• Ángel Medina, diputado de Primero Justicia y director de la subcomisión encargada de elaborar el cronograma de convocatoria a la sociedad civil para la conformación de la comisión de postulaciones del Poder Electoral, explicó para El Diario que propondrán el relevo para los ocho rectores del Consejo Nacional Electoral

Un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE) parece vislumbrarse en Venezuela. El primer paso para la conformación del nuevo Poder Electoral se dio el 12 de noviembre, con la instalación en la Asamblea Nacional (AN) de la comisión preliminar electoral, que conforman 11 diputados, siete de ellos del bloque de la Unidad y cuatro del chavismo. No obstante, el conflicto de intereses entre la dirigencia política del país deja en entredicho la realización de unos comicios con garantías para la población.

“La idea es que podamos acordar un calendario, y allí establecer claramente los lapsos y los tiempos mediante los cuales se van a definir las convocatorias a la sociedad civil, como también a los candidatos a rectores”, explicó el diputado Ángel Medina para El Diario. El parlamentario será el director de una subcomisión creada para elaborar el cronograma que permita la escogencia de 10 personas de la sociedad civil para que se incorporen a la comisión preliminar.

Luis Aquiles Moreno (Acción Democrática) y los diputados del PSUV William Gil y Julio Chávez completan la instancia. Una vez establecido, los 21 miembros conformarán el Comité de Postulaciones al CNE, y posteriormente serán los encargados de elaborar una lista de elegibles en cada sector. La decisión final de los nuevos rectores corresponde a las dos terceras partes de la AN, es decir, que debe ser aprobada por al menos 111 diputados de los 167 que conforman el Parlamento. Sin embargo, si el PSUV insiste en la teoría del desacato de la AN y de los diputados de Amazonas, se debilita la mayoría parlamentaria necesaria para sacar adelante la votación.

A pesar de haber instalado la comisión preliminar, desde el Legislativo aún se desconoce el tiempo exacto que tomará la designación de las nuevas autoridades electorales. “El proceso en términos reales, como dicen los técnicos, puede durar desde 50 hasta 100 días, porque son los lapsos que más o menos establece la ley; tiene lapsos muy concretos, fijos y determinados, y otros puntos donde es más laxa. Pero desde nuestro punto de vista tiene que ser lo más rápido posible”, argumentó Medina.

El diputado comentó para El Diario cómo será el proceso de escogencia, así como su perspectiva del escenario electoral en Venezuela.

— ¿Cuáles serán los requerimientos para la sociedad civil que quiera postularse a la comisión preliminar de postulaciones?

— En términos reales los requerimientos desde los últimos tiempos donde se han hecho comités de este estilo no son gran cosa, es decir, no son exigentes en términos reales. Tampoco — y lo hemos dicho — estamos buscando eruditos electorales ni miembros de la sociedad civil sobredimensionados; estamos buscando hombres y mujeres que evidentemente conozcan el tema electoral y que además puedan, junto a nosotros, brindarnos un nuevo CNE a todos los venezolanos. Así que los requisitos serían muy sencillos, pero que den prueba de que la persona sí esté metida en la material electoral, que conoce el sistema, pero que además ha trabajado siempre por buscar un consejo electoral que permita garantizar el voto de los venezolanos.

— Se habla mucho de la fórmula 2:2:1 para la escogencia de las nuevas autoridades. Es decir, que se elegirían dos rectores por la oposición al régimen, dos rectores por el chavismo, y uno neutral. ¿Se mantendrá esa fórmula para lograr un mayor equilibrio dentro del CNE?

— Una fórmula 2:2:1, 3:1:2, 4:1, 5:0, todas son fórmulas absolutamente partidizadas y politizadas. Es decir, los rectores del CNE no tienen por qué brindar su apoyo irrestricto a una opción política. No se trata de hacer equilibrio, se trata de tener un organismo que sirva para la gente; entonces ahí hay que sentar las bases de la decisión: un Consejo Nacional Electoral que efectivamente cuente con gente preparada, que tenga experiencia en el tema electoral, pero que con su decisión permita garantizar el voto libre a todos los venezolanos.

— ¿Cuáles serían los perfiles que buscarán? ¿Serán operadores políticos o rectores técnicos que sepan estrictamente del tema electoral?

— Un rector del CNE tiene que tener todo, no solo elemento técnico, sino también el elemento no partidista, pero sí político para comprender el momento, las fuerzas que siempre están compitiendo; para entender a los actores, sus motivaciones, sus posiciones políticas; pero también para poder dirimir el conflicto a través de la decisión electoral, o sea, que un rector tiene que tener ambas cosas. Es como que tú le pidas a un alcalde que deba ser un técnico o un actor político; no, tiene que ser las dos cosas. Es un cargo público y depende también de las decisiones de muchos actores políticos que están en la sociedad, especialmente cuando vas a hablar de un tema electoral.

— ¿Serán renovados solo los cinco rectores principales, o también los otros tres suplentes de los órganos subordinados?

— Cuando tú eliges a un rector tienes que elegirlo a él con todos los suplentes. Ellos no van aparte, van junto con los rectores, y por eso es que el planteamiento de la Ley Orgánica del Poder Electoral establece que son tres rectores con sus suplentes de la sociedad civil, un rector con su suplente del Poder Moral, y un rector con su suplente de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de las universidades nacionales, o sea, no se pueden apartar, es todo un combo.

— Es decir, que serán renovados todos…

— Para nosotros tiene que haber una reforma integral del Consejo Nacional Electoral, eso está clarísimo.

— Francisco Torrealba, integrante de la asamblea nacional constituyente, prácticamente dijo que Tibisay Lucena seguirá en el CNE. ¿Aceptarían ustedes un poder electoral con Lucena o lo descartan totalmente?

— Esa es una opinión de un factor político, y la verdad es que eso se define con las dos terceras partes de la AN. Comprenderás cómo está constituida la Asamblea y entonces entenderás que ese tipo de decisiones pasan por una renovación integral del CNE. En la práctica, aunque tú quieras, no tienes los votos para dictar la reelección de Tibisay Lucena. Es como la respuesta más lógica en ese planteamiento.

— Ahora, uno de los rectores lo propone el Poder Ciudadano…

— Ellos proponen una terna, no uno solo.

— ¿Desde la Unidad aceptarán esos postulados de Elvis Amoroso y Tarek William Saab, habiendo sido ellos nombrados por la anc?

— Eso es una gran pregunta que tendrá que resolverse en el campo del comité, que además va a estar conformado por miembros de la sociedad civil. Esperemos que llegue ese momento y veremos de qué manera se resuelve la situación.

— Es decir, ¿no descartan que la AN y el comité acepten postulaciones de funcionarios designados por la anc?

— Ese es uno de los mayores escollos a trabajar. Queremos lograr una reforma integral del CNE y eso implica trabajar dentro de nuestros esquemas para lograrlo. Así que más que descartar o aprobar, tenemos una prueba de altísima política en este momento, por el bien del país.

— ¿Para qué serán elegidos los rectores: para una elección presidencial o para unas elecciones legislativas? Desde el chavismo, e incluso dirigentes como Claudio Fermín, dicen que son para unos comicios para elegir un nuevo parlamento.

— Yo difiero en buena medida del resto de los actores políticos. Tú no vas a nombrar — y allí es donde creo que hay que poner el énfasis, porque nosotros no solo queremos cambiar al gobierno sino que también cambiar el modelo — un CNE para que hagan lo que a ti te dé la gana o lo que tú quieras. Eso no tiene ningún sentido. Es como si nombraras a un magistrado del Tribunal Supremo de Justicia para que hiciera sentencias siempre a tu favor. La gran verdad es que tenemos que elegir a un poder electoral que sirva para la gente y para generar confianza en el voto, no para hacer lo que a un factor político le dé la gana. Por eso se llama ‘poder’, porque tiene que ser relativamente autónomo, tiene que ser independiente y generar confianza en todos los votantes de Venezuela.

— Pero tampoco corresponden elecciones presidenciales este año.

— La verdad es que sí. Si nos vamos a la Constitución, evidentemente corresponden unas elecciones parlamentarias para el año que viene. Pero también corresponden unas elecciones del gobierno nacional, porque aquí no ha habido unas elecciones para elegir al gobierno. Entonces qué bueno sería que de repente hagamos las dos y se le permita, efectivamente, elecciones libres a todos los venezolanos.

— ¿No está cerrada esa posibilidad por parte de la Unidad?

— No puede estar cerrada nunca la posibilidad porque, como hemos planteado, esta es una ruta para garantizar una elección libre. Esto no es lo único que hay que hacer; no solo hay que nombrar rectores para el CNE, sino que hay que hacer muchas otras cosas. Pero la verdad es que el CNE es fundamental para garantizar que todos podamos decidir, y que esa decisión permita salir de la crisis que tenemos, no que la profundice.

— Hasta ahora, el chavismo ha evadido la salida electoral. ¿No es un esfuerzo en vano buscar la solución de esa forma?

— Nunca va a ser un esfuerzo en vano buscar una solución a la crisis de este país, eso es lo que yo siento. Cualquier ventana u oportunidad que se abra hay que aprovecharla, hay que trabajarla, y si no se da, pues intentaremos otra. Pero nuestro camino, en este momento, es intentar que los venezolanos puedan decidir el futuro. Eso es algo que nos debemos desde hace muchos años.

— Desde el gobierno interino se planteó la hoja de ruta de la siguiente forma: cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres. Sin embargo, ya están planteando unas elecciones sin que ocurra el cese de la usurpación…

— Como también hemos planteado un gobierno de transición, es decir, cuando tú nombras embajadores o representantes del gobierno interino ante distintos Estados y son aceptados, es porque estás trabajando desde el gobierno de transición. Cuando tú nombras a los directivos de Pdvsa o cuando controlas los activos, estás haciendo gobierno de transición. Eso no quiere decir que abandones el camino de buscar el cese de la usurpación, o sea, que tú pienses en elecciones libres para nada deja olvidar que estés buscando el cese de la usurpación. ¿Qué pasa si mañana ocurre el cese de la usurpación y no estás preparado para las elecciones libres? Esas no van a llegar solas, hay que construirlas, hay que trabajarlas.

Noticias relacionadas