• Más de cuarenta muertos en uno de los centros penitenciarios más violentos de Venezuela. El Diario contrastó diversas versiones sobre lo ocurrido este 1 de mayo en la cárcel ubicada en el estado Portuguesa. Más de 7 mil reclusos han muerto en cárceles venezolanas en los últimos 20 años

Una masacre ocurrió este 1° de mayo en el Centro Penitenciario de Los Llanos (Cepella), ubicado en Guanare, estado Portuguesa. Una nueva muestra de violencia que revela el grave estado de inseguridad de las cárceles venezolanas. En El Diario te presentamos varias claves con lo más significativo de la tragedia.

¿Qué fue lo que sucedió?

Se manejan varias versiones de lo ocurrido en Cepella, un centro penitenciario que cuenta con más de 2.000 privados de libertad y que tiene condiciones de reclusión pésimas, de acuerdo con la ONG Una Ventana a la Libertad. 

“Este penal tiene un hacinamiento crítico de 333%, con una capacidad instalada para 750 personas, la población tiene 2.500 presos”, dijo Carolina Girón, directora del Observatorio Venezolano de Prisiones, para El Diario.

blank
Se evidencia en las fotos que (los reclusos) están muy desnutridos. Y hay muchísima tuberculosis en ese penal” María Beatriz Martínez, diputada por el estado Portuguesa.

El tiroteo entre militares y presos, coinciden distintos testimonios, empezó en horas de la tarde del 1 de mayo. Hasta las 11:00 p.m no se había identificado plenamente a los muertos.

Al respecto de esta versión, Una Ventana a la Libertad consultó a varias fuentes, familiares y funcionarios, y señaló que el “líder negativo” al que se refiere Iris Varela (ministra de Asuntos Penitenciarios) podría tratarse de alias “Olivo”, un pran del penal quien organizó el motín como respuesta a la muerte de uno de sus subalternos, en el sector Colina de la Ceiba de la población de Biscucuy el pasado 30 de abril.

La prensa regional informó de la muerte de un presunto delincuente en esa zona cuando se enfrentó a un operativo conjunto de varios organismos de seguridad. El Observatorio Venezolano de Prisiones puso en duda esta versión.

blank
Heridos en el Hospital Universitario Dr. Miguel Oraá. Foto: Observatorio Venezolano de Prisiones

En conversación con El Diario, la diputada de la Asamblea Nacional por el estado Portuguesa, María Beatriz Martínez, aseguró que una de las versiones del origen del conflicto es que alias “Olivo” ejercía presiones sobre los directores del recinto penitenciario para obtener información sobre alias “Arito”, su testaferro, de quien se desconoce el paradero, y quien acudía frecuentemente a la cárcel.

Carolina Girón, directora del OVP, aseguró para El Diario que desconoce la versión que involucra al pran “Olivo”: “Tengo la versión de los familiares que fueron testigos de la situación. Los presos estaban reclamando que los funcionarios de la Guardia Nacional no les hacían llegar los alimentos que los familiares llevaban todas las semanas. No se prohibió el ingreso de alimentos. Los familiares estaban en la fila para entregar los alimentos en la puerta del centro penitenciario. Ahora lo que deben determinar, con una investigación imparcial, cuál fue el detonante para que ocurriera una masacre de esa magnitud, ya que los presos no querían dialogar con los oficiales que allí se encontraban, sino que estaban pidiendo la presencia del general que dirige ese destacamento”, dijo.

Una Ventana a la Libertad señaló, a propósito de esta versión, que un grupo de detenidos en el centro Cepella —que no tienen familiares en el estado Portuguesa— estaban exigiendo a los custodios que permitieran el ingreso de comida a las instalaciones, el cual fue suspendido sin una razón aparentemente clara.

La diputada desmintió la versión de una supuesta fuga frustrada y también maneja la información de la protesta por la falta de alimentos. “Se evidencia en las fotos que están muy desnutridos. Hay muchísima tuberculosis en ese penal”, dijo. De hecho, argumentó que en el acta de la Guardia Nacional se evidencia que se trató de una protesta de los reclusos que están ubicados en el edificio administrativo del centro penitenciario.

En ese sector, explica la diputada, hay reclusos que son prácticamente parias dentro del propio penal. Es decir, aquellos que no tienen cómo pagarle la protección al pran, y que por lo tanto, y así consta en las actas, están desarmados y no tienen protección.

De acuerdo con el relato de los familiares a la diputada, una vez en la puerta principal de ese sector, en una parte conocida como «La Fosa», el pran obligó a los reclusos a que se adelantaran hacia la parte de la tela, donde rompen una cerca perimetral de alambre y acceden a donde dejan entrar a los familiares. 

Es allí donde se produjo el primer enfrentamiento y dio como resultado 17 muertos. Posteriormente, el general Gherson Chacón Paz, el militar de mayor jerarquía a cargo de la operación, habría seguido con el pran “Olivo» en el área interna del penal, y es allí donde se producen el resto de bajas. 

blank
Gherson Chacon Paz, general de Brigada. Foto: Cortesía

Según la versión de Iris Varela, los reos intentaron salir a la calle. Sin embargo, la diputada sostiene que nunca llegaron a los accesos que daban hacia la calle.

¿Cuántas muertes se registraron?

Fuentes militares informaron a los medios que 46 reos fueron asesinados. En cambio, el Observatorio Venezolano de Prisiones indicó que la cifra extraoficial de muertos es de 47. Sin embargo, la diputada Martínez comentó que familiares de las víctimas manejan información de que en las instalaciones del Hospital Universitario Dr. Miguel Oraá habrían fallecido ocho presos más, por lo que la cifra podría aumentar a 55. 

blank
A los familiares no les han permitido el reconocimiento físico de los cuerpos. Les dan unos álbumes para reconocerlos por fotografías. Les enseñan una imagen de la cara. Aparentemente no quieren que se sepa o se vea el estado deplorable de los cuerpos por la masacre. Eso es un índice claro de la violación de los derechos humanos”. María Beatriz Martínez, diputada por el estado Portuguesa.

La cifra de heridos que manejan el OVP y la diputada es de 75, frente a los 50 que hasta ahora indican las fuentes militares. La ONG no descarta que aumenten en las próximas horas. 

Iris Varela informó que entre los heridos están al director de Cepella, Carlos Toro, y la teniente Escarlet González Arenas.

Angélica Lugo, periodista de la ONG Una Ventana a la Libertad, confirmó para El Diario que entre los heridos también se encuentran civiles.

¿A dónde fueron trasladados los heridos?

Al Hospital Universitario Dr. Miguel Oraá, uno de los dos hospitales en Portuguesa que prestan atención para los pacientes con Covid-19. Periodistas del sector han indicado que el centro de salud se ha colapsado y que los médicos piden apoyo para tratar a los heridos.

En fotografías difundidas por personal de la prensa se observa a los heridos en las precarias instalaciones y manchas de sangre en el suelo.

¿Qué pasó con los cadáveres?

La diputada María Beatriz Martínez señaló que en comunicación con alguno de los familiares, le informaron que las autoridades habrían ordenado la creación de una fosa común para enterrar a los cuerpos y que posteriormente les notificarían dónde están enterrados. De acuerdo con estos familiares, el general Chacón Paz todavía da órdenes en el penal con un megáfono, y habrían anunciado sobre la entrega de urnas pero que el acceso a los cuerpos estaría restringido. 

“A los familiares no les han permitido el reconocimiento físico de los cuerpos. Les dan unos álbumes para reconocerlos por fotografías. Les enseñan una imagen de la cara. Aparentemente no quieren que se sepa o se vea el estado deplorable de los cuerpos por la masacre. Eso es un índice claro de la violación de los derechos humanos”, dijo la diputada.

Cronología de la violencia en el Cepella

La prensa ha registrado varios hechos de violencia y muerte en el Centro Penitenciario de los Llanos. “Ya ese penal viene con un historial de desnutrición y alto índice de tuberculosis, lo que quedó evidenciado en las imágenes que circularon por las redes sociales”, indicó Carolina Girón.

blank
El Hospital Universitario Dr. Miguel Oraá está colapsado. Foto: Observatorio Venezolano de Prisiones

De acuerdo con datos recabados por El Diario, al menos 12 personas han muerto en Cepella en los últimos nueve años.

2011: Asesinado Douglas Yoel Castillo, de 28 años de edad, al enfrentarse presuntamente al pran Ever Escalona, de la banda “Los Seminaristas”. Ever Escalona fue ultimado en un operativo policial en 2017.

2013: El director del Cepella, Antonio José Torres Fernández, fue asesinado por órdenes del pran Ever Escalona. Ese año también ocurrió un motín que saldó con una persona asesinada y nueve heridas en una balacera.

2014: Tres detenidos de Cepella fueron asesinados. 

2015: Cinco privados de libertad fueron asesinados ese año como resultado de un enfrentamiento violento ocurrido dentro del penal.

2016: Durante una fuga de reos dirigida por el pran Jesús Gregorio Martín Morón, alias “El Nani”, 34 agentes resultaron heridos y uno murió debido a un enfrentamiento. Medios informaron la muerte de “El Nani” dentro del penal durante un tiroteo en noviembre de ese año.

2019: Al menos tres detenidos murieron luego de contraer tuberculosis dentro de las instalaciones del centro penitenciario. De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Prisiones, el derecho a la salud se vulnera constantemente en las prisiones venezolanas. La organización ha aseverado que entre las enfermedades más frecuentes que sufren los reclusos están las dermatológicas, gastrointestinales y respiratorias.

¿Nuevo régimen penitenciario?

En el año 2017, Iris Varela había declarado, en una entrevista ofrecida a Una Ventana a la Libertad, que el Centro Penitenciario de Los Llanos estaba “en transición” hacia el nuevo régimen penitenciario, un nuevo modo de gestión carcelaria implementado por Varela para “humanizar” las cárceles venezolanas. 

Aún no se ha concluido dicha transición, de acuerdo a lo declarado por Varela a los medios en las últimas horas.

Un problema histórico

Entre los años 1999 y 2018 han fallecido aproximadamente 7.270 personas en las cárceles venezolanas, de acuerdo con datos recabados por el Observatorio Venezolano de Prisiones. En ese período, la organización no gubernamental ha registrado 17.625 heridos.

“La violencia expresada en motines y luchas internas entre la población reclusa es la principal causa de las muertes y lesiones dentro de las prisiones venezolanas”, señala la organización en un informe emitido en el año 2018 sobre el estado de las cárceles en el país.

El OVP indicó además que la cantidad total en las prisiones del país, para el año 2018, era de de 46.775 reclusos, y que la sobrepoblación en las cárceles era de 125%, lo que se traduce en hacinamiento crítico.

Masacres registradas durante la gestión de Iris Varela en el Ministerio de Asuntos Penitenciarios

Un mes antes de la matanza en Guanare, Iris Varela decía: «Lo que pase dentro de los recintos por supuesto que es mi responsabilidad».

Durante la gestión de Iris Varela, nombrada como encargada de Asuntos Penitenciarios por el ex presidente Hugo Chávez en el año 2011 y ratificada por el régimen de Nicolás Maduro posteriormente, han ocurrido varias masacres en cárceles venezolanas.

2012: Masacre en la cárcel de Yare, ubicada en Valles del Tuy (Miranda), donde hubo más de 25 muertos y 45 heridos.

2013: Masacre en la cárcel de Uribana, estado Lara. Varela se negó a dar cifras “para no alimentar el morbo de los medios”, pero se conoció que fallecieron aproximadamente 61 personas y hubo 120 heridos.

2017: Masacre en el Centro de Detención Judicial de Amazonas (Cedja) en Puerto Ayacucho. Con un saldo de 39 reclusos muertos y 6 heridos, se trató de una de las masacres más grandes que haya ocurrido en un centro de detención preventiva, de acuerdo con la organización no gubernamental Provea.

2018: Al menos 68 personas perdieron la vida en un motín, seguido de un incendio, en los calabozos de la comandancia de la Policía de Carabobo.

2019: En la cárcel municipal José Antonio Páez, en el estado Portuguesa, al menos 29 presos murieron durante un motín en mayo de ese año.

De acuerdo con datos de el OVP, al menos 2.794 personas han muerto y 4.676 han resultado heridas desde el año de inicio de su gestión hasta 2018.

Noticias relacionadas