• La Corte Suprema británica refirió que el gobierno de Reino Unido reconoce inequívocamente a Juan Guaidó como presidente constitucional de Venezuela. Foto principal: EFE

Este jueves 2 de julio el Tribunal Superior británico dictaminó que la junta ad-hoc del Banco Central de Venezuela (BCV) designada por el presidente interino Juan Guaidó –y no la de Nicolás Maduro–  es la que puede acceder legalmente a las reservas de oro que el país latinoamericano tiene depositadas en el Banco de Inglaterra.

Así lo sentenció el juez inglés Nigel Teare luego de que escuchara las partes en disputa y resolviera que el gobierno de Reino Unido reconoce inequívocamente a Guaidó como el presidente constitucional de Venezuela.

El BCV del régimen indicó que apelaría la “absurda e insólita” decisión del tribunal inglés al asegurar que “pretende privar al pueblo venezolano del oro tan urgentemente necesario para hacer frente a la pandemia de covid19”.

Foto referencial

El magistrado Teare también decidió que “no es justiciable”, es decir, que la Corte inglesa no puede someter a examen la legalidad con base al derecho venezolano de los nombramientos, a la junta del Banco Central de Venezuela realizados por Guaidó, que fueron declarados nulos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) afín al régimen.

Con esta decisión, el Banco de Inglaterra que estaba “en medio de las partes” ahora puede recibir instrucciones de la junta ad-hoc del BCV presidida por Ricardo Villasmil y no la de Maduro que encabeza Calixto Ortega, refirió la agencia de noticias EFE.

En el Banco de Inglaterra hay 31 toneladas de oro de Venezuela que equivalen aproximadamente a un millardo de dólares.

El abogado Andrew Fulto, que representa a la junta ad-hoc del BCV, alegó que, si el gobierno del primer ministro Boris Johnson reconoce a Guaidó como presidente interino y por tanto jefe de Estado de Venezuela, entonces la Corte Suprema británica debe hacer lo mismo con base en la doctrina de “una sola voz” aplicada en Reino Unido y que demanda que las instituciones del Estado tengan una posición unificada con respecto a la política exterior.

De igual forma agregó que el Tribunal inglés debe dar por buenos los actos de Guaidó en Venezuela sin someterlos a escrutinio en vista de que “no son justiciables” en jurisdicción británica, refirió BBC.

El 14 de mayo Ortega, en nombre del régimen, había acusado al Banco de Inglaterra de “incumplimiento de contrato” al no transferir el millardo de dólares de las reservas de oro venezolano al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para supuestamente ser utilizados en la lucha contra el covid-19 en Venezuela.

El régimen de Maduro quería que la transferencia se realizara “con carácter de urgencia”.

Respuesta del gobierno interino

El gobierno interino aplaudió la decisión del Tribunal Superior británico y detalló que la medida contribuye “en la protección de los recursos de los venezolanos”.

A continuación el texto:


El Gobierno Legítimo de la República Bolivariana de Venezuela recibe con beneplácito la decisión de la Alta Corte de Londres del 2 de julio de 2020, en la que afirma al Gobierno interino presidido por Juan Guaidó como el legítimo Gobierno de Venezuela. Esta decisión contribuye inmensa en la protección de los recursos de los venezolanos de las garras de la dictadura corrupta, específicamente, la reserva en oro depositado en el Banco de Inglaterra.

Lo sucedido no solo es una victoria para el pueblo de Venezuela, sino que es una victoria para la defensa del Estado de derecho y demuestra el valor de un poder judicial verdaderamente independiente. Tal separación de poderes es uno de los cimientos de la democracia real, algo esencial para el futuro de Venezuela en aras de asegurar una transición pacífica hacia la democracia.

Reconocemos la labor de la Procuraduría Especial de la República en coordinación con la junta administradora ad-hoc del Banco Central y la Embajada de Venezuela en el Reino Unido, quienes asumieron la defensa del caso en base a los actos dictados por la Asamblea Nacional.

Informamos que el proceso judicial continúa, por lo que estos recursos protegidos se mantendrán en el Reino Unido y no serán usados en el corto plazo.

Ratificamos al pueblo de Venezuela que continuaremos ejerciendo la protección de los recursos de nuestro país en el extranjero, reiterando de igual forma, que la única solución duradera en el tiempo para garantizar que esto se traduzca en un bienestar sostenible para toda la nación es la conformación de un Gobierno de Emergencia Nacional que guíe al país hacia elecciones libres en las que decidamos nuestro futuro de manera soberana y justa.

Más sanciones

El 30 de junio Dominic Raab, ministro de Relaciones Exteriores británico, dijo que Reino Unido adoptaría las mismas medidas anunciadas por la Unión Europea (UE) contra el régimen venezolano por violaciones a los derechos humanos.

Las declaraciones de Raab se produjeron un día después de que Maduro diera 72 horas para que la embajadora de la UE, Isabel Brilhante Pedrosa, en Venezuela abandonara el país por las sanciones del bloque europeo contra 11 funcionarios del régimen. 

Este 2 de julio la cancillería del régimen venezolano anuló la expulsión de la diplomática europea luego de que Jorge Arreaza y el alto representante para la Política Exterior de la UE, Josep Borrell, sostuvieran una conversación telefónica.

Otra disputa

El dictamen del Tribunal Supremo británico de este 2 de julio permite resolver otra disputa que planteó Deutsche Bank en 2019 sobre cuál de las juntas directivas del BCV puede reclamar 120.000.000 dólares por la terminación de un contrato de permuta de oro. 

El resultado del juicio puede sentar un precedente para otros fondos venezolanos bloqueados en el extranjero.

Noticias relacionadas