• Las empresas han perdido cientos de millones de dólares debido al cierre de su varias de sus fábricas producto de la epidemia de Covid-19

Cuando se ve afectado un eslabón en una cadena de producción puede tener consecuencias nefastas en cualquier empresa, sin importar cuán grande pueda ser dicha compañía.

Apple y Nintendo –dos empresas que dominan en sus respectivos mercados, smartphones y consolas de videojuegos respectivamente– constituyen  un ejemplo de esta realidad luego del inicio de la epidemia del coronavirus de Wuhan, conocido oficialmente como Covid-19. 

La epidemia ha afectado a cientos de empresas y fábricas ubicadas en China que tuvieron que cerrar sus puertas por miedo a no ser capaces de garantizar la salud de sus empleados. Esta medida, si bien progresivamente se ha ido revirtiendo, ha ocasionado que ambas empresas de tecnología sufran pérdidas millonarias al no poder ensamblar y posteriormente comercializar sus equipos en todo el mundo.

La casi total paralización de la economía China —debido a los casi 10.000 infectados y más de 360 fallecidos—  también ha tenido como consecuencia el descenso en las ventas tanto de Iphone como de Nintendo Switch, los dos productos emblemas de Apple y Nintendo.

Proyecciones realizadas por Apple, semanas atrás, indicaban que los ingresos trimestrales de la empresa oscilarían entre 63.000 y 67.000 millones de dólares; sin embargo, dichas cifras tuvieron que ser revisadas el pasado lunes luego de que la compañía estadounidense informara que debido a problemas de oferta y demanda no serían capaces de alcanzar sus metas.

El trabajo está comenzando a reanudarse en todo el país, pero estamos experimentando un retorno más lento a las condiciones normales de lo que habíamos anticipado. La escasez de suministros de iPhone afectará temporalmente los ingresos en todo el mundo”, Apple

La respuesta en la bolsa de valores no se hizo esperar y las acciones de Apple registraron una caída de 5%.

China. Una quinta parte de los ingresos de Apple provienen de la venta de equipos en el mercado chino.

Una de las razones por las cuales Apple ve afectada, de forma directa, la producción de sus equipos es que la totalidad de ellos son ensamblados en suelo chino por Foxconn, uno de sus socios, el cual indicó que no podría reiniciar actividades hasta finales de febrero. Esto debido a que una significativa cifra del personal que labora en sus fábricas se encuentra en cuarentena.

Otro aspecto que incide gravemente en el ensamblaje de los smartphones es la interdependencia de cada uno de los fabricantes de las piezas que componen el Iphone, pues basta que una de ellas detenga su producción para que todo el proceso se vea afectado y forzosamente deba detenerse.

Analistas estiman que los ingresos de Apple en el segundo trimestre del año también se verán afectados, disminuyendo los ingresos proyectados en casi 10 mil millones de dólares.

Tecnología en pausa por el Cod-19

A fin de evitar la propagación del coronavirus de Wuhan los organizadores del Mobile World Congress, el mayor evento de tecnología movil del mundo, decidieron cancelarlo luego de que empresas como Ericsson, Nvidia, Amazon y LG decidieran cancelar sus presentaciones.

La justificación tanto de las empresas como de los organizadores para cancelar el evento, que estaba pautada para celebrarse en la ciudad de Barcelona (España), era que no podían asegurar la salud tanto de sus trabajadores como del público asistente.

Otra empresa afectada

Apple no ha sido el único gigante tecnológico afectado por el nuevo coronavirus pues Nintendo también ha visto cómo la producción de su consola insignia, el Nintendo Switch, se ha detenido como consecuencia de la epidemia.

El retraso en la producción de la Nintendo Switch ha ocasionado que el mercado nipón esté experimentando una disminución de la oferta del dispositivo que podría prolongarse hasta que sean reabiertas las fábricas en China.

Desde Nintendo han indicado que los envíos previstos para ser realizados a Estados Unidos y Europa —los dos mercados que concentran 70% de las ventas del dispositivo— están asegurados, pues los barcos que los transportan ya fueron despachados y se encuentran navegando rumbo a sus respectivos destinos.

No vemos que se produzca ningún impacto en los envíos a Estados Unidos, sin embargo vamos a permanecer vigilantes para tomar cualquier medida que sea necesaria” Nintendo

No obstante, de continuar los problemas de producción y distribución el mercado estadounidense, podría sentir los efectos causados por el Covid-19 aproximadamente a partir del mes de abril —cuando el arribo de equipos se detenga, si las fábricas no han reiniciado operaciones—.

Algunos de los proveedores de los componentes que integran el Nintendo Switch han expresado que su principal temor es reiniciar operaciones demasiado rápido y que se produzca un brote de la epidemia en las fábricas. 

Esta no es la primera oportunidad en la que el Nintendo Switch presenta fallas importantes en su distribución en Japón. Algo similar ocurrió en 2017 cuando, debido a la alta demanda de la consola las ventas, debieron detenerse durante meses antes de poder reiniciarse.

Hasta el momento Nintendo ha preferido no especificar cuál ha sido el impacto del coronavirus en sus ingresos y cuánto dinero han perdido luego de que se produjera la epidemia en China, aunque algunos expertos aseguran que el monto podría ascender a cientos de millones de dólares.

Debido al poderío económico de Apple y Nintendo, si bien el cierre de sus fábricas en China les supone pérdidas significativas, ambas empresas están en capacidad de continuar operando, la pregunta es si empresas de menor calado podrán volver a abrir sus puertas una vez termine la epidemia de coronavirus y cómo esto afectará la economía del gigante asiático.

Noticias relacionadas