• El contagio de enfermedades altamente letales ha sido una temática utilizada en múltiples producciones cinematofráficas y televisivas

Pandemias y virus letales son dos de los temas que han servido de inspiración, desde hace años, para la realización de producciones cinematográficas que intentan mostrar —con mayor o menor verosimilitud— las posibles consecuencias que podrían ocasionar en el mundo el brote de una enfermedad que supere los sistemas de salud mundiales.

Algunas de estas obras no solamente han utilizado la ficción para desarrollar sus narrativas, sino que en algunos casos, incluso, han utilizado como telón de fondo virus reales que han sido responsables de la muerte de cientos de personas.

En El Diario hemos realizado una recopilación de algunas de una serie de obras del cine y la televisión que ubicaron su foco en pandemias causadas por virus letales, que en algunos casos pueden asemejarse al Coronavirus de Wuhan (COVID-19).

Outbreak (1995)

La cinta narra la historia de un virus, similar al Ébola, descubierto en un pequeño pueblo de África. La enfermedad posee una tasa de mortalidad de cien por ciento, luego de transcurridas 24 horas del momento del contagio.

La película plantea también la facilidad con la que un virus puede transmitirse de persona a persona si no son activados los protocolos de cuarentena. Igualmente, muestra cómo algunos Estados pueden llegar a ocultar información sobre una epidemia en perjuicio de la población, bajo la excusa de evitar el pánico colectivo. 

Ébola. A casi dos décadas del estreno de la película, ocurrió un brote de Ébola en África similar al representado en la película, que mató a más de 11.000 personas.

Luego de su estreno, obtuvo críticas positivas por considerarla como “una de las historias más escalofriantes de nuestro tiempo”. La cinta cuenta con la participación de los actores ganadores del Oscar: Dustin Hoffman, Morgan Freeman, Kevin Spacey, Donald Sutherland y Cuba Gooding Jr. 

Outbreak fue, además, un éxito en taquilla y obtuvo ingresos superiores a los 189.000.000 de dólares.

I am Leyend (2007)

La película sigue los pasos de un experto en virus (Will Smith), quien vive en una realidad post apocalíptica luego de que casi la totalidad de la población muriera como consecuencia de un virus creado para curar el cáncer.

Uno de los nudos temáticos de I am Leyend es mostrar cómo la humanidad puede ser destruida por la propia mano del hombre al crear un virus capaz de erradicar a hombres y animales.

El filme plantea, además, que incluso en presencia de los virus más letales un porcentaje de la población puede llegar a ser inmune a ellos; convirtiéndose en sujetos de estudio para la creación de vacunas y curas.

En la película. Solo 0.2 % de la población mundial era inmune al virus.

Si bien I am Leyend consiguió recaudar mundialmente unos 585.000.000 de dólares y se transformó en un éxito financiero, no obtuvo el mismo resultado con la crítica especializada. Pues, pese a que la actuación de Smith fue alabada, el desarrollo de la película solo obtuvo un rating de 6.3/10, según Rotten Tomatoes.

Contagio (2011)

El largometraje muestra el proceso de investigación realizado por un grupo de científicos para identificar, contener y posteriormente crear una vacuna que pueda detener la propagación un nuevo virus altamente letal descubierto en Asia.

Contagio estuvo inspirada en el brote de SARS registrado en China en 2003 y la Pandemia de gripe A (H1N1) del año 2009 —conocida como Gripe Porcina— que cobró la vida de más de 18.000 personas en todo el mundo.

La película muestra cómo la desinformación, además de la propagación de noticias falsas, pueden llegar a convertirse en “epidemias de pánico” que podrían ser igual o incluso más mortales que la propia enfermedad.

La producción consultó aspectos técnicos con el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) en Atlanta. Debido a esto logró la aclamación de la comunidad científica al representar de manera fehaciente las diversas etapas que componen la propagación de una enfermedad.

Virus letal. En la película fue identificado como Meningoencefalitis (MEV-1).

Matt Damon, Jude Law, Kate Winslet, Laurence Fishburne, Marion Cotillard y Gwyneth Paltrow protagonizaron la película.

Luego de su estreno, logró recaudar aproximadamente 135.000.000 de dólares en los cines de todo el mundo.

Flu (2013)

Esta película surcoreana, ambientada en Hong Kong e inspirada en el virus de la Influenza A H5N1, sitúa al espectador ante los horrores provocados por una mutación de la Gripe Aviar. Muestra la perspectiva de cómo gracias a la inmigración ilegal es posible la propagación de enfermedades debido a la escasez de los controles sanitarios requeridos.

La cepa del virus al cual deben hacer frente los protagonistas es altamente mortal, pues las personas mueren en un lapso de 36 horas luego de ser contagiados.

El filme también logra captar la desesperación de los ciudadanos a medida que la epidemia se extiende por la ciudad y cómo ello altera su toma de decisiones, convirtiéndolos en seres cuya única meta es permanecer vivos.

Gripe aviar. El virus de Influenza A H5N1 en el que se inspira la película tiene una tasa de mortalidad de 60%.

La crítica valoró muy positivamente el suspenso logrado durante el desarrollo de la historia. El éxito cosechado se tradujo en la recaudación; si bien las ganancias —poco más de 12.000.000 de dólares—, fueron relativamente modestas respecto a otros filmes de la misma temática.

Cordon (2014-2016)

Esta serie gira en torno a la epidemia de un virus mortal en la ciudad belga de Amberes, que en un principio se piensa fue propagado por un inmigrante ilegal de origen afgano. 

Epidemia. El virus al que se hace referencia durante la serie es una cepa de la Gripe Aviar.

La producción muestra cómo, con el fin de evitar que continúe aumentando la cantidad de infectados, el gobierno decide acordonar todo el centro de la ciudad; confinando a sus habitantes a intentar sobrevivir valiéndose por sí mismos. 

Otro aspecto tratado durante dicha serie es la manera en la que es gestionada la crisis tanto por los políticos a cargo, como por las fuerzas del orden público.

El éxito alcanzado por Cordon fue tal que luego de la emisión de la primera temporada, el canal de televisión CW decidió realizar un remake de la serie.

93 Days (2016)

Inspirada en el brote de Ébola registrado en diversos países de África, entre 2013 y 2016, 93 Days narra la historia del inicio de la epidemia y el trabajo realizado por parte del personal del hospital de Lagos, en Nigeria, para lograr detener la propagación de la enfermedad.

La película se centra en la doctora Ameyo Adadevoh, quien diagnosticó el primer caso de Ébola en Nigeria, y en su esfuerzo para implementar una cuarentena aun sin contar con los equipos necesarios para ese fin.

Nigeria. Durante el brote de Ébola en el que está basada la producción, Nigeria se ubicó como el quinto país con mayor cantidad de casos confirmados de la enfermedad.

La cinta, considerada una de las más importantes en la historia reciente de Nigeria, retrata el riesgo asumido por los doctores, arriesgando sus vidas, mientras trabajaban e intentaban proteger a los casi 16 millones de personas que vivían en la ciudad de Lagos.

93 Days se ubica entre los cinco filmes nigerianos con mayores recaudaciones de taquilla durante su año de estreno.

The Hot Zone (2019)

Basada en el libro homónimo del escritor Richard Preston, The Hot Zone sitúa al espectador en el 1989, año en el que se produce un brote de Ébola en primates ubicados en un laboratorio científico en  la ciudad de Washington D.C, en Estados Unidos.

La miniserie, inspirada en hechos reales y producida por National Geographic, narra la historia de una veterinaria del Ejército de Estados Unidos, quien debe intentar conseguir una vacuna para evitar que el virus pueda llegar a contagiarse de animales a seres humanos.

Letal. La tasa de mortalidad del Ébola puede llegar a ser de hasta 90%.

Un eje central de esta serie plantea que los denominados Hot Zone (zona caliente) son lugares en los que se encuentran almacenadas muestras de las enfermedades más mortíferas y virulentas en la historia.

La producción apunta a cómo en caso de producirse un accidente en cualquiera de estos lugares, las consecuencias serían devastadoras para la humanidad.

La serie recibió excelentes críticas por parte de los expertos por considerar que su realismo sirve como “un recordatorio de cuan mortal puede llegar a ser una enfermedad”.

Pandemic: How to prevent an outbreak (2020)

Coronavirus. La serie fue estrenada el mismo día que el gobierno chino anunció la cuarentena de la ciudad de Wuhan debido al Covid-19.

Esta miniserie documental producida por Netflix consta de seis capítulos en los que se abordan múltiples temas. Entre ellos, el trabajo que realizan médicos e investigadores para desarrollar una vacuna universal.

Además, debaten si es importante vacunarse o no y cuáles pueden ser las consecuencias secundarias de hacerlo. 

Otro aspecto al que alude son las pruebas realizadas en animales para poder detectar posibles virus emergentes y crear vacunas que pueden atacarlos.

Esta producción de Netflix, que recopila las peores pandemias en la historia de la humanidad, también hace alusión a las consecuencias de la reducción en los presupuestos de salud y cómo eso afecta la capacidad de los investigadores para desempeñar su trabajo.

La miniserie plantea a su vez que la pregunta que debe realizarse no es si ocurrirá una nueva pandemia, sino cuándo pasará. 

La aparición del Coronavirus ha demostrado como muchas de estas producciones pese a tener a ser ficciones, en su mayoría, presentan elementos reales como las formas de propagación del virus, los tiempos necesarios y las dificultades inherentes para la fabricación de vacunas y el pánico e histeria que puede provocar en una población la aparición de un brote viral con una alta tasa de mortalidad.

Noticias relacionadas