-- Publicidad --
  • La celebración en honor al santo es tradición en varios estados del país como Aragua, Miranda, Vargas y Carabobo

Cada 24 de junio se celebra la Fiesta de San Juan con tambores, bailes y procesiones en honor a San Juan Bautista. Esta tradicional celebración fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Este día es tradición en varios países como Portugal, Noruega, Suecia, Finlandia, Argentina, Brasil, Chile, Ecuador, Perú, Puerto Rico y Venezuela. En cada región la festividad tiene características distintas, mientras que en las naciones europeas es costumbre realizar hogueras, en las latinoamericanas se realizan fiestas con bailes. 

En Venezuela, las fiestas de San Juan Bautista son famosas en todo el territorio nacional, especialmente en los estados con influencia africana como Aragua, Miranda, Vargas y parte de Carabobo. Se realizan actos religiosos y culturales durante la medianoche, el amanecer y la noche de la celebración. 

¿Cuál es el origen de la fiesta de San Juan y cómo se celebra en Venezuela?

El origen de esta celebración

National Geographic reseña que la famosa noche de San Juan, en la que algunos países realizan hogueras a la orilla del mar como un ritual de purificación y petición de deseos, procede de la cristianización de la fiesta pagana celebrada en honor al Sol en el solsticio de verano.

-- Publicidad --

A pesar del nombre de esta festividad, la fecha tiene un origen pagano muy anterior a la religión cristiana. Las tradiciones ancestrales consistían en realizar hogueras en la noche del solsticio de verano (el día 21 de junio), para mandar fuerza al sol en su paso hacia los días más cortos.

Debido a que en el hemisferio norte las horas de luz comienzan a disminuir a partir de ese día, era común encender hogueras y lámparas de luz con el pensamiento de que le darían más fuerza al Sol. 

De acuerdo con el portal, la razón por la que actualmente se celebra el 24 de junio es porque el cristianismo adaptó la tradición pagana a su calendario, para llevarla hasta el nacimiento de San Juan Bautista, el predicador judío que bautizó a Jesús de Nazareth.

¿Quién fue San Juan Bautista?

Juan el Bautista fue un predicador ambulante judío nacido a finales del siglo I a. C. Es venerado en varias religiones como​ el cristianismo, el islam, el drusismo y la fe bahaí, y considerado un profeta y santo en varias ramas del cristianismo.

Bautista es visto en el cristianismo como precursor de Jesús y juega un papel importante en el Nuevo Testamento, ya que los cuatro evangelistas hablan de él como el que anuncia la llegada del Mesías.

El Evangelio de San Lucas inicia su mensaje con un milagroso nacimiento: Isabel, una mujer anciana y estéril, vio cumplirse sus deseos de descendencia cuando el ángel Gabriel anunció a Zacarías, su esposo, que Isabel tendría un hijo. Por ese motivo San Juan Bautista es el único santo celebrado en su natividad, ya que su nacimiento fue un milagro.

En la Biblia, Juan Bautista aparece como el hombre que bautizó a Jesus y que era su pariente (primo). Al igual que Cristo, Juan murió por sus creencias, en su caso decapitado.

¿Cuál es el origen de la fiesta de San Juan y cómo se celebra en Venezuela?

¿Cómo se celebra en Venezuela?

La celebración comienza la tarde-noche del 23 de junio, cuando se observan en las calles de varios estados del país altares del santo adornados, así como otras decoraciones. La noche transcurre al ritmo del tambor que los creyentes acompañan con bebidas alcohólicas.

El 24  de junio en la mañana, la estatuilla de San Juan es sacada de la casa donde está guardado y la persona que destinan como su guardián lo lleva en la cabeza o en los brazos hasta la iglesia, acompañado de la procesión de devotos, donde se celebra una misa en honor al santo.

Una vez concluida la misa, se continúa con el conocido repique de los tambores mientras recorren todo el pueblo. Cada cierto tiempo la procesión se detiene y le rinde homenaje a San Juan hasta llegar a la misma casa de donde sacaron al santo, continúan celebrando allí con fuegos artificiales, bebidas alcohólicas, tambores y bailes.

Después que se introduce la imagen en la capilla, las puertas se cierran y las campanas repican como despedida del santo. En algunas entidades, los fieles congregados en las afueras reciben dulces y caramelos.

Esta tradición es de gran importancia en Venezuela y se ha mantenido a pesar de las dificultades. En 2020, los fieles desafiaron las medidas de cuarentena impuestas por el covid-19 para cumplir con la celebración, la cual no se ha dejado de cumplir. 

Noticias relacionadas