• El internacionalista Iván Rojas no descartó que los gobiernos de la región estén tratando de buscar una opción alterna a la deportación como medida para controlar la migración venezolana en sus territorios

La crisis migratoria venezolana está generando temor en los países de la región, llevando a los gobiernos a tomar medidas contundentes para tratar de controlar la cantidad de ciudadanos venezolanos que ingresan a sus territorios.

Este miércoles 2 de octubre el gobierno de Aruba anunció que comenzará a solicitar una visa temporal a los venezolanos que deseen ingresar a esa nación. La primer ministro Evelyn Wever-Croes detalló, en un comunicado, que la medida fue tomada debido al incremento de la migración a la isla, y luego de haber conversado durante varios meses con su gabinete ministerial.

“Se llega a esta decisión después de constatar que la situación en Venezuela empeora, además de la incidencia en la migración irregular desde el país a los países vecinos con un aumento alarmante”, se lee en el comunicado.

Se estima que la visa entre en vigencia en aproximadamente seis meses. Este medida temporal se aplicará a los viajeros con pasaporte venezolano, con exclusión de aquellos que tengan visa o estadía en Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Reino Unido e Irlanda.

Sin embargo, en el texto se aclara que si se muestran cambios positivos en la crisis humanitaria que vive Venezuela, la medida sería eliminada.

Calles de Aruba | Foto cortesía

Por otro lado, la situación con la isla de San Martín es diferente, pues este territorio se encuentra dividido entre Países Bajos y Francia, por lo la exigencia del requisito se encuentra aún en debates que llevan a cabo autoridades francesas para poder tener control del flujo migratorio.

El internacionalista Iván Rojas explicó para El Diario los efectos de la decisión tomada por la nación caribeña, perteneciente al Reino de los Países Bajos.

“Considerando el tamaño de la isla y su capacidad administrativa, lo más probable es que el número de visas que se aprueben por año sea pequeño, garantizando que quienes puedan entrar — frontera cerrada o no — tengan el target que la isla busca recibir”, dijo Rojas.

De igual manera, resaltó que esta medida no va afectar a los venezolanos que ya se encuentran en la isla, sea de forma legal o ilegal, y aclaró que se podría comenzar a implementar el pedido de visado para mediados del año 2020 debido “al reto logístico que supone”.

El internacionalista señaló que la decisión obedece a un conjunto de políticas migratorias que buscan regularizar la situación de venezolanos que constantemente ingresan al territorio, por lo que “no se implementará solo el uso de la visa, sino que hay otros elementos en la mesa, y probablemente se sumen más”, dijo.

La estrategia implementada hasta ahora han sido las detenciones y deportaciones, y según Rojas esto probablemente no cambie, pero se puede esperar que “a puertas cerradas algunos gobiernos estén tratando de buscar una opción diferente a la deportación”.

Situación fronteriza entre Aruba y Venezuela

El pasado 4 de junio el gobierno de Aruba anunció que extendía por tres meses más el cierre de la frontera con Venezuela, luego del periodo inicial de un mes que se implementó el 10 de mayo de este año.

Según el Ejecutivo de la isla, el periodo inicial del cierre de la frontera fue establecido para “evaluar la situación”. Afirmó que se iba a monitorear los efectos para luego decidir si se abrían los lindes o se mantenían cerrados.

Precisamente el 10 de mayo el vicepresidente de Economía de Nicolás Maduro, Tareck El Aissami, anunció que volvían a abrir la frontera con Aruba, luego de su cierre en febrero debido a las tensiones entre el régimen y la dirigencia opositora, a propósito del intento de ingresar la ayuda humanitaria a Venezuela.

Colombia, Perú, Chile y Ecuador son los países con mayor cantidad de venezolanos en la región. Al menos 2.619.000 de los connacionales se han refugiado en esos países. Desde 2018 la flexibilidad migratoria ha comenzado a agotarse y los controles aumentan con la solicitud de visado.

  • Ecuador

El proceso de visado humanitario para venezolanos se habilitó desde el pasado 26 de agosto. Los venezolanos que ya se encuentran en territorio ecuatoriano pueden y deben tramitarlo para regularizar su situación migratoria.

  • Perú

El pasado 7 de junio de este año el gobierno de Martín Vizcarra anunció, durante un proceso de deportación de 50 venezolanos, que estos presuntamente habían cometido actos delictivos en ese territorio. Por ello, a partir del 15 de junio su gobierno comenzó a exigir una visa humanitaria, así como antecedentes penales y pasaporte (vencido o vigente) a los venezolanos que ingresen a Perú.

La vigencia de la visa tiene un plazo de 183 días y tanto esta como la de turismo — que tiene un costo de 30 dólares — puede tramitarse en los consulados peruanos en Venezuela.

  • Chile

El gobierno de Chile anunció el 22 de junio que exigirá un Visto Consular de Turismo (VCT) para los venezolanos que deseen ingresar a su país. Para solicitarlo, la persona debe presentar un boleto de regreso a Venezuela o a otro país donde posea residencia, y debe contar también con al menos 50 dólares diarios para financiar su estadía.

En el año 2018 Chile puso en funcionamiento la Visa de Responsabilidad Democrática (VRD) que permite una residencia temporal durante un año y que se puede prorrogar una sola vez. Esta visa tiene un costo de 30 dólares.

  • Guatemala

Desde marzo de 2018 Guatemala se unió a los países de Centroamérica que exigen visa a los venezolanos. Esta tiene un costo de 50 dólares y una vigencia de 90 días.

  • Honduras

Desde noviembre de 2017 Honduras exige visa consultada (VC) a los venezolanos. En un comunicado de la Secretaría de Estado se establecieron los requisitos, entre los que destacan un pago de 100 dólares para el proceso de emisión de la visa, croquis de la ubicación exacta en donde se prevé residir y fotografía de la fachada de la residencia.

  • Panamá

El gobierno de Panamá anunció, con la publicación del Decreto Ejecutivo N° 473 del 23 de agosto de 2017, medidas migratorias que incluyen a Venezuela dentro de los países que requieren visa estampada (VE) por el cónsul para ingresar a Panamá a partir del 1° de octubre de 2017.

  • Nicaragua

Nicaragua decidió pedir visa de turista a los venezolanos en agosto de 2016, pero la medida fue suspendida en 2018 tras pasar a la categoría migratoria A (exento de visa) por decisión de Daniel Ortega, presidente de la nación.

  • El Salvador

El gobierno de El Salvador inició la solicitud de visas consulares a venezolanos en 2008, de acuerdo con los datos oficiales. La exigencia del documento aplica para ciudadanos venezolanos portadores de pasaportes ordinarios de acuerdo al principio de reciprocidad, no así para quienes sean portadores de pasaportes oficiales y diplomáticos.

Infografía de El Diario de Caracas

La exigencia de visas y otros documentos migratorios pareciera cerrarle las puertas a los venezolanos que buscan huir de la crisis. Pese a que la Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) ha dicho que la mayoría de los venezolanos que salen de sus fronteras necesitan protección como refugiados.

A medida que aumenta el éxodo, las naciones de la región endurecen sus medidas para el control migratorio. De continuar la crisis en el otrora país petrolero, probablemente se sumen otras naciones a la exigencia de visado para los venezolanos.

Noticias relacionadas