• El Covid-19 continúa con su rápida propagación por el mundo, por lo que es pertinente analizar las medidas que deben tomar las autoridades nacionales de salud ante esta alerta mundial

En la última semana, la más reciente epidemia de coronavirus (el Covid-19 como fue denominado científicamente) ha sorprendido al mundo debido a varias noticias alarmantes: la confirmación de más 100 infectados en Italia, la duplicación de los casos totales en Corea del Sur en un solo día y el registro de la quinta muerte por la enfermedad en Irán, que desencadenó el cierre de escuelas, universidades y centros culturales en 14 provincias.

La rápida propagación de este virus enciende las alertas de todos los países y abre el debate sobre la preparación de cada nación ante un posible brote. Por esta razón, El Diario consultó con el especialista Alejandro Risquez, jefe del Departamento de Salud Pública de la Escuela de Medicina Luis Razetti, sobre qué debe hacer el sistema de salud venezolano en este panorama.

blank
Venezuela y el mundo se enfrentan a un nuevo reto de salud pública: cómo abordar y enfrentar la emergencia de una epidemia causada por este coronavirus que originalmente arranca en Wuhan, una ciudad de China, y que produce un cuadro respiratorio significativo que puede tener complicaciones que van desde una gripe común hasta síndromes respiratorios graves con neumonías”, dijo en exclusiva el doctor Rísquez.

El médico indicó que esos cuadros graves ameritan hospitalización y, en el peor de los casos, cuidados intensivos, por lo que el sistema de salud venezolano debe tomar en cuenta las capacidades hospitalarias necesarias para atender a personas infectadas. 

Otro factor importante a tener en cuenta es la escasez de insumos médicos como mascarillas y batas para el personal de salud e insumos de protección para los trabajadores de los hospitales. Risquez aseguró que las enfermeras son las personas que tienen mayor contacto con los pacientes, por lo que deberían tener suficiente indumentaria para evitar un contagio. 

“Venezuela no está preparada para una epidemia de coronavirus, así lo anunciaron la Federación Médica Venezolana, la Sociedad Venezolana de Infectología y hasta la Cruz Roja que ha sido la que provee de ayuda humanitaria al país y creemos que este es un buen momento para que el Ministerio de la Salud haga su mayor esfuerzo para mandar los protocolos, los insumos de protección para todo el personal de salud”, sugirió. 

Aunque el personal de enfermería existente en los hospitales sea dotado con suficientes insumos, esto no sería la única garantía de una atención adecuada en los centros de salud, debido a que la cantidad de enfermeras debería aumentar para que el número de camas operativas también lo haga. 

La más reciente Encuesta Nacional de Hospitales arrojó como resultado que en 2019 hubo un promedio nacional de 219 camas operativas y solo 46,7 camas en los servicios de Emergencia. 

blank

Imagen: Encuesta Nacional de Hospitales / Médicos por la Salud. 

Adicional a esto se determinó que los servicios de rayos X cerraron 2019 con 63,87% de inoperatividad y los servicios de laboratorio con 45%. Ambos son herramientas fundamentales para determinar la gravedad de los cuadros virales y respiratorios. 

blank

Imagen: Encuesta Nacional de Hospitales / Médicos por la Salud. 

Un factor que puede resultar preocupante también es el tiempo de atención en los hospitales, por lo que la ONG Médicos por la Salud agregó a la encuesta esta variable y determinó que el tiempo promedio de respuesta ante una neumonía para diciembre de 2019 fue de 6 horas 49 minutos y 48 segundos. 

blank

Imagen: Encuesta Nacional de Hospitales / Médicos por la Salud. 

Risquez recomendó a los ciudadanos que conozcan casos de pacientes con síndromes respiratorios agudos, acudir a un médico lo antes posible y acudir al Ministerio de Salud para que los refiera con el Instituto de Higiene Rafael Rangel. “Ellos deben proveer al paciente de los insumos y el personal adecuado para hacer las pruebas pertinentes”. 

El ejemplo de China

El pasado 3 de febrero China inauguró el Hospital Huoshenshan (Montaña del Dios Fuego), que fue construido en tan solo 10 días y cuenta con 1.000 camas para atender exclusivamente a personas con coronavirus. El centro de salud tiene 1.400 miembros del personal médico de las fuerzas armadas, 950 trabajadores de hospitales de la Fuerza Conjunta de Apoyo Logístico de las Fuerzas Armadas y 450 más de universidades sanitarias del Ejército, la Marina y la Fuerza Aérea que ya se encuentran en Wuhan.

Además cuenta con un equipo de 15 expertos dedicados especialmente a evitar los contagios dentro del hospital. Entre los trabajadores del nuevo hospital hay sanitarios con experiencia en la lucha contra el virus SRAS en el Hospital de Xiaotangshan, de Pekín.

El doctor Julio Castro, médico infectólogo y epidemiólogo, presentó en una cátedra para la Escuela de Bioanálisis junto a Risquez en la que dieron recomendaciones importantes sobre la preparación de nuestro país para enfrentarse al COVID-19.

Uno de los aspectos más importantes es la prevención, por lo que determinaron que la prioridad del sistema de salud venezolano debe ser evitar que el virus entre al país, esto se logrará con controles precisos en aeropuertos internacionales y puestos fronterizos.

En los controles de migración debería haber un equipo médico que interrogue a las personas que vengan de países donde haya casos confirmados. Además de hacerles un chequeo de temperatura a las personas con síntomas respiratorios. 

blank
Foto: Cortesía

A pesar de eso, el médico aseguró que el riesgo de llegada de personas contagiadas es menor a los de otras naciones, debido a la disminución de vuelos hacia Venezuela y que varias aerolíneas internacionales han abandonado el país.

“Nuestro sistema de vigilancia epidemiológica debe estar alerta y cuando una persona llegue de un vuelo con síntomas debe vigilarse y si se comprueba que está infectada, deben llamar a  las personas que estuvieron sentadas cerca de esta”, explicó Castro a los asistentes. 

Por último, el especialista sugirió que los hospitales deben estar en su mayor capacidad para que el sistema no colapse ante la llegada del coronavirus a territorio nacional, debido a su alta capacidad de contagio. 

Noticias relacionadas