• En medio de la cuarentena por Covid-19, Zona de Descarga organiza proyecciones de películas familiares y les brinda entretenimiento gratuito a los habitantes del barrio caraqueño

El 14 de mayo fue un dia lleno de emociones para Jimmy Pérez, miembro de la organización Zona de Descarga, esa noche se proyectó la primera película del cine platabanda desde que inició la cuarentena, una iniciativa con el objetivo de brindar un espacio de esparcimiento a los habitantes de Petare a pesar de la pandemia. 

Antes de materializarse la primera función, los vecinos cuestionaron la idea pues todavía, estaban afectados por los enfrentamientos entre bandas delictivas y cuerpos de seguridad del Estado. Desde la noche del 30 de abril de 2020, los habitantes de Petare vivieron seis días de tiroteos incesantes, que terminaron en un operativo de  la Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), la Guardia Nacional (GN) y Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (que pertenece a la GN).

Había mucho miedo, porque días antes vivimos represión, violaciones de derechos humanos, enfrentamientos entre bandas y eso dejó muy marcadas a las madres y a los niños, la mayoría de quienes vivimos en el barrio rechazamos la violencia”, dijo Jimmy en una entrevista exclusiva con El Diario.

A pesar de que el plan tuvo sus detractores, los activistas iniciaron temprano el montaje de los equipos de imagen y sonido, en una platabanda ubicada entre el barrio 19 de Abril y la zona 3 del José Félix Rivas. Mientras conectaban cables y hacían pruebas de imagen, los vecinos miraban con desconfianza y temor. 

Al caer la noche, la pantalla se iluminó y mostró los primero minutos de El libro de la vida (2014). En ese instante — relata Jimmy — los rostros de quienes miraban desde las ventanas se llenaron de ilusión y emoción. 

Recuerdo que algunos comenzaron a aplaudir y otros a apagar y encender las luces de sus casas, es un momento que nunca olvidaré”, detalló.

Cuando finalizó la proyección, los vecinos pidieron otra película, una reacción para la que nos se prepararon los miembros de Zona de Descarga. El voluntario confesó que para muchos de los habitantes de estos sectores es difícil disfrutar de una película en un cine comercial y ahora con la pandemia es imposible, a esto se le sumó el cese de operaciones de Directv en Venezuela. 

Al día siguiente los organizadores del evento recibieron felicitaciones y la noticia de lo que había ocurrido en esa platabanda se regó hasta otros sectores de Petare. 

“Esa mañana se me acercó una señora mayor y me dijo: ‘Bueno mijo toma una harina, gracias por todo’. No sé su nombre, pero me marcó mucho ese momento, por lo agradecida que estaba”, contó el voluntario. 

Después de esa ocasión también se proyectaron las cintas Un amigo abominable (2019), Aladdin (1992) y Los Increíbles 2 (2018) en distintas platabandas, que son prestadas por las familias petareñas. 

Además del cine, otras expresiones artísticas se han hecho presentes en estos espacios, porque la organización ha hecho lecturas de cuentos, presentaciones musicales, de teatro y danza, con invitados que promueven los valores, el respeto a los derechos humanos y el amor por la cultura. 

Nos gusta llevar estas personas como un buen ejemplo, porque nos tenía muy preocupados que se estaban imponiendo los referentes negativos. Veíamos a niños jugando a las FAES y el malandro, ese tipo de cosas que era terrible y que queremos superar”, explicó.

Entretenimiento en tiempos de pandemia

Antes de cada actividad en las platabandas, Zona de Descarga deja clara una serie de normas para proteger a los vecinos de los contagios por Covid-19. Jimmy insiste en que los ciudadanos no deben olvidar que están pasando por una situación de crisis sanitaria. 

El uso de guantes y tapabocas es fundamental para quienes colaboran en el montaje de las actividades. Sin embargo, como el acceso a ellos es complicado Cáritas Venezuela donó estos insumos para los habitantes del sector. 

Donación de Cáritas Venezuela

400

mascarillas

200

pares de guantes quirúrgicos

Cuando los voluntarios recorren el barrio para entregar los implementos de protección, aprovechan para recalcar las medidas de higiene. 

“A veces las personas que nos ayudan suben agua y la mezclan con un poco de cloro para desinfectar las escaleras y los espacios donde vamos a trabajar”, añadió. 

El distanciamiento físico también juega un papel importante en las jornadas, los integrantes de zona de descarga le explican a los vecinos que deben estar desde sus ventanas, balcones o platabandas y si comparten el espacio con otras familias mantener una distancia de al menos un metro. 

En la platabanda donde se instala la pantalla solo puede estar la familia que vive ahí y el equipo organizador. 

Un símbolo de Petare

La decisión de usar la platabanda como espacio cultural y para el encuentro no es casual. Jaime Pérez, hermano gemelo de Jimmy, eligió este lugar porque representa un sitio de celebración, donde los petareños organizan desde cumpleaños hasta la despedida del Año Viejo.

Visualmente, la platabanda ubica a la pantalla en un marco privilegiado, porque permite apreciar la película en medio de un paisaje de ladrillos que predomina en los barrios de este sector.

Foto: Abraham Tovar

La receptividad que ha tenido el cine platabanda aviva el entusiasmo de Jimmy y sus compañeros, quienes quieren seguir llevando entretenimiento y educación a los sectores populares de la ciudad. Su objetivo es brindarles a los habitantes de Petare una oportunidad para mirar más allá de los problemas sociales y económicos que atraviesan los venezolanos mientras lidian con una pandemia. 

Noticias relacionadas