• En los últimos 10 días se han registrado dos sismos de alta magnitud. Este 21 de julio con epicentro al suroeste de Sinamaica (Zulia) y el 12 de julio al noreste de Biscucuy (Portuguesa)

El epicentro del sismo de magnitud 4.8 que se registró el 21 de julio a las 11:16 pm se ubicó 50 kilómetros al suroeste de Sinamaica, estado Zulia.

A la misma hora el Servicio Geológico Colombiano reportó un evento sísmico. En su boletín preliminar reseñaron que la magnitud del temblor fue de 5.6.

Usuarios de la red social Twitter reportaron para El Diario que el temblor se sintió en distintas zonas del estado Zulia, entre ellas Maracaibo, Cabimas, Ciudad Ojeda y San Francisco.

El temblor también se sintió en Mérida, Barinas y Portuguesa.

Un temblor que se sintió en gran parte del país

El 12 de julio a las 11:08 am se registró un temblor 11 kilómetros al noreste de Biscucuy, en el estado Portuguesa, El temblor fue de magnitud 5.2.

Los ciudadanos reportaron rápidamente el temblor en las redes sociales. Trujillo, Aragua, Distrito Capital, Lara, y Carabobo son algunos de los estados en los que reportaron haber sentido el sismo.

Los temblores no se pueden prever, ocurren y suelen sorprendernos limitando nuestra capacidad de reacción. Sin embargo, existen medidas que se pueden tomar antes de un sismo que permitirán hacer frente a una crisis, incluso luego de ella.

La reacción común ante un sismo es sentir miedo, por lo que Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis) recomienda que durante un sismo lo fundamental es mantener la calma.

Las personas que se encuentren en sus viviendas deben permanecer con el grupo familar y resguardarse debajo de mesas, escritorios, camas, o permanecer en un lugar resistente de la edificación. Las personas deben alejarse de ventanas, espejos o puertas de vidrio.

Las personas que residen en edificios deben colocarse contra una pared interior y mantenerse alejado de los balcones.

Durante un sismo use las escaleras. El ascensor no es un lugar seguro y podría quedar atrapado en la cabina.

Si se encuentra manejando o dentro del carro, debe detenerlo y permanecer en su interior.

Si está en un espacio abierto, debe alejarse de paredes, postes, árboles o cualquier elemento o estructura que pudieran caerle encima.

Pero Funvisis asegura que a pesar de que no se puede saber cuándo ocurrirá un temblor, sí se puede generar una preparación previa.

“Me pareció que fue largo”

Tibisay Romero reside en una urbanización al norte de Valencia, estado Carabobo. Se encontraba trabajando en su apartamento cuando sintió que algo estaba sucediendo.

“Pensé que me estaba sintiendo mal, mareada, pero inmediatamente el crujir del ventanal de la casa y el movimiento en el escritorio de vidrio en el que estaba trabajando supe que estaba temblando”.

Aseguró que recordó un curso sobre eventos sísmicos que realizó y se apartó del escritorio como medida de prevención.

Durante el transcurso del sismo oyó los gritos de una persona que advertía que estaba temblando.

 “No sé cuánto duró, pero me pareció que fue largo y que los objetos quedaron vibrando un largo rato, las paredes, las sillas”.

Sismos recientes en Venezuela de magnitud superior a 4.0

26 de junio de 2020: el epicentro del sismo fue al norte de Capatárida, estado Falcón, y registró una magnitud de 4.5 a las 6:22 am con una profundidad de 22,9 kilómetros.

11 de junio de 2020: se presentó un temblor de magnitud 4.4 al norte de la isla La Tortuga, a las 5:39 am con una profundidad de 9 kilómetros.

15 de marzo de 2020: a las 8:00 pm se registró un sismo de magnitud 4.7 a 33 km al sur de Irapa, estado Sucre, y con una profundidad de 5.0 km.

6 de marzo de 2020: se registró un sismo de magnitud 4.7 en las costas del estado Sucre, a 18 kilómetros al noreste de la población de Macuro. La profundidad fue de 93,2 kilómetros y ocurrió a las 10:44 pm.

28 de enero de 2020: un sismo de 4.7 sacudió la población de Pedernales, estado Delta Amacuro, con una profundidad de 9,6 kilómetros durante la medianoche.

“Está temblando”

“Está temblando”.  El grito de su esposa lo estremeció. Jesús Cáceres inmediatamente miró los botellones de agua que hay en la cocina de su apartamento ubicado en Caracas:  el movimiento del líquido le confirmó que se trataba de un sismo.

Antes de que los nervios le impidieran actuar, se cambió rápidamente y salió de la vivienda junto con su esposa. Con el tapabocas puesto, se dispuso a bajar los siete pisos que le permitirían salir del edificio.

Al salir a la calle, notó que solo había otras dos familias junto a ellos, el resto de los vecinos no se movilizó.  Algunos se asomaron por la ventana y escribieron por el grupo del edificio.

“Para ellos era como si nada hubiera pasado”.

Luego de 30 minutos, tiempo que consideró prudente de esperar antes posibles réplicas, subió de nuevo por las escaleras hasta su hogar.

Asegura que prefiere tomar previsiones para proteger a su familia.

¿Cómo prepararse antes de un sismo?

Ubicando el espacio más seguro dentro de la vivienda y ubicar allí un botiquín de primeros auxilios, agua, enlatados, un destapador, linterna, un pito, radio, pilas (baterías), libretas con teléfonos y direcciones de centros de salud y de las autoridades.

Foto: Cortesía

Se debe ubicar un espacio abierto para acudir luego de un sismo. También se deben ubicar los objetos pesados que puedan caer durante un temblor y reubicarlos en lugares que reduzcan el peligro de los integrantes de la familia.

Las llaves de la casa deben estar en un lugar que sean de todo el conocimiento del núcleo familiar. El lugar para colocarlas debe ser cerca de la salida de la vivienda.

Es bueno conocer los recursos humanos que se encuentran en la comunidad en la que reside (personal de la salud, ingenieros).

Evite almacenar líquidos inflamables.

¿Qué hago después de un temblor?

Luego de que finaliza el evento sísmico es poca la información que tenemos sobre la magnitud y los daños estructurales que pudo haber causado. Es por ello que es importante mantenerse alejado de las construcciones que se pudieran derrumbar.

Foto: Cortesía

Tampoco encienda fósforos o yesqueros porque podría haber una fuga de gas que no se ha podido detectar.

Las personas deben encender la radio para estar atento a las recomendaciones de las autoridades.

Evite caminar descalzo porque podría resultar lesionado ya que desconoce los que hay en los escombros.

Use el agua de reserva que sepa que está limpia. Evite bajar la poceta hasta asegurarse que no hay tubería de aguas negras rotas.

Noticias relacionadas