-- Publicidad --
  • El venezolano contó en una entrevista para El Diario cómo fue el proceso para obtener el trabajo como analista de rendimiento en las inferiores del Real Madrid

Wilfredo Alvarenga es un venezolano de 35 años de edad que emigró a España en el año 2022 para buscar mejores oportunidades. Alvarenga salió de Venezuela siendo profesor de Educación Física y especialista en psicología deportiva, toda su preparación y experiencia lo llevó a formar parte del staff de analistas de rendimiento del Real Madrid FC, en Madrid.

Luego de tener que aceptar empleos relacionados con oficios totalmente distintos a su área de estudio logró conseguir un trabajo con el equipo al que ha admirado desde pequeño, una oportunidad que alcanzó gracias a su esfuerzo, dedicación y al constante aprendizaje en un entorno altamente competitivo.

“Siento que vine a este país a aprender muchísimo más, a trabajar muchísimo y también a poder escuchar y ver otros profesionales en el área. Siento que en mi profesión hay que ser un eterno estudiante, no hay que quedarse con una sola cosa sino que hay que estar actualizado en todo el proceso”, explicó en entrevista para El Diario

De Los Teques al Real Madrid: el venezolano Wilfredo Alvarenga entre los analistas del equipo español 
Foto cortesía Wilfredo Alvarenga

El camino de Wilfredo Alvarenga para llegar al Real Madrid

El también director del Instituto de Ciencias Aplicadas a las Actividades Físicas (ICAAF) llegó a España junto con su pareja y fueron recibidos por su primo y su esposa (Renato y María José). Desde el inicio trataron de organizarse y conseguir trabajos estables. Sin embargo, antes de iniciarse nuevamente en el mundo deportivo, tuvo que trabajar paseando perros y planchando ropa, pero siempre enfocado en que quería trabajar en el “mundo fitness”.

-- Publicidad --

Aseguró que lo más difícil de ser migrante es estar lejos de su familia y en un país que, a pesar de hablar el mismo idioma, tiene una jerga totalmente diferente a la venezolana. 

Siento que extrañar a la familia es bastante fuerte. He sido afortunado de conseguir buenos amigos españoles que están conmigo en el fútbol y que me recibieron con los brazos abiertos. De verdad que nunca he sentido ninguna especie de desprecio, sino más bien que aquí les ha gustado mi trabajo”, dijo Alvarenga.

El venezolano contó que su primer trabajo como preparador físico llegó con Los Huesos Club de Fútbol, un equipo conformado por un grupo de jóvenes de Los Teques, estado Miranda, que emigraron a Madrid. Un amigo lo contactó para pedirle que fuera el preparador físico de ese equipo.

Durante el tiempo que estuvo en ese club logró sumar muchas experiencias a su carrera profesional, pero también lo llevó a dar el siguiente paso. Un amigo del equipo le recomendó que enviara su síntesis curricular al Club Deportivo Canillas para formar parte del equipo de preparadores físicos.

De Los Teques al Real Madrid: el venezolano Wilfredo Alvarenga entre los analistas del equipo español 
Foto cortesía de Wilfredo Alvarenga

Luego de esperar por varios días, un amigo lo ayudó para que lograra la entrevista con el director del club, quien lo contrató como preparador físico. Alvarenga destacó que el Canillas tiene buena conexión con el Real Madrid, algo que lo ayudó a conseguir la ronda de postulaciones para su cargo actual.

“Supe a través de Canillas que el Madrid necesitaba analistas de rendimiento, me postulo en noviembre y me dicen que tengo que esperar un próximo correo. En febrero (de este año) llega el correo con la información que fui preseleccionado para estar en el equipo hasta el final de la temporada”, relató.

Eran 18 candidatos para el cargo al que optaba Alvarenga y solo dos quedarían seleccionados, durante el proceso asistió a diferentes clases hasta ser seleccionado para el trabajo. Aseguró que al quedar entre los dos analistas para la temporada no tuvo una reacción de euforia y fue hasta que llegó a casa con su pareja que entendió la magnitud de lo sucedido.

Qué hace un analista de rendimiento

El venezolano Wilfredo Alvarenga explicó que estos profesionales se encargan de analizar el rendimiento de recorridos que hace un jugador dentro del campo con un equipo especial. “Nos encargamos de hacer un filtro sobre su condición física y así su cuerpo técnico lo tengan en cuenta para ver cómo es su evolución como atleta”.

“Mi pareja saltó de felicidad y se puso a llorar. Ahora me toca demasiado trabajo, es mucha responsabilidad, pero siempre trato de vivir mi vida del presente y aprender lo máximo”, dijo.

Desde que publicó en sus redes sociales la noticia recibió mucha receptividad de sus amistades, familiares y personas que reseñaban este gran logro. “Todavía no puedo creer que yo esté trabajando con este equipo que yo veía por televisión y yo decía qué habrá detrás de cada uno de estos jugadores”.

Alvarenga aclaró que él es analista de rendimiento de los equipos inferiores del club y no tiene contacto con estrellas del equipo élite. Agregó que futbolistas como Dani Carvajal,Luka Modrić o Vinícius Júnior están en la misma ciudad, pero están aislados en su zona del complejo del Real Madrid.

Llegar al Madrid fue como una consecuencia de las acciones que hice, pero si me preguntan ahorita: ‘Wilfredo, ¿qué es lo que más valoras?’, diría que dar clases de Educación Física con un balón y con 45 niños, eso sí es superación. Esto lo estoy disfrutando al máximo, pero muy enfocado y con mucho compromiso”, expresó.

Teniendo esta experiencia en el Real Madrid piensa que en algún momento le gustaría formar parte de equipos como el Caracas FC e incluso la selección nacional de fútbol, la Vinotinto. “Sería bueno representar a mi país”.

De Los Teques al Real Madrid: el venezolano Wilfredo Alvarenga entre los analistas del equipo español 
Foto cortesía Wilfredo Alvarenga

Su camino en el deporte y etapa profesional

Desde pequeño Wilfredo sabía que le encantaban los deportes, siempre buscó practicar varias disciplinas pero demostró su favoritismo con el fútbol. Su conexión con este deporte nace por su padre debido a que él siempre lo invitaba a ver los mundiales.

Cuando le tocó elegir una carrera universitaria sin dudar sabía que quería dedicarse al mundo deportivo. Alvarenga aseguró que nunca recibió un comentario negativo de parte de su familia por querer dedicarse a esta área.

“Me apoyaron al 100 %, pienso que también inculcaron muchísimo a que terminara una carrera y así lo hice con el técnico superior en entrenamiento deportivo”, recordó. Su primera carrera lo llevó a ser profesor de educación física de niños desde preescolar hasta bachillerato para poder pagar su licenciatura.

“Siento que si no hubiese sido profesor de Educación Física no habría tenido la facultad de dar cursos como lo hago ahorita con ICAAF, de poder dominar públicos. Pienso que los niños siempre te dejan un aprendizaje positivo. Me quedó con el buen recuerdo de cuando ellos estaban en el salón y yo entraba pegaban gritos.

Alvarenga indicó que se tuvo que retirar de ser profesor de Educación Física porque no lo veía viable para un proceso a largo plazo. “Los profesores de esta área son personas que hay que admirar. Hay profesores que duran 25 años dando clases, hay que aplaudirle, son referentes en nuestro país”.

Algo que marcó su etapa como profesor fue la falta de apoyo de los familiares de los niños que eran buenos en algún deporte y no les prestaban atención. “Esa aprobación familiar que les faltaba la apostaban a mí. Era muy interesante eso porque me llena de mucha satisfacción poder ayudar a un niño a crecer”, recordó.

Materialización de ICAAF 

Mientras Wilfredo daba clases de Educación Física pasó momentos difíciles debido a que su sueldo no le alcanzaba para mantenerse económicamente; por esa razón en ese momento sentía la necesidad de evolucionar y empezó a dar pequeñas charlas sobre las formas correctas de realizar los ejercicios. Cuando inició este proceso también realizó sus maestrías de biomecánica y de psicología deportiva para continuar en ese mundo de aprendizaje y charlas.

“Empecé a dar charlas a personas de la tercera edad y adolescentes de cómo utilizar las máquinas y hacer los ejercicios. Pasó bastante tiempo en el que me dije a mi mismo que me gustaría crear una empresa para poder ayudar a más entrenadores a que sigan una buena metodología de trabajo y no esperen una universidad, con eso salió White Power”, comentó.

White Power fue el primer proyecto que logró materializar Wilfredo estando en Venezuela. Sin embargo, la iniciativa tuvo varias complicaciones y tuvo que cerrar, pero afirmó que lo ayudó a seguir su evolución y así lograr crear su segunda empresa: el Instituto de Ciencias Aplicadas a las Actividades Físicas (ICAAF).

Aseguró que este proceso nació para darle importancia a las personas de seguir preparándose, actualizándose y manteniéndose en la vanguardia en el mundo de la actividad física y el deporte, debido a que considera que hay cosas que no se aprenden en la universidad.

Fue muy complicado abrir la empresa, pero estaba enfocado y tenía personas que estaban también enfocadas. Después de la inauguración comenzó la guerra, debido a que hay momentos buenos y malos, hay cursos que se complican porque las personas no se inscriben, entonces siempre hay que buscarle la vuelta”, contó.

Actualmente, ICAAF continúa sus operaciones en la preparación de entrenadores y actualización de la actividad deportiva. Aunque Wilfredo reside en España, aseguró que se siente tranquilo porque tiene personas en Caracas altamente capacitadas para seguir brindando un excelente trabajo en las formaciones.

De Los Teques al Real Madrid: el venezolano Wilfredo Alvarenga entre los analistas del equipo español 
Foto cortesía Wilfredo Alvarenga

Algo que agradece mucho de ICAAF es el poder aprender a manejar públicos pequeños y grandes, pero siempre siente un poco de miedo al dar un curso. “Persona que diga que no tiene miedo antes de dar una capacitación miente. Para mí ha sido un reto personal”.

Desde la distancia sigue dando sus acostumbrados cursos o talleres, en la actualidad ha podido ayudar a personas de Estados Unidos, Argentina y Chile. Considera que hacer cursos a distancia puede impulsar la marca internacionalmente

Desde sus años como profesor hasta la actualidad en el Real Madrid lo que más ha aprendido es la organización y la puntualidad para lograr que todas las cosas salgan como se lo propone.

Siempre reitera que ICAAF está pensada no solo para entrenadores ya consolidados, si no también para esa futura generación que sueña con ser preparador físico y entrenador en algún equipo deportivo. Aseguró que estar enfocado, la paciencia y la insistencia son las mejores armas para obtener buenos resultados como él.

“Siempre hay que estar a la vanguardia porque siempre habrá gente que, como uno, quiere estar en la palestra. Yo siento que hay que enfocarse y tener paciencia para manejar el estrés y siempre buscar soluciones. La realidad a la que uno quiere llegar está ahí y para eso hay que sacrificar muchas cosas”, concluyó.

Noticias relacionadas