• Organizaciones de Derechos civiles han expresado su preocupación con el manejo que pueda hacerse con la información recopilada

La pandemia de Covid-19 ha ocasionado que los países afectados por el virus utilicen todas las herramientas a su disposición para intentar, en lo posible, frenar la propagación de la enfermedad dentro de sus fronteras. 

Con esa idea en mente, los gobiernos de al menos seis países decidieron hacer uso de apps para monitorear a sus ciudadanos y conocer, a través de sus smartphones, tanto su ubicación como las personas con quienes han estado es contacto.

La iniciativa de utilizar aplicaciones para smartphones es llevada a cabo por los gobiernos de países de todo el mundo, sin importar la cifra de casos que puedan presentar actualmente. 

A continuación, te mostramos algunas de las aplicaciones que algunos de los gobiernos están empleando para identificar posibles casos de Covid-19 y disminuir la tasa de contagios.

Italia

El gobierno italiano puso a disposición de sus ciudadanos una aplicación denominada Lazio Doctor Covid, la cual permite establecer comunicación con doctores sin tener que abandonar la sus hogares.

De acuerdo con su portal web, los datos ingresados por los usuarios a través de la aplicación serán procesados por un sistema y solo estarán a disposición del personal médico.

Europa. Italia concentra el mayor número de muertes provocadas por el Covid-19 con más de 10.000.

Hasta el momento la aplicación, que está disponible para los sistemas operativos iOS y Android, ha sido instalada por más de 50.000 personas. 

Como parte de una iniciativa europea, que también incluye a Alemania y Austria, las empresas de telefonía están compartiendo datos de sus clientes con las autoridades para ser capaces de determinar su ubicación en caso de ser necesario.

Alemania

En Alemania, con el apoyo del centro nacional de control de enfermedades de ese país, se encuentran desarrollando una herramienta que permitirá recolectar información mediante dispositivos conocidos comúnmente como wearables tales como las smartbands.

Estos dispositivos son capaces de medir signos vitales, como por ejemplo la temperatura y el pulso.

“Ya tenemos la luz verde para lanzar la aplicación”, informó a Politico el profesor Dirk Brockmann, del Robert Koch Institute, quien lidera el proyecto.

Según afirma Brockmann, la data que esperan recabar será utilizada para determinar aquellas personas que tienen estados febriles. Esto les permitiría identificar brotes de Covid-19 que hayan pasado inadvertidos para las autoridades sanitarias.

La aplicación, que no posee nombre, hasta el momento, solo almacenará información agregada como por ejemplo el código postal.

Irán

En países fuera de Europa, como Irán, también han decidido comenzar a utilizar aplicaciones para evitar la propagación del virus. Tal es el caso de AC19 una app que cuenta con el apoyo del gobierno iraní.

La herramienta, que según el gobierno permite diagnosticar casos de Covid-19, ha sido objeto de fuertes críticas por parte de expertos pues señalan que su única utilidad es rastrear en tiempo real a quién tenga instala la app en su dispositivo móvil.

Como parte de la campaña para masificar el uso de la aplicación, el gobierno iraní decidió enviar un mensaje de texto a todos sus ciudadanos “instándolos” a utilizar la herramienta en sus teléfonos celulares.

“Queridos compatriotas antes de ir a un hospital o centro de salud, instala esta aplicación para determinar si tú o tus seres queridos han sido infectados con el Coronavirus”, decía el mensaje, que aseguraba que provenía del Ministerio de Salud de Irán. El texto incluía un link para descargar AC19.

Luego de señalamientos en contra de la aplicación realizados por usuarios, Google decidió eliminarla de su tienda. Pese a esto el gobierno de Irán asegura que la app ya fue descargada por más de 4.000.000 de personas en todo el país.

Taiwan

En el continente asiático, Taiwán también ha hecho uso de sistemas para mantener geolocalizados a sus ciudadanos a través de sus smartphones y de esta forma garantizar que sus ciudadanos acaten la cuarentena.

El sistema, operado por el Departamento de Cyber Seguridad de Taiwán, permite a las autoridades monitorear las señales de los teléfonos. Lo que hace posible determinar si una persona que se supone debe permanecer en cuarentena se encuentra en un lugar distinto a su hogar.

En caso de que esto ocurra, las autoridades contactan a la persona y envían unidades policiales a su residencia.

Como parte de las medidas preventivas, el gobierno ha implementado una política mediante la cual cualquier persona que ingrese al país debe descargar en su celular una aplicación que registre su ubicación para en caso de que posteriormente resulte contagiado, se pueda conocer dónde ha estado y con quiénes ha tenido contacto.

Singapur

En Singapur las autoridades pusieron a disposición de sus ciudadanos la aplicación TraceTogether (RastrearJuntos en español) que fue diseñada por la Agencia de Tecnología del gobierno de Singapur en conjunto con más de ingenieros.

La app permite, gracias al dispositivo de Bluetooth de los smartphones, el conocer con exactitud cuando dos usuarios han estado en contacto, lo que facilita identificar a posibles personas contagiadas con el virus. Debido al uso del Bluetooth este debe estar encendido para que la aplicación pueda funcionar.

TraceTogether, ha sido descargada por más de 620.000 usuarios, se encuentra disponible para dispositivos con sistema operativo iOS y Android.

En el portal web de la aplicación detallan que los únicos datos de los usuarios que almacenan son el número telefónico y un código que identifica a cada usuario.

Aseguran que en ningún momento recopilan información concerniente y que la información recibida sólo será utilizada para realizar evitar la propagación del Covid-19.

Israel

Otro país que decidió invertir esfuerzos en la creación de una aplicación que ayude a disminuir los contagios es Israel con la app Hamagen (Escudo en español). Esta herramienta, a diferencia del resto, almacena en el dispositivo los datos concernientes a la ubicación del usuario, por lo que no son enviados al Estado. 

Hamagen funciona comparando las localizaciones del usuario con datos proporcionados por el Ministerio de Salud de Israel, lo que hace posible definir si la persona en algún momento ha estado en contacto alguien infectado.

La aplicación, disponible para iOS y Android cuenta ya con más de 500.000 descargas desde las distintas tiendas de aplicaciones.

“La aplicación le brinda al usuario toda la información que necesita para estar en cuarentena. Qué necesita hacer y todo lo que necesita saber”, dice Omri Moyal, CEO de Profero la empresa que desarrolló Hamagen.

Pacientes. Hasta el 29 de marzo la cifra de casos confirmados en Israel es superior a 4.200.

En otros países como Reino Unido y Estados Unidos, los gobiernos han optado por intentar establecer colaboraciones tanto con las compañías telefónicas como con empresas de tecnología como Facebook y Google para obtener información de sus usuarios a fin de no tener que recurrir a aplicaciones.

La recolección de datos mediante gran parte de las apps antes mencionadas ha sido objeto de polémica pues organizaciones como Electronic Frontier Foundation (EFF por sus siglas en inglés) alertan que su implementación puede suponer un riesgo para los derechos civiles de la ciudadanía.

Sabemos que este virus requiere que tomemos medidas que serían impensables en tiempos normales. No obstante, debemos asegurarnos de que estas medidas finalicen y que los datos recopilados para estos fines no se vuelvan a utilizar para fines gubernamentales o comerciales”, indican desde EFF.

El impacto del uso de este tipo de herramientas para contrarrestar el Covid-19 en el manejo de información que hasta ahora se consideraba privada por parte de los gobiernos, solo podrá determinarse una vez que cese la pandemia.

Resta esperar hasta ese momento para evaluar su uso respecto a la disminución de la tasa de contagios del virus.

Noticias relacionadas