• Parece que la preocupación por la propiedad china de la compañía tiene consecuencias reales

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota The TikTok-Trump drama, explained, original de Vox.

Parece que la administración de Donald Trump se está poniendo más dura con TikTok, sitio preferido por los adolescentes en los medios sociales para publicar videos cortos, en medio de las crecientes preocupaciones de seguridad nacional sobre la relación de dicha aplicación con el gobierno chino. Según Bloomberg, el presidente Trump planea firmar una orden que obligue a la empresa matriz de TikTok, ByteDance, con sede en China, a vender sus operaciones en Estados Unidos. Algunos ya consideran a Microsoft como un comprador potencial.

La orden de Trump, según se informa, obligaría a ByteDance a desinvertir en TikTok con sede en Estados Unidos, valorada en unos 80.000 millones de dólares, probablemente vendiéndola a otra empresa. El Secretario del Tesoro de EE UU, Steven Mnuchin, confirmó que la aplicación estaba bajo revisión del gobierno el miércoles, y que una recomendación vendría al final de la semana. Una decisión del gobierno que obligue a TikTok a vender sería un cambio en el juego para la industria de los medios sociales y amenazaría con interrumpir el extraordinario aumento de la popularidad de la aplicación con sus cerca de 80.000.000 de usuarios en EE UU, muchos de ellos jóvenes. Y para los gigantes de los medios sociales estadounidenses Facebook y Google, la decisión podría debilitar significativamente a su nuevo competidor más feroz.

Durante meses, Trump y otros políticos han expresado su inquietud por TikTok considerándola una potencial amenaza a la seguridad nacional; preocupados de que la compañía pudiera censurar el contenido o acceder a los datos de los usuarios a instancias del Partido Comunista Chino. TikTok ha negado recibir órdenes del gobierno chino para moderar el contenido, y ha dicho que mantiene todas sus bases de datos de usuarios estadounidenses fuera de China, ya sea en los EE UU o en Singapur. Pero los informes del año pasado indicaron que TikTok aparentemente estaba censurando contenidos relacionados con las protestas de Hong Kong, así como otros temas que son controversiales para el gobierno chino, como la Plaza de Tiananmen y la independencia del Tíbet. Estos informes han alimentado las sospechas del gobierno de EE UU, en particular porque China ha estado ampliando su estado de vigilancia en los últimos años y en las relaciones diplomáticas entre EE UU y China ha habido un claro distanciamiento.

Los republicanos han intensificado sus ataques a TikTok este verano, con algún apoyo bipartidista de los demócratas también. El jueves, los senadores Richard Blumenthal (D-CT) y Josh Hawley (R-MO) enviaron una carta al Departamento de Justicia exigiendo que la agencia abra una investigación sobre TikTok y Zoom por las violaciones reportadas a las “libertades civiles de los americanos” y las preocupaciones de seguridad nacional sobre las relaciones entre estas compañías y la República Popular China. Esto siguió a las declaraciones en julio de Trump y del Secretario de Estado de EE UU Mike Pompeo, quienes dijeron que la administración Trump estaba considerando prohibir TikTok por completo. Si bien el plan que se está considerando, según se informa, no equivaldría a una prohibición, una orden del presidente Trump alteraría significativamente a TikTok al obligar a que la propiedad del negocio cambie de manos.

Eso también podría tener consecuencias negativas más allá de las personas que dirigen TikTok. El movimiento amenaza con poner en peligro el éxito de una relativamente indefensa aplicación que ha ascendido meteóricamente hasta convertirse en una de las más descargadas del mundo. Tomando en cuenta que TikTok es una de las únicas empresas de medios sociales recientes que compite con gigantes de la tecnología como Facebook, debilitarla podría reforzar aún más lo que muchos argumentan es la naturaleza monopólica de la economía tecnológica de EE UU.

“Aunque no nos hacemos eco de rumores o especulaciones, confiamos en el éxito a largo plazo de TikTok”, dijo un portavoz de TikTok a Recode, añadiendo que la compañía está “comprometida a proteger su privacidad y seguridad mientras continuamos trabajando para llevar alegría a las familias y oportunidades de desarrollo significativas a aquellos que crean en nuestra plataforma”.

Aquí hay una explicación de lo que está pasando y lo que se espera a continuación.

Cómo funcionaría esto

Te preguntarás cómo Trump puede obligar a una compañía tan popular como TikTok a vender. La respuesta es complicada y burocrática.

Si lo que se informa es cierto, Trump emitiría la orden para que ByteDance se desprenda de TikTok a través del Comité de Inversiones Extranjeras en Estados Unidos (CFIUS), un comité interagencial que revisa las adquisiciones extranjeras e inversiones en negocios estadounidenses que pueden amenazar la seguridad nacional. El comité, que está presidido por Mnuchin, tiene el poder de bloquear o revertir las fusiones y adquisiciones que involucren a compañías estadounidenses y extranjeras.

La agencia ha estado ejerciendo su autoridad sobre las empresas de tecnología de propiedad extranjera que operan en EE UU cada vez más. El año pasado, el CFIUS ayudó a bloquear uno de los mayores acuerdos en la historia de la tecnología, después de que Trump siguiera sus recomendaciones para detener a Broadcom, con sede en Singapur, para detener su adquisición de la empresa de semiconductores de EE UU Qualcomm. El comité también obligó a los propietarios chinos a deshacerse de la aplicación de citas Grindr y de la nueva empresa de salud PatientsLikeMe.

Pero como Geoffrey Gertz, de Brookings, ha escrito, las empresas tecnológicas no siempre fueron el objetivo de CFIUS. En el pasado, el comité “tendía a centrarse en empresas con conexiones militares o de inteligencia”, pero más recientemente, los datos personales y la propiedad intelectual de alta tecnología han captado mucho más la atención del mismo.

El año pasado, CFIUS comenzó a investigar a ByteDance, que había comprado la plataforma de video de sincronización labial Musical.ly, de propiedad china, en 2017 y luego cambió de marca y lanzó una aplicación similar en los EE UU bajo el nombre de TikTok. Cuando esa investigación llegue a su fin, las recomendaciones del comité llevarán, según se informa, a que Trump ordene a ByteDance que venda TikTok o se deshaga de sus operaciones en Estados Unidos.

No está claro cómo el CFIUS haría cumplir una potencial disolución de ByteDance y TikTok, pero el año pasado el comité emitió una multa de 1.000.000 de dólares a una compañía no revelada por no cumplir con un acuerdo de mitigación, su primera sanción de ese tipo.

Lo que viene después

Si Trump decide ordenar a ByteDance que se deshaga de TikTok, eso no significa que la aplicación, tal y como lo conocemos, simplemente dejará de funcionar en EE UU. TikTok es una marca valiosa en una industria lucrativa. Simplemente la compañía detrás de la aplicación probablemente cambiaría de dueño.

Si TikTok se ve obligada a vender sus operaciones en EE UU, necesita encontrar un comprador. Y mientras que los gigantes de la tecnología como Facebook o Google podrían aprovechar la oportunidad de comprar un feroz rival, el actual escrutinio antimonopolio al que se enfrentan podría hacerles difícil hacerlo. Y es allí donde Microsoft pudiera entrar.

A diferencia de las otras grandes empresas de tecnología, Microsoft no tiene una gran participación en el espacio de los medios sociales, lo que podría relajar las regulaciones, haciendo más probable que el acuerdo sea aprobado. Por otra parte, Microsoft es un dinosaurio según los estándares de las compañías tecnológicas, y su participación podría ser vista como un beso de la muerte para el ingenio de los medios sociales, TikTok.

Pero si Microsoft lo maneja bien, TikTok podría seguir creciendo, y con el respaldo de una gran empresa tecnológica de EE UU, podría muy en serio apoderarse de otras empresas de medios sociales, incluyendo Facebook. Y de ninguna manera Microsoft es la única opción -otras empresas por supuesto también intentarían comprar TikTok-.

Es demasiado pronto para decir quién exactamente terminará comprando las operaciones de TikTok en EE UU. Mientras tanto, hay un montón de chistes de Clippy por hacer.

Noticias relacionadas