• La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la implementación del Estatus de Protección Temporal para los venezolanos

Este 25 de julio la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la implementación del “Estatus de Protección Temporal” (TPS, por sus siglas en inglés). El TPS es un permiso que protege y les brinda a los residentes extranjeros en EE UU la posibilidad de conseguir los permisos de trabajo y de evitar la deportación cuando provienen de países inestables y en conflicto.

El jueves, al presentarse esta propuesta, se debatió nuevamente pero sin establecer la necesidad de las dos terceras partes. Se realizó una votación que para su aprobación requería mayoría simple. De los 465 votos, el proyecto recibió 272 a favor y 154 en contra.

Los demócratas de la Cámara de Representantes, con 235 curules, votaron 232 a favor, mientras que 39 republicanos respaldaron la iniciativa. Los votos en contra fueron realizados por integrantes del Partido Republicano, al cual pertenece Donald Trump.

El martes pasado se realizó la primera discusión sobre el TPS para venezolanos, donde la propuesta no alcanzó las dos terceras partes necesarias para que el proyecto de ley pasará al Senado, que representa la cámara alta. Tuvo 268 votos a favor y 154 votos en contra.

En el Senado, próxima instancia que recibirá el proyecto, la mayoría de los curules están ocupados por representantes del partido republicano, que ha mostrado una negativa vehemente ante la naturaleza del TPS. Esto puede dificultar la aprobación de la propuesta de ley que busca amparar a los venezolanos en territorio venezolano.

La política migratoria de Donald Trump ha tenido una naturaleza incipiente ante la llegada de extranjeros a EE UU. En realidad, el partido republicano quiere revocar el Estatus de Protección Temporal que poseen los ciudadanos de Nicaragua, El Salvador y Honduras.

Luego de la discusión en el Senado el proyecto de ley debe pasar a manos del presidente de los Estados Unidos para ser aprobada como modificación de la ley.

Aunque la negativa del Partido Republicano y de Donald Trump representan una dificultad para la aprobación de la ley, es un paso importante el avance del proyecto y su llegada al Senado de EE UU.

Antecedentes de la propuesta de ley

Los senadores demócratas Dick Durbin y Bob Menéndez expresaron su rechazo luego de que se conociera, el 16 de julio, la negativa por parte del gobierno de Estados Unidos de brindar a los venezolanos el Estatus de Protección Temporal (TPS).

“El gobierno de Estados Unidos sigue monitoreando la situación en Venezuela. Adicionalmente, podría haber otras medidas de alivio migratorio disponibles para los venezolanos afectados por las actuales condiciones en su país”, refirió en un comunicado Ken Cuccinelli, director del Servicio de Inmigración (USCIS por sus siglas en inglés).

Pero para Durbin y Menéndez esta medida es un ejemplo del “doble discurso” presentado por Donald Trump durante su gestión, porque es una contradicción reconocer la crisis humanitaria que padece Venezuela y al mismo tiempo obligar a los venezolanos que decidieron escapar y hacer vida en los Estados Unidos a retornar al territorio venezolano.

blank

En el mes de febrero Durbin y Menéndez, junto a otros senadores como Marco Rubio, Leahy y Cory Booker, introdujeron un proyecto de ley denominado Ley de Estado de Protección Temporal de Venezuela de 2019. Esta propuesta tiene como finalidad otorgar inmediatamente el TPS a los venezolanos que sean elegibles y huyen de las extremas condiciones que atraviesa su país.

Durante una audiencia de la Subcomisión para las Américas de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, realizada en marzo, Elliott Abrams, enviado especial del presidente Donald Trump para Venezuela, dijo que el gobierno de Estados Unidos “estudiaba” la posibilidad de otorgar el TPS a los ciudadanos venezolanos residentes en territorio norteamericano por la creciente crisis política y humanitaria que atraviesa el país.

En esa ocasión el senador Ben Cardin, demócrata por el estado de Maryland, le preguntó a Abrams: “¿Cuál es la política del gobierno sobre las personas que están llegando a la frontera? ¿Apoya usted darles la bienvenida si solicitan asilo y quedan bajo la protección del TPS?”

blank
Alex Wong. Getty Images.

Ante la pregunta del senador demócrata, Abrams respondió que el otorgamiento del TPS a los venezolanos estaba en proceso de estudio. “Yo diría que en este momento tenemos 74.000 solicitudes de asilo de venezolanos”, agregó.

Cinco meses después de la reunión de Abrams con el Senado de los Estados Unidos, el enviado especial para Venezuela confirmó en una entrevista para la Voz de América que el país norteamericano no otorgará el TPS a los venezolanos.

Según Abrams debido a que las cortes han fallado en contra del levantamiento de la característica temporal que posee dicho beneficio, el gobierno de los Estados Unidos no otorgará medidas de protección de este tipo.

blank

“Por eso ninguna administración va a dar TPS, porque es eterno, porque no tenemos el derecho a decidir [levantarlo] después de un año [o] cinco años que las condiciones hayan cambiado”, agregó. Para Abrams, varios jueces han confirmado “que ninguna administración tiene el derecho de levantar” la naturaleza de dicho permiso que fue otorgado, en primera instancia, a migrantes de ciertas nacionalidades.

Qué pasará con el TPS

Abrams considera “que esta administración, ni la próxima administración, vayan a otorgar TPS cuando las cortes están diciendo que es perpetuo”. Aunque la negativa del enviado especial del presidente Donald Trump para Venezuela es importante, el proyecto de ley propuesto en febrero por los senadores Durbin y Menéndez será discutido por la Cámara de Representantes este jueves.

Carlos Vecchio, embajador de Venezuela para los Estados Unidos designado por el presidente interino Juan Guaidó, indicó que contaba con información que “tanto los demócratas como los republicanos están en una discusión para darle legalidad a los venezolanos y evitar que sean deportados”, escribió en su cuenta de Twitter.

blank

Los jueces estadounidenses han recalcado la imposibilidad de cambiar la naturaleza del TPS, sin embargo,el proyecto presentado por Durbin y Menéndez sigue su curso.

Noticias relacionadas