• A propósito del Día del Periodista que se celebra en Venezuela este 27 de junio, El Diario entrevistó a seis destacados profesionales de la comunicación, quienes continúan ejerciendo la labor con la misma pasión con la que iniciaron. Foto principal: Leah Kelley / Pexels 

Los periodistas celebran este 27 de junio, su día especial, con entusiasmo y determinación a pesar de que el camino luzca espinoso por la censura, la arremetida oficial y la crisis económica que afecta al país e incide directamente en los medios de comunicación.

Como homenaje a este día, El Diario entrevistó a seis experimentados comunicadores sociales, quienes contaron sus vivencias en esta “Maravillosa escuela de vida”, como el escritor cubano Alejo Carpentier definió al periodismo.

El periodismo contrarresta la soledad

A Faitha Nahmens la describen tres palabras: sagacidad, rigurosidad y verbo. Es una impecable oradora y comunicadora detallista.

Asegura que su contacto con el periodismo empezó cuando era niña. Su curiosidad la llevó a enamorarse de la lectura de periódico, pasión que heredó de su abuelo, quien con rotativo en mano y una pipa consumía las noticias.

Faitha Nahmens

Su fascinación la condujo a jugar con las portadas de revista y a convertirse luego en editora de las mismas. Agarraba pedazos de periódico y hacía mis portadas, también hojas en blanco y escribía las noticias. En el colegio empecé con las crónicas de lo ocurrido en clase y lo pegaba en la cartelera, recuerda.

Afirma que el periodismo es un antídoto para la soledad. Pone el acento en las redes sociales y advierte sobre cómo han dado paso a mensajes imprecisos, sin verificación y que atentan contra el principio de la búsqueda de la verdad. 

Las redes son un ejercicio democrático. No hay manera de no alegrarse por eso, pero muchos han descubierto el poder de la palabra a través de ellas y exageran el mensaje. Ahora pasa como cuando barres y consigues la sortija que dabas por perdida. Por supuesto que traen reflexiones interesantes, pero también amarillistas», asevera.

A quienes inician en los medios de comunicación les recomienda constatar, corroborar y verificar antes de escribir un texto. También sugiere el hábito de la lectura como norma.

“Quiero seguir ejerciendo en Venezuela

La periodista Elizabeth Ostos es acuciosa, íntegra, apasionada y muy comprometida con la profesión. Especializada en la fuente económica, revisa cada indicador, lo procesa y busca la manera de hacerlo potable para la población.

Apenas era una niña cuando descubrió su pasión por la Comunicación Social. Mientras las jóvenes de su edad escuchaban música en la radio, ella centraba su atención por las noticias internacionales.

Elizabeth Ostos


Ostos, con 25 años de experiencia profesional, ha sabido ganarse su puesto como referente del periodismo económico. En un país con una economía destruida, la gente se refugia en el dólar y a mí me gusta contar por qué ocurre eso, explicar las razones de la caída del Producto Interno Bruto y especialmente el tema petrolero, enfatiza.

Agrega que la tecnología es aliada del trabajo reporteril. Ha sido un cambio para mejor, pero creo oportuno decir que Internet y las redes sociales son aliadas, aunque se observa falta de rigurosidad. No podemos olvidar que la verdad es uno de los atributos del periodismo».

Es defensora de la especialización en la fuente y el estudio permanente, además de la ética como norma. No se puede reproducir fake news ni dañar reputación de personas, eso ocurre en la actualidad.

Le ilusiona continuar en los medios de comunicación. Quiero seguir trabajando en Venezuela, manifiesta.

Las seis décadas profesionales de Orlando Galofré

El periodista zuliano Orlando Galofré destaca por su elegancia. Es respetuoso y educado, no solo con sus compañeros de fuente, sino con los voceros.

Su experiencia profesional se resume en 60 años de historia. Es mucho lo que ha visto y escrito, eso lo llena de satisfacción. No duda en sentenciar que el periodismo es su vida, al punto de que no se ve en otras funciones.

El periodismo para mí es tan importante que compartimos la vida: él vive en mí y yo en él. Nos llevamos tan bien que mi trabajo ha sido ser comunicador y llevo 60 años en eso y así será de por vida. Es que la noticia me emociona y me llena de satisfacción poderla transmitir y que todos la reciban adecuadamente «, puntualiza.

Los percances que ha sufrido en momentos determinados de su vida, lejos de amilanarlo, le han dado más motivos para seguir. A lo largo de mi carrera he tenido altos y bajos, pero los primeros han sido el motor para fortalecerme y luego luchar con más energía en pro de alcanzar mis metas. También he triunfado en el deporte y otros temas, momentos y gestas  que constituyen mi gran orgullo como profesional”.

A pesar de la censura reinante y los recientes casos de amedrentamiento en el país, es partidario de festejar este 27 de junio. 

Para mí el Día del Periodista debe ser celebrarse, alegrarse y vivirlo plenamente, porque es una fecha clave para exaltar la labor de quienes han dedicado su existencia al sagrado derecho de informar lo acontecido, cumpliendo con ese derecho humano”, concluye.

Una periodista glamorosa y con compromiso social

Mayte Navarro es glamorosa, culta y atinada. Su fuente es una de las más agradables y bonitas: cubre sociales, moda y realeza.

A su juicio, el periodista forma e informa a la ciudadanía. “Yo me gradué en 1975 y el mundo del periodismo era distinto, el acceso a la fuente era más fácil, de hecho, yo entré muchas veces al Palacio de Miraflores. El periodista debe enfrentar ese cúmulo de gente con deditos alegres y creen que informar es decir las cosas sin certeza. La información a divulgar debe ser veraz, que no escandalice ni provoque dudas o polarización”.

En su haber tiene entrevistas exclusivas con Giorgio Armani, Roberto Cavalli y muchos viajes enriquecedores.

Muchos ven el mundo de la moda como algo superficial, pero detrás de eso hay trabajo creativo de horas. Hay trabajo manual de personas que son artesanas y heredan esa labor de sus abuelos, eso me encanta. Claro está, también es frustrante enfrentarte a situaciones de peligro. El periodismo todos los días te enseña algo nuevo”, detalla.

“No veo cercano mi retiro”

Carmela Longo es un referente en la fuente de espectáculos. Son muchos los “tubazos” que tiene en sus más de tres décadas como periodista y de los cuales se siente orgullosa, porque para obtenerlos tuvo que consultar fuentes.

Nadie creería que esta elocuente periodista, que compaginó su trabajo en periódico con radio y televisión, hubiese sido una niña muy tímida, característica que venció cuando ingresó a la escuela de Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

Carmela Longo

“En todo este tiempo he conocido personas excepcionales y gente increíble dentro del medio artístico. El día que decida retirarme, que no lo veo cercano, me llevaré una satisfacción muy grande porque he hecho lo que me gusta”.

Consultada sobre la evolución del periodismo, recuerda que en sus inicios, como pasante de Venezuela Gráfica en 1986, el “Google” de ese entonces era ir a la Hemeroteca Nacional a buscar información relacionada con los artistas. 

Ahora la información está a un click. Pones el nombre del artista y aparecen millones de registros para escoger. La tecnología vino a ayudar al periodista, pero también vino a perjudicarlo porque lo que he notado en las nuevas generaciones es que se van por lo fácil, se conforman con lo que aparece en los buscadores y ya. No se preocupan por escuchar un disco o investigar quiénes fueron esas personas de las que no hay mucho registro, no se preocupan por la preservación de la memoria. Me alarma el nivel de formación, uno lee las cuartillas de algunos de la nueva generación y uno se asusta. Salen con muchas fallas y hasta errores ortográficos, no saben poner comas y acentos. A la nueva generación le falta lectura y preparación. Me preocupa que se formen como fanáticos y no como periodistas”, manifiesta.

“Mi partido político es la verdad”

La periodista Yira Yoyotte considera que el comunicador social está  comprometido con las causas justas, los más necesitados, la verdad y la ética como principio irrenunciable.

Sentencia que un periodista es un intermediario entre la realidad y un medio de comunicación, a quien le corresponde contar los hechos sin adjetivos y mucho menos mentir. “Un periodista no puede jugar con la creencia de las personas. El periodista es un servidor público. Yo me siento una servidora pública cada vez que escribo o hago un reporte. El periodismo es una manera de vivir con honestidad”.

Yira Yoyotte

Sus inicios se remontan a Últimas Noticias, el Diario 2001 y Globovisión. Luego siguió sus funciones en la Asamblea Nacional (AN), donde permaneció 21 años; posteriormente en NTN24, como productora y reportera de trabajos especiales, y luego pasó a Caraota Digital. 

Considera que el periodismo ha evolucionado sobre la base del adelanto tecnológico, pero la carrera da herramientas y enseña ética. “Dentro de ese mundo digital hay un abanico para hacer periodismo multimedia. La inmediatez con la que se transmite la noticia, hace años era inimaginable. Hoy en día, quien tiene un teléfono inteligente, puede dar el tubazo de la vida”.

Entre sus hazañas periodísticas destaca que pudo entrevistar al expresidente Carlos Andrés Pérez en 2001 y cinco años después viajó al Medio Oriente en una misión de la AN. No manifiesta parcialidad política. “Mi partido político es la verdad”, concluye.

Noticias relacionadas