-- Publicidad --
  • La hermana del rey Carlos III permanecerá en el hospital de Southmead de Bristol por unos días como “medida de precaución” | Foto: EFE

La princesa Ana de Inglaterra, hermana del rey Carlos III, fue trasladada a un hospital luego de sufrir un accidente con un caballo el domingo 23 de junio en su finca en la campiña inglesa de Gatcombe Park, en el Reino Unido.

El palacio de Buckingham emitió un comunicado el lunes 24 de junio en el que informó sobre el estado de salud de la princesa. El documento asegura que Ana sufrió traumatismo y “heridas leves” en la cabeza tras ser supuestamente golpeada por un caballo.

La versión oficial indica que la princesa caminaba por su propiedad cuando se produjo el accidente. Los médicos confirmaron que la herida tiene concordancia con un posible golpe de una pata de caballo. 

El comunicado del palacio también señala que la princesa está estable y en buenas condiciones en el hospital Southmead de Bristol, al suroeste de Inglaterra. No obstante, adelantó que Ana suspenderá los compromisos que tenía pautados para esta semana. 

-- Publicidad --

De acuerdo con el documento, la princesa permanecerá unos días en el hospital como “medida de precaución” para que pueda recibir todos los cuidados adecuados para que pueda recibir el alta médica durante esta semana. 

El palacio de Buckingham agregó en el comunicado que envía sus mejores deseos a la princesa y espera una pronta recuperación. Asimismo, indicó que se informará de forma constante a la opinión pública sobre el estado de salud de su alteza. 

Lo que se sabe del estado de salud de la princesa Ana tras sufrir un accidente con un caballo
Foto: EFE

Más detalles del accidente

Al momento del accidente, la princesa Ana fue atendida por los servicios de emergencia de la Corona, debido a que el hecho ocurrió dentro del perímetro protegido de las residencias de la familia real. 

Posteriormente trasladaron a Ana hasta un centro de salud, lugar donde la acompañó su esposo Tim Laurence. Antes del suceso, Laurence y los hijos de Ana estaban en la mansión en el condado de Gloucestershire. 

El resto de la familia real, incluyendo a sus hermanos Carlos, Andrés y Eduardo y los príncipes de Gales, Guillermo y Kate, fueron notificados del hecho poco después. 

Entre los compromisos oficiales que tendrán que ser anulados, se incluye un viaje a Canadá que la princesa iba a emprender a finales de esta semana y que ahora deberá ser reprogramado.

La princesa se disculpó “ante aquellos a los que haya decepcionado o causado inconveniencia” por lo sucedido, según la nota. 

Con información de EFE

Noticias relacionadas