Emprendedores, micro y grandes empresarios atraviesan una de las incógnitas más inquietantes del siglo XXI: retomar espacios comerciales rentables bajo escenarios de mercado aún poco claros, pese a la imprecisión del tiempo en que esto ocurrirá.

Los puntos de quiebre más significativos han sido la desestructuración de la cadena de valor, limitaciones de orden logístico y operativo, brecha de relacionamiento con clientes y usuarios. La ambigüedad en la toma de decisiones sobre lo urgente y lo importante, ante tales dicotomías como vender, aumentar stock, rematar a precios bajos, cerrar o insistir. Y, el impacto directo en el flujo económico o poca capacidad de endeudamiento, desafío para emprendedores (poca capacidad de ahorro para emergencias) y empresas, imposibilitadas para endeudamiento o inversión en tiempos de crisis.

Foto: Danelli Jiménez Alvis. Evento: Revisando la propuesta de valores

En este quiebre global algunos lograron una suerte de letargo en sentir el impacto, a través del uso de canales vía online y servicios delivery, opción que les ha permitido navegar esta inquietante etapa de mejor manera, sobre todo si ya experimentaban la digitalización de sus servicios. Lo que no podíamos suponer es que el proceso de confinamiento llevaría más de 60 días, reduciendo la capacidad de compra y consumo, casi de manera lapidaria para muchos negocios.

El nuevo mapa está signado a seguir una nueva dinámica. Atrás quedó el negocio del B2C (Business to Consumer), las aspiraciones de confort, vanidad, diversión, tecnología de última generación, como fuentes aspiracionales del consumidor por encima de las necesidades básicas; y las valoraciones empresariales, el negocio del B2B (Bussiness to Business), sobre la mejora continua o de calidad, en términos de transformación digital, marketing, gestión eficiente del talento humano y posicionamiento reputacional que incluye esfuerzos de responsabilidad social empresarial.

Se impone un nuevo desafío ante lo planificado. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), se estima que tan solo en Latinoamérica y el Caribe se perderán 14.000.000 de plazas laborales, consecuencia de una fuerte recesión económica a escala mundial.  

El escenario nos conduce a dimensionar al mínimo la operación comercial y lograr ser competente ante la crisis, las operaciones y productos/servicios que se ofrecen a la venta, de cara a lo que es factible crear, transformar, despachar y brindar a los clientes, ajustado a las condiciones cambiantes y en lo humano también se reconfiguró la decisión de compra y recurrencia de la misma.

Tal convulsión nos llama a plantearnos nuevas posibilidades para el negocio. En la próxima entrega compartiré algunas recomendaciones para hacer frente a estas condiciones y transformar la propuesta de valor de su producto o servicio.

Contacto:

LinkedIn https://www.linkedin.com/in/danelli-jiménez-alvis/

Instagram: @kairoscoach y @danellijimenez; Whatsapp +56 9 3744 8131.

Consultor en Desarrollo Organizacional y facilitador de aprendizaje. Llevo adelante por misión crear y fomentar conciencia en la sociedad, donde todos jugamos un rol protagónico, bien sea como empresarios, emprendedores, profesionales y personas comprometidas con el desarrollo sustentable. Autora del libro: Sentido al Liderazgo.

Artículos relacionados del autor