Bajo el contexto de la desestructuración del mercado y de las empresas, comparto algunas recomendaciones para ustedes para que se animen a un proceso de innovación y creación de nuevas oportunidades de negocio.

Aunque del consumidor podemos inferir algunos datos de comportamiento y preferencia en sus interacciones digitales, no necesariamente refleja las mayorías. Según Statista.com, la tasa de penetración de redes sociales en América Latina y Caribe en lo que va de 2020, está entre un 18% y 76% según el país de estudio, sin precisar los motivadores de la decisión de compra ante la crisis.

Haciendo frente a estas condiciones, transformemos nuestra propuesta de valor:

Identifica varios futuros posibles

Desde el más complejo posible y puntos de quiebre, incluyendo fechas o “deadline” específicas, evaluando los recursos existentes, precisando hipótesis con escenarios analizados y ponderados, el peor escenario, el menos malo y el ideal. Analiza cada fase del proceso.

Crea un nuevo mapa de empatía del cliente

¿Cuáles son sus problemas más graves?, ¿cuáles serían esos aliviadores?, ¿qué es aquello que ahora realmente le importa? Logra que el cliente concrete aspiraciones y sentido de satisfacción ajustada a la realidad operante, con logros a corto plazo, con una propuesta de soluciones ágiles, prácticas y accesibles. Reorienta decisiones, no te aferres a las tendencias, sino más bien crea nuevos hitos; mide y controlar nuevas prácticas.

Incorporación del ambiente digital de cara al cliente

Los procesos pasan a ser la principal fuente de conexión emocional de los consumidores, ser confiables, honestos y responsables con el medioambiente y la sociedad pueden ser detonadores positivos de ventas y estímulos importantes para el consumidor.

Desde nuestra experiencia logramos que dueños y tomadores de decisiones concienticen que la flexibilidad y adaptabilidad son habilidades esenciales para las personas y los equipos, abrazando la transición como una nueva alternativa de sacar adelante negocios, articulando empleo y desarrollo económico en tiempos de crisis.

En nuestra opinión, en el venidero semestre la tasa de emprendimiento aumentará como producto del desempleo. Según datos de la Organización Internacional del Trabajo, publicados en BBC, “se perderán 195 millones de empleos en solo 3 meses» por la pandemia; la consecuencia: un mercado muy competitivo para capturar la capacidad de compra del consumidor, igualmente afectado por la crisis.

Así que es imperativo que la propuesta de valor sea clara, significativa, resolutiva y emocionalmente útil para tomar una proporción de ese consumo. Sin ninguna duda, no habrá un momento perfecto para que todo mejore, toca encontrarle la vuelta a la situación y sacar adelante nuestros emprendimientos.

Contacto:

LinkedIn https://www.linkedin.com/in/danelli-jiménez-alvis/

Instagram: @kairoscoach y @danellijimenez; Whatsapp +56 9 3744 8131.

Consultor en Desarrollo Organizacional y facilitador de aprendizaje. Llevo adelante por misión crear y fomentar conciencia en la sociedad, donde todos jugamos un rol protagónico, bien sea como empresarios, emprendedores, profesionales y personas comprometidas con el desarrollo sustentable. Autora del libro: Sentido al Liderazgo.

Artículos relacionados del autor