-- Publicidad --
  • Esta enfermedad es conocida como el síndrome del niño torpe y suele diagnosticarse a partir del primer año de vida del paciente | Foto principal: ABC de España

La dispraxia o síndrome del niño torpe es una patología que afecta las funciones psicomotrices de los niños a partir de su primer año de vida. De acuerdo con el portal web de la aseguradora española Sanitas, este trastorno se presenta entre el 2 % y el 5 % de los niños.

Este síndrome no se trata de un problema muscular o anatómico, sino que se centra en la incapacidad de planificar y secuenciar los movimientos necesarios para realizar otros de mayor complejidad. Actividades como atarse las trenzas, montar en bicicleta y escribir son ejecutadas por el paciente con torpeza y dificultad.

La empresa prestadora de servicios de salud aclaró que esto no significa que el niño presente una capacidad intelectual disminuida. “En ocasiones puede coexistir con otro tipo de trastornos asociados al comportamiento, como es el caso del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)”, añadió la empresa presidida por el grupo Keralty.

Sanitas precisó que los síntomas comienzan a hacerse cada vez más evidentes entre los 5 y 11 años de edad. La aseguradora detalló los tipos de dispraxia que más se presentan en los pacientes.

-- Publicidad --

– Ideomotora: hay una desconexión entre el momento en que se piensa, por ejemplo, agarrar un objeto y el de hacerlo.

– Ideatoria: se altera la sucesión de actos sencillos que permiten la realización de uno más complejo, como atarse las trenzas de los zapatos.

– Oromotora: los músculos afectados en este caso son los de la fonación, por lo que puede verse afectado el habla.

– Constructiva: es la dificultad de relacionar los movimientos de diferentes objetos, como colocar un objeto encima de otro.

Señales para reconocer la dislexia en niños y cómo sobrellevarla
Foto: Archivo El Diario

Causas de la dispraxia

Los científicos y la comunidad médica aún no han determinado las causas exactas de este trastorno psicomotriz. Los expertos relacionan el padecimiento de esta enfermedad con un problema de inmadurez en el desarrollo neuronal, o lesiones sufridas en las primeras etapas de formación del tejido nervioso como consecuencia de un parto prematuro. 

Asimismo, los médicos relacionan este síndrome con el hecho de que el bebé haya nacido en un parto traumático. También se presume que este síndrome está vinculado con el hecho de que la madre consuma alcohol, tabaco o drogas durante el embarazo. Los factores genéticos también forman parte de las posibles causas de la dispraxia.

El protagonista de la saga de Harry Potter, Daniel Radcliffe, dio a conocer públicamente que sufre de dispraxia. De acuerdo con el testimonio del actor, sufrir de este síndrome supone “una forma diferente de afrontar el aprendizaje, con algo más de esfuerzo, pero sabiendo que podía conseguir lo que se propusiera”.

“Quienes tienen dispraxia pueden tener problemas con cosas simples, como atarse los cordones de los zapatos, saltar la cuerda o lanzar una pelota”, aseguró Radcliffe en una entrevista concedida para el diario Daily Mail en agosto de 2008.

¿Qué es la dispraxia y cómo identificar sus síntomas en los niños?
El protagonista de la saga de Harry Potter, Daniel Radcliffe, dio a conocer públicamente que sufre de dispraxia. Foto: EFE

¿Cómo tratar la dispraxia?

De acuerdo con el sitio web de la Fundación Caser, el diagnóstico de la dispraxia se puede determinar a través de una serie de preguntas y otras pruebas específicas que facilitan la determinación de que el niño sufre de esta enfermedad.

Sin embargo, la organización especificó que antes de que el especialista indique cuáles son los pasos a seguir en el tratamiento de este trastorno, se recomienda a los padres del paciente que el pronóstico generalmente es “bueno”, ya que a medida de que el niño se vuelve adulto, puede llevar un estilo de vida “normal”.

El tratamiento debe incluir fisioterapia, rehabilitación logopédica y neuropsicológica, esta última solo en el caso de que se trate de una dispraxia ideatoria.

Señales para reconocer la dislexia en niños y cómo sobrellevarla

“El abordaje del problema suele ser multidisciplinar. Así, los trastornos motores serán tratados por fisioterapeutas, los logopedas se encargarán de los trastornos del habla y los neuropsicólogos de las apraxias ideatorias”, añadió Sanitas.

El portal web de la empresa aseguradora dijo que si el síndrome trae consigo afecciones en el área emocional, la terapia ayudará al niño a afrontar situaciones de estrés y desarrollar habilidades sociales. Sanitas aseveró que la participación de los padres es fundamental durante las terapias de apoyo y que estas deben estar dirigidas a fomentar la autoestima del niño.

Noticias relacionadas