• Las fallas del sistema eléctrico nacional persisten luego de un año del apagón general del 7 de de marzo de 2019. Expertos aseguraron que es inevitable que se repita el mismo escenario debido a la falta de mantenimiento a la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar y a las plantas termoeléctricas del país 

“Esto es como una maldición, esto es una tortura, uno ya no sabe qué hacer. Desde el apagón se me han dañado desde los televisores hasta los aires acondicionados”, contó Julianny*, habitante del estado Zulia.

Julianny relató que su rutina ha cambiado, pues le toca madrugar para cocinar las comidas diarias mientras tiene luz debido a que desconoce la hora en que le racionan el servicio.

blank
Si quitan la luz muy temprano en la mañana se hacen fogones para poder preparar los alimentos del día y hervir agua para el consumo diario”, explica para El Diario.

El desespero la invade diariamente pues ha tenido que bajar las compras de comidas que necesitan refrigeración, como la carne y el pollo, por temor a que se le dañe. 

Mérida, Táchira, Trujillo, Zulia, entre otros estados han sido gravemente afectados por la falta del servicio. Pueden pasar hasta 12 horas sin electricidad y no hay ninguna explicación por parte de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). 

blank
Foto: Cortesía

Las calles colapsan, los nervios y la preocupación empiezan a llegar a cada uno de lo hogares,  “¿cuándo llegará?” es la pregunta que se escucha entre murmullos en muchas casas y calles. Así han transcurrido los días en algunas entidades del país desde aquel apagón nacional del 7 de marzo de 2019. 

Ese día el reloj marcaba las 4:55 pm cuando iniciaron los días más oscuros para los venezolanos. Durante los primeros minutos se escuchaban comentarios como “la luz llega ahorita”, otros mostrando su preocupación por no saber cómo llegarían a sus casas. 

Los representantes del régimen de Nicolás Maduro habían anunciado que para las 10:00 pm sería restablecido el servicio eléctrico nacional, cosa que no ocurrió. Algunos ciudadanos se quedaron esperando que los bombillos de sus casas volvieran a encender, otros solo decidieron esperar al día siguiente para retomar sus actividades, pero ninguno de los dos escenarios ocurrió. 

blank
Foto: Cortesía

Para el 11 de marzo se fue recuperando el servicio de forma paulatina en algunas regiones, pero en cuestión de horas volvía a fallar. En otras entidades la luz no llegó ni parcialmente.  Nicolás Maduro y su círculo siguieron sosteniendo que el problema eléctrico se debía a un “ataque cibernético” proveniente de Estados Unidos contra la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en la represa de El Guri. 

blank
Foto: Cortesía

Alexis Rodríguez, directivo de la Federación de Trabajadores de la Industria Eléctrica (Fetraelec), indicó que una falla eléctrica como la de marzo de 2019 se puede volver a repetir debido a la falta de mantenimiento y por las altas temperaturas que se presentarán por efectos del verano.

“El efecto de la migración y la cantidad de empresas privadas que han cerrado de alguna manera hicieron que el sistema eléctrico nacional más o menos se estabilizara, pero en este momento que las temperaturas están subiendo con el uso de los ventiladores y los aires acondicionados de alguna manera inciden en el consumo de energía”, dijo para El Diario

Central Hidroeléctrica Simón Bolívar. Fue conocida como Central Hidroeléctrica Raúl Leoni hasta 2006 cuando fue renombrada por decreto presidencial. La energía producida en la central es consumida por gran parte del país.

Rodríguez explicó que las subidas de tensión cuando hay una falla en el servicio se produce por el alto consumo, cuando empieza a sobrecargarse el sistema; por eso aplican el plan de racionamiento en algunos bloques. “Las fallas están a la vuelta de la esquina”.

El experto eléctrico indicó que el país debería contar con generación hídrica y generación térmica. La hídrica proviene de la represa de El Guri y algunas otras plantas, y la térmica que provienen de las plantas termoeléctricas como la Josefa Camejo (estado Falcón).

“La generación térmica debería ser más o menos de 50% para que apoye a la generación hídrica en momentos del verano cuando los cauces de los ríos bajen y así asistan a la central hidroeléctrica. Si arrancas la generación térmica haces un equilibrio en el sistema”, explicó el directivo de Fetraelec.

Continúan las fallas

Julianny contó que vive desesperada porque siempre hay alguna falla presente, sin contar la falta del agua, gas y combustible. 

“En Zulia prácticamente estamos sobreviviendo con lo que podemos”.

Explicó que en el servicio puede fallar entre 2 a 3 horas diarias, luego pasan dos días sin quitarla, pero nuevamente la quitan por 8 horas.

blank
Hace una semana la quitaron desde las 9:00 am hasta el mediodía y luego a las 7:30 pm y la restablecieron a las 5:30 am, esto no es vida”.

Alexis Rodríguez señaló que la razón por la que estados como Zulia, Trujillo, Mérida y Táchira han sido fuertemente afectados por las fallas es debido a que son las últimas entidades en recibir el servicio de la energía que se genera y transmite desde El Guri. 

“Como no tienen instalación termoeléctrica que los ayude esto trae como consecuencia que al tener un servicio de alta tensión exploten y se calienten los transformadores por sobrecarga porque se le está exigiendo más de lo que ellos tienen capacidad de dar”, apuntó. 

Denuncia. El directivo de Fetraelec advirtió que la mayoría de las plantas termoeléctricas del país están paralizadas, “están haciendo unos presuntos trabajos pero a pasos de morrocoy”.

Una de las últimas fallas prolongadas que se han registrado fue la de Puerto Cabello, estado Carabobo, que duraron al menos 77 horas sin servicio eléctrico. El Carabobeño indicó que el jueves 27 de febrero aproximadamente a las 11:00 am se produjo una falla en la línea 115 de Planta Centro, lo cual dejó a más de 70% de la ciudad porteña a oscuras.

Una ciudadana de la zona, que no quiso revelar su identidad, contó a El Diario que durante ese lapso sin servicio sintió que estaba reviviendo el apagón del año pasado.

blank
La desesperación era enorme, no quiero acostumbrarme a vivir así, con miedo a que siempre nos falte algo”.

“La única máquina que estaba trabajando en Planta Centro era para 2.400 megavatios, para ese momento estaba generando menos del 10% ( entre 240 a 250 megavatios) y con esta última falla se paralizó completamente”, denunció el experto eléctrico Alexis Rodríguez. 

Debido a la falta de mantenimiento, inversión y personal capacitado han ocurrido las fallas en las centrales eléctricas del país. “Podemos llegar a un colapso inminente, si siguen fallando seguirán recurriendo a los racionamientos”, expresó. 

“Los problemas eléctricos no son para nada nuevos, tenemos varios años en este tema. No hay inversión sino pañitos de agua caliente que puntualmente atienden la explosión de un transformador por sobrecarga, pero no ha habido unos recursos asignados para acomodar sustancialmente el sistema”, agregó.

blank

Aixa López, presidenta del Comité de Afectados por los Apagones, señaló que el servicio eléctrico nacional se encuentra endeble, frágil y colapsado. “En cualquier momento puede suceder otro apagón de esa magnitud”.

Interrupciones del servicio

87.267

fallas ocurrieron durante 2019 en todo el país

10.033

fallas se han registrado en lo que va de 2020

Indicó que uno de los estados más afectados por las interrupciones en el servicio es Zulia con 44.400 fallas registradas hasta el 31 de diciembre de 2019. Otras entidades como Táchira y Mérida tuvieron un índice de 3.297 y 4.025, respectivamente. 

López enfatizó que lo único que debe hacer el régimen de Nicolás Maduro es ofrecer un balance real de las afectaciones del servicio eléctrico.

“Deben dejar de culpar a un tercero de su responsabilidad. El sistema está colapsado porque no le han metido mano, aquí hay falta de mantenimiento”, expresó.

blank

¿Funcionamiento de Guri?

Las grandes fallas en el sistema eléctrico nacional se han originado por problemas directos en la central hidroeléctrica, debido a que es la única que está generando el servicio para el país. 

Alexis Rodríguez reiteró que en el país solo hay dos alternativas para la generación de electricidad la termoeléctrica y la hidroeléctrica. “Con la térmica no contamos porque no está en su capacidad por la falta de mantenimientos y la hidroeléctrica está a punto de un colapso definitivo”.

El directivo de Fetraelec apuntó que en caso de que la central hidroeléctrica ubicado en Guri frene su funcionamiento “no habrá forma ni manera para restablecer el servicio”. Alertó que el riesgo de tener otro apagón general es alto y mientras se prolongue el verano será cada vez más difícil de evitarlo. 

El daño en el sistema eléctrico nacional es un tema de gran preocupación para los venezolanos. Rodríguez aseguró que el sistema nacional no se puede recuperar en seis meses, debido a que para estabilizarlo se necesita de una gran inversión con una proyección mínima de tres años y para mejorarlo en su totalidad mínimo 10 años. 

El llamado de Julianny al régimen de Maduro es sencillo: “que de una vez por todas empiecen a reparar y a invertir en el sistema en vez de robarse el dinero, que dejen de decir que la situación es culpa de Estados Unidos. Aquí el único problema son ustedes”. 

Luego de un año del apagón que afectó a toda la población del país por más de 90 horas consecutivas, la población se mantiene en vilo diariamente cada vez que ocurre una falla que interrumpe el servicio eléctrico. Cuando “se va la luz” solo resuena una pregunta en la mente de los venezolanos: ¿y esta vez por cuánto tiempo será?

Noticias relacionadas