pulmonía o el covid-19, esta no suele ir acompañada de fiebre, escalofríos, dolor articular o muscular. Estos son los síntomas adicionales que las diferencian:

– Estornudos

– Congestión y secreción nasal

– Lagrimeo en los ojos

– Picazón en la piel

En algunos casos, solo aparecerá la tos alérgica, seca, persistente e incluso con molestias en la garganta sin que se presenten otras señales. 

Foto: Freepik

Tratamientos médicos para la tos alérgica

Cuando la tos dura más de dos semanas en una persona, lo recomendable es buscar atención médica para descartar otras patologías subyacentes, sin embargo, en los medios consultados por El Diario mencionan algunas estrategias para controlarla los síntomas: 

Algunos antihistamínicos de venta libre, previamente recetados por un especialista, bloquean la acción de la sustancia química liberada por el cuerpo en respuesta a los alérgenos. 

Los jarabes para la tos con ingredientes como mentol o eucalipto sirven para calmar la garganta y aliviar la irritación. Los expertos señalan que un médico debe recetar el que sea más adecuado para cada paciente. 

También hay fármacos descongestivos, ya sean nasales o en forma de pastillas, que pueden ayudar a reducir la inflamación de las vías nasales, facilitar la respiración y disminuir la congestión.

En casos de alergias severas, la inmunoterapia podría ser indicada por el experto como una opción eficaz. Este tratamiento consiste en la administración gradual de pequeñas dosis del alérgeno para que el sistema inmunológico se acostumbre y no reaccione con los síntomas antes mencionados.

Cómo identificar la tos alérgica: síntomas y prevención 
Foto: Freepik

Remedios naturales

Algunas personas encuentran alivio en remedios caseros como tés e infusiones de hierbas con propiedades antiinflamatorias y expectorantes.

El remedio más común es el consumo de una cucharada de miel al día, ya que tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que pueden calmar la garganta irritada y reducir la tos. 

El jengibre también posee estas propiedades pero además ayudan a aflojar cualquier mucosidad que se encuentre en las vías respiratorias. 

Las infusiones con hojas de salvia, manzanilla o eucalipto son otras alternativas para calmar los síntomas alérgicos en aquellas personas que no logren controlar la tos seca. 

Estos remedios naturales se pueden beber en forma de té o inhalar el vapor de una taza de la infusión caliente.

Algunos incluyen estas sustancias en forma de aceite en un vaporizador o humidificador para mantener el aire de las habitaciones con el olor y ayudar a descongestionar la nariz y garganta.

Foto: Pixabay

Medidas de prevención para la tos alérgica

Los especialistas indican que el primer paso es identificar los alérgenos que desencadenan la tos para evitar su exposición. Esto puede incluir los cambios de temperatura, polen, ácaros del polvo, moho, caspa de mascotas, perfumes o productos químicos.

Limpiar la casa, lavar la ropa y desempolvar los muebles con frecuencia, especialmente en los cuartos, ayuda a eliminar los alérgenos que originan la tos seca.

Otra medida de prevención es controlar la humedad en las viviendas, puede ser con ayuda de un humidificador o al mantener la ventilación adecuada en los espacios.

Además, los medios especializados consultados también resaltan que llevar una dieta saludable, que sea rica en frutas, verduras y antioxidantes, suele ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y hacerlo más resistente a las alergias. 

Noticias relacionadas