• El equipo de El Diario conversó con un especialista sobre los beneficios y desventajas del consumo de estos alimentos 

La pandemia por covid-19 en Venezuela afectó fuertemente la dieta del venezolano, entre ellos el consumo de frutas. El alto costo de algunos productos, la poca disponibilidad de otros y la necesidad de adquirir alimentos no perecederos le dio un vuelco a la nutrición de los ciudadanos.

Sin embargo, el riesgo latente de un contagio por coronavirus ha motivado a las personas a buscar alternativas para reforzar su sistema inmune a través de la alimentación. El equipo de El Diario conversó con un especialista sobre cómo el consumo de frutas puede cooperar en este objetivo. 

Gabriel León, licenciado en nutrición deportiva, explicó que el consumo de frutas es fundamental para los seres humanos, debido a que son una fuente importante de energía porque contienen fructosa, un carbohidrato bastante estable en la sangre, lo que además evita los picos de ansiedad. 

La fruta tiene una gran cantidad de vitaminas y minerales. También contiene fibra, un nutriente esencial para el organismo, nosotros necesitamos consumir fibra diariamente, porque nos ayuda con la movilidad intestinal y nos ayuda a regular los niveles de colesterol, trigliceridos y azucar”, dijo León en exclusiva para El Diario.

El especialista aclaró que los beneficios de las frutas pueden aprovecharse mejor si se consumen de manera natural y sin agregar sabores o endulzantes extras. Añadió que es importante moderar las porciones de frutas y de otros alimentos, porque los excesos pueden ser perjudiciales a largo plazo. 

León indicó que no existe una fruta específica que refuerce el sistema inmune por sí sola, pero que algunas aportan vitaminas necesarias para ese objetivo. 

“Lo que realmente ayuda al sistema inmunológico es que uno coma de manera equilibrada, haga ejercicio y duerma, es una combinación de muchas cosas. La gente cree que va a comer limón y naranja para subir las defensas para combatir el coronavirus, eso es mentira”, señaló el nutricionista. 

Añadió que moderar los niveles de estrés y ansiedad también son clave para mantener una buena salud. 

Frutas comunes en Venezuela

– Cambur: esta fruta es de fácil acceso y se puede conseguir en el mercado durante cualquier época del año. Contiene potasio, magnesio, vitaminas B6, B12 y C.

– Patilla: es una fruta refrescante, también conocida como sandía, es rica en potasio, vitaminas A, B y C.

– Mango: Esta fruta ha sido utilizada por muchos venezolanos para combatir el hambre porque es de fácil acceso, el nutricionista considera que su consumo no es tan beneficioso como se cree. Al igual que otras frutas aporta carbohidratos y fibra, además contiene vitaminas A, B, C, E y K, pero no puede ser considerado como un alimento completo.

– Lechosa: contiene vitamina C, vitamina A, es rica en minerales como Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Azufre, Silicio, Sodio y Potasio. Además es una fruta refrescante.

– Guayaba: tiene un alto contenido de vitamina C y hierro.

– Durazno: contiene potasio, vitaminas B y C.

El especialista aclaró que cualquiera de estas frutas pueden consumirse a diario en porciones pequeñas, dos o tres veces al día dependiendo de la actividad física de la persona.

Consejos para el consumo inteligente de frutas 

Comer frutas enteras y sin añadirle endulzantes es lo ideal — destaca el nutricionista — porque de esta forma se aprovechan sus nutrientes y su fibra. Explicó que al licuar las frutas se altera el índice glicémico, es decir, el impacto del azúcar de la fruta en la sangre.

Aclaró que los jugos de frutas solo serían recomendables para personas que realicen una dieta hipercalórica para aumentar de peso rapidamente.

Los horarios y porciones dependen directamente de los hábitos de vida, alimentación y ejercicios de quienes las consuman. 

Si una persona sale a correr o hacer su rutina de ejercicio a las 7:00 pm y termina a las 8:00 pm, no es mala idea que coma una fruta antes o después de la rutina. Ahora, no tiene mucho sentido que una persona que haga ejercicio en la mañana se coma una fruta en la noche”. Gabriel León, licenciado en nutrición deportiva

León agregó que las personas que realizan poca o ninguna actividad física deben considerar los horarios y las porciones de frutas en consonancia con su objetivo, bien sea bajar, mantener o subir de peso. 

Frutas y diabetes

El nutricionista Gabriel León explicó que el consumo moderado de frutas no produce obesidad ni diabetes. Indicó que los aumentos de peso siempre estarán relacionados a los excesos en la alimentación y a un estilo de vida sedentaria. 

“Si una persona come muchos vegetales todos los días es probable que termine con el colon inflamado, si come mucha carne se le subirá al colesterol, si consume demasiadas harinas habrá un aumento en los triglicéridos y la glucemia. Asimismo, el consumo excesivo de frutas es malo, porque es mucha azúcar para el organismo”, detalló. 

Las causas de la diabetes están asociadas a la mala alimentación, pero también al sedentarismo y a una predisposición genética. 

El licenciado en nutrición insistió en que las personas con diabetes pueden y deben incluir frutas en su dieta diaria, para que puedan tener un aporte estable de energía. 

Debe llevar una dieta saludable, no puede estar comiendo frituras ni harinas simples, siempre y cuando esté bien controlada con su medicamento claro que puede comer, es más, debe comer frutas, pero en la cantidad adecuada que le indique el nutricionista”, expresó.

El especialista comentó que cada fruta tiene una cantidad específica de nutrientes, pero que no podría considerarlos superalimentos. Insiste que lo que realmente beneficia a la salud es llevar una dieta equilibrada. 

Este artículo de El Diario fue editado por: Irelis Durand | Génesis Herrera.

Noticias relacionadas