• Desde su descubrimiento hasta la fecha, la cepa 2019-nCoV ha matado a 106 personas de las 4.515 infectadas solo en China. Además, se han confirmado infectados en otros 15 países incluyendo dos casos autóctonos en Japón y Alemania. Científicos descubrieron que el virus puede contagiar en un rango de dos metros

La metrópoli de Wuhan, en la provincia china de Hubei, parece una ciudad fantasma pese a sus 11 millones de habitantes. Su rostro ha cambiado. Las calles lucen desoladas, mientras las líneas aéreas, ferroviarias y fluviales se encuentran paralizadas. Nadie entra o sale sin una autorización expresa de los organismos estatales. 

La poca vida en la urbe gira en torno a la angustia. En las farmacias es común observar a personas peleando por las pocas mascarillas disponibles y en las afueras de los comercios la gente reza a sus divinidades para que aplace la epidemia. Videos aficionados han captado choques entre manifestantes, desesperados por salir del lugar, y equipos antimotines que los contienen.

Por la noche, desde el confinamiento de sus hogares, los pobladores entonan cánticos para subir la moral y calmar la ansiedad. El regreso a clases se ha detenido de manera indefinida. Se trata de una zona que lleva una semana en cuarentena por ser el epicentro de una cepa de coronavirus, bautizada como “2019-nCoV”, cuyas víctimas mortales, así como los infectados, aumentan a medida que pasan los días.

Hasta este 28 de enero existen 106 muertes confirmadas por este tipo de virus y 4.515 contaminados, mayormente en Wuhan, según datos ofrecidos por la Comisión Nacional de Sanidad del gigante asiático. Sin embargo, megalópolis como Pekín, Shanghái y las regiones autónomas de Hong Kong y Macao también reportan casos. 

Del total de infectados en China, existen 976 pacientes en condición crítica y 6.973 bajo sospechas. Recientemente, se ha dado de alta a 9 personas, lo que da un total de 60 sanos.

El siguiente elemento es un mapa interactivo desarrollado por la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, la cual muestra la propagación del coronavirus de Wuhan en todo el mundo

Dentro de las víctimas mortales por la también llamada “neumonía de Wuhan” se encuentra el doctor Liang Wudong, de 62 años de edad, quien se había retirado de la medicina en marzo de 2019, pero al enterarse de la epidemia regresó a los hospitales para apoyar a sus colegas. 

En contraste con datos oficiales del gobierno chino, investigadores de Hong Kong consideran que el número de casos por 2019-nCoV podría superar los 40.000 y los contagios podrían duplicarse cada seis días.

Otros países con casos confirmados de coronavirus

Tailandia: 14
Japón: 6
Estados Unidos: 5
Australia: 5
Singapur: 5
Corea del Sur: 4
Malasia: 4
Francia: 4
Alemania: 4
Vietnam: 2
Canadá: 1
Nepal: 1
Camboya: 1
Costa de Marfil: 1
Sri Lanka: 1

El alcalde de Wuhan, Zhou Xianwang, ofreció su renuncia luego de autorizar el cierre de la ciudad para contener la propagación del virus, según informó este martes el portal de noticias Caixin. El funcionario admitió que, antes de decretar la tardía cuarentena, 5 millones de personas habían abandonado la ciudad.

Foto: Caixin

En total son 13 urbes, todas en la provincia de Hubei, que se encuentran dentro de la mayor cuarentena de la historia china que confina a casi 40 millones de personas: Wuhan (11 millones de habitantes), Huanggang (más de 6 millones), Xiaogan (4,8 millones), Xianning (2,5 millones), Huangshi (2,4 millones), Xiantao (1,5 millones), Enshi (800 mil habitantes), Zhijiang (550 mil habitantes), Chibi (cerca de 500 mil), al igual que Ezhou, Lichuan, Jingzhou y Qianjiang.

En una carrera desesperada por hacerle frente al 2019-nCoV, el gobierno de China ha iniciado la construcción de dos hospitales prefabricados en solo 10 días. El primero se erige en Huoshenshan, a 20 kilómetros del centro de Wuhan, con una extensión de 25 mil kilómetros cuadrados y una capacidad de 1.000 camas y listo para operar el 3 de febrero.

Mientras que el segundo, de 30 mil kilómetros cuadrados, se encuentra en el área de Leishenshan, al otro extremo del río Yangtsé, y contará con 1.300 camas. Se espera que comience a funcionar el 5 de febrero. 

Foto: XinHua

Lo nuevo del coronavirus

Cuando se descubrió el brote del coronavirus de Wuhan, las autoridades chinas aseguraron que no se transmitía entre humanos, sin embargo, a la fecha ya existen miles de contagios de esta forma. Incluso, Japón y Alemania han reportado un caso confirmado, respectivamente, de personas que tienen el virus y nunca estuvieron en China. 

Los científicos han descubierto, asimismo, que las personas pueden portar el virus sin mostrar síntomas, como sucede con la gripe. A esta característica la definen como “casos crípticos de neumonía errante”.

De acuerdo con la OMS, los síntomas del coronavirus de Wuhan parecen comenzar con fiebre seguido de una tos seca. Después de una semana, causa dificultades para respirar. El afectado también suele presentar fallas renales.

Expertos del Comité Estatal para la Salud (CES) de China informaron este 28 de enero que las personas pueden contagiarse con el 2019-nCoV a una distancia aproximada de hasta dos metros.

Todos deben llevar puestas mascarillas protectoras y minimizar el número de contactos físicos cercanos», explicó Li Xingwang, uno de los expertos del comité, a las agencias internacionales de noticias.

Los ciudadanos que se encuentran en la provincia de Hubei recurren al uso de las mascarillas quirúrgicas, aunque estas solo retienen las particulas de quienes las emplean; mientras que el personal sanitario utiliza principalmente las mascarillas modelp N95 o FFP2, más sofisticadas y con un filtro de aire. No obstante, los médicos recuerdan que los virus pueden introducirse en otras partes del cuerpo como los ojos. 

Paciente altamente sospechoso en el Hospital Queen Elizabeth de Hong Kong |Foto: Reuters

El coronavirus chino se encuentra dentro de la familia del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS) que entre 2002-2003 mató a 774 personas de un total de 8.098 infectados en China. En ese entonces, la OMS criticó duramente al gobierno de ese país por no haber alertado a tiempo sobre el brote epidémico. 

En cuanto a la transmisión del 2019-nCoV, los médicos descubrieron que cada portador del virus puede contagiar a entre 1,4 y 2,5 personas; mientras que la incubación — lapso entre la infección y la aparición de los síntomas — puede ser de entre uno y 14 días (con una media de 5 días).

Lo que aún no se ha precisado es qué nivel de infección tienen los pacientes durante el tiempo de incubación del virus. Tampoco existe una vacuna disponible para contrarrestarlo, aunque los científicos ya se encuentran desarrollando una. 

Foto: Anthony Kwan / Getty

Investigaciones realizadas en torno al Síndrome Respiratorio de Medio Oriente (MERS), otra cepa de coronavirus que surgió en 2012, podrían apresurar la aparición de un antídoto para el 2019-nCoV. Se estima que el MERS, localizado en la península arábiga, ha dejado un saldo de 850 fallecidos de 2.500 infecciones, lo que la sitúa en una tasa de mortalidad de 35%.

En China los hospitales se encuentran utilizando fármacos antivirales como el lopinavir y ritonavir (empleados con éxito para el SARS) para ver si eson efectivos contra el coronavirus de Wuhan.

Actualmente un grupo de investigadores australianos ha logrado cultivar la cepa del coronavirus chino y se encuentran analizado su evolución. 

¿Qué ha dicho la OMS?

La Organización Mundial de la Salud corrigió su evaluación sobre la amenaza del coronavirus chino calificándolo de “alto” y ya no “moderado” como lo había hecho anteriormente. Con esto, el organismo de la ONU admite haber cometido un “error de formulación” es sus informes anteriores en cuanto al caso, según declaró a la AFP una portavoz del organismo.

Sin embargo, esto no significa que la OMS haya cambiado la evaluación de riesgos. Es decir, aún no considera a esta epidemia como un caso “urgencia de salud pública de alcance internacional”.

Foto: Kevin Frayer / Getty Images

El 23 de enero, durante una reunión de emergencia en Ginebra, la OMS dijo que era “demasiado pronto” para declarar como una “urgencia de salud pública de alcance internacional” al coronavirus chino.

Durante la última década, la OMS solo ha empleado el término en caso de epidemias que han requerido respuesta internacional importante como la gripe porcina H1N1 de 2009, el virus del Zika en 2016, el Ébola que golpeó fuertemente al África occidental entre 2014 y 2016, así como a la República Democrática del Congo en 2018.

Posibles orígenes del virus

El 31 de diciembre de 2019 autoridades sanitarias de China le reportaron a la OMS siete casos de personas con un tipo de neumonía de origen desconocido, todos provenientes de la ciudad de Wuhan; luego, el 8 de enero, los investigadores lograron dar con la enfermedad: una cepa de coronavirus similar al SARS y al MERS. 

Aunque no existen datos precisos sobre el origen de este virus, las autoridades lo vinculan con una tienda de mariscos y animales silvestres en Wuhan. El sitio se encuentra clausurado desde el pasado 1° de enero, luego de que se detectara la venta ilegal de animales salvajes allí. 

Mercado de Wuhan. Foto: Cortesía

La OMS cree que lo más probable es que el origen de la cepa 2019-nCoV sea de origen animal.

El 11 de enero se confirmó el primer fallecimiento a causa del coronavirus chino y dos días después se reportó un caso en Talilanda. En ese entonces se encendieron las alarmas mientras se registraron infectados en otros países asiáticos como Japón, Corea del Sur, Taiwán, Tailandia, Vietnan, Nepal, Singapur, Camboya y Sri Lanka, todos provenientes de Wuhan. 

El 21 de enero llegó el virus a EE UU. Hasta el momento ha reportado casos confirmados en California, Arizona, Illinois y Washington. Todas esas personas, según autoridades estadounidenses, viajaron directamente desde la ciudad china que reportó el primer caso. 

El 27 de enero Canadá registró confirmó un paciente con coronavirus. Se trata de un hombre que viajó a Wuhan. El segundo caso, que aún se encuentra bajo sospecha, es el de la esposa del infectado, quien estuvo con él en el viaje.

En Francia han reportado cuatro casos: tres en Burdeos y uno en París, este último se trata de un ciudadano chino cuyo estado es grave.

Alemania, que ya suma cuatro contagios, elevó aún más la alarma al reportar este martes el primer caso de transmisión de humano a humano en Europa. Se trata de un paciente que contrajo la enfermedad de un ciudadano chino que visitó suelo germánico, según reportan las autoridades.

Mientras que en Japón las autoridades de ese país reportaron un caso de una persona que no viajó a China. El ministro de Salud nipón, Katsunobu Kato, precisó que se trata de un conductor de autobús que trasladó a varios turistas y durante el mes de enero transportó a un pasajero de Wuhan en dos ocasiones.

Entretanto, países como Italia, Escocia, México, Colombia, Brasil, España y Perú se encuentran evaluando posibles casos, aunque ninguno ha sido confirmado hasta el momento.

Los aeropuertos y estaciones ferroviarias en todo el mundo han redoblado la vigilancia para prevenir la propagación del virus. En estos sitios se han colocado controles de temperatura corporal para detectar cualquier irregularidad. 

Wuhan parece una ciudad fantasma luego de la cuarentena. Foto: AFP

Las celebraciones de Año Nuevo en Pekín, previstas para el 25 de enero, fueron clausuradas ante la amenaza inminente de un contagio masivo por coronavirus, ya que allí se congreran cientos de millones de personas durante la época. En la capital china las autoridades también cerraron los museos, incluida la famosa Ciudad Prohibida. 

Mientras tanto, Mongolia —que suspendió las clases de manera indefinida por el mismo virus— bloqueó las carreteras que conectan con China. De igual forma, las personas provenientes de Hubei tienen prohibido el ingreso a Malasia.

Alemania y Turquía han exhortado a sus ciudadanos a no viajar al país asiático. Francia y Estados Unidos están preparando la evacuación de sus ciudadanos en China.

Noticias relacionadas