• Las reservas de oro del Banco Central de Venezuela cayeron a su cifra más baja en cinco décadas. Expertos explicaron a El Diario qué ha pasado con este activo de la República

Las reservas de oro del Banco Central de Venezuela (BCV) cayeron a su volumen más bajo en 50 años. Según los estados financieros ofrecidos por el ente emisor el pasado 17 de agosto, para junio de este año la disponibilidad de lingotes de oro era de 98 toneladas. 

El economista Ronald Balza aseguró que lo más preocupante de la caída en esta reserva es que no hay información de en qué fueron usadas. 

“La desaparición del oro del BCV es algo que no está lo suficientemente aclarado o documentado por el propio banco”, indicó Balza para El Diario

El especialista recordó que antes de 2014, el BCV publicaba informes mensuales y anuales sobre los datos de las reservas venezolanas, pero dejó de hacerlo cuando Nicolás Maduro llegó al poder. 

El BCV retomó la publicación de datos en 2019.

Foto cortesía

Por su parte, el economista Jesús Casique explicó para El Diario que esto se debe a que Venezuela atraviesa problemas serios de liquidez debido a que las exportaciones petroleras disminuyeron. 

Disminución interanual

906.000

Barriles diarios producidos en julio 2019

392.000

Barriles diarios producidos en julio 2020

“Ya prácticamente no tenemos disponibles toneladas de oro en el país porque se han venido liquidando, vendiendo debido a los problemas económicos que tiene Venezuela. Ya no están produciendo petróleo como antes, esto afecta bastante a las reservas de oro porque son las que se usan para pagar los gastos públicos”, opinó Casique. 

Jesús Casique aseguró que el régimen de Maduro ha estado ejecutando pagos tanto en toneladas de oro como en derechos especiales de giro, afectado así a las reservas internacionales. 

Las reservas antes y después de Maduro 

Ronald Balza detalló que desde 2003 y hasta 2012, los precios del petróleo y el oro se incrementaron sostenidamente y eso permitió que las reservas internacionales se acrecentaran aceleradamente. Recordó que, gracias a esto, Hugo Chávez creó en 2005 el Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden) para poder retirar del BCV las reservas. 

“Pero la composición de esas reservas estaba cada vez más constituida en oro porque el peso de este se volvió importante”, prosiguió Balza, ya que el precio de este metal iba subiendo permitiéndole a Hugo Chávez ordenar el traslado de divisas al Fonden. 

Por esta razón, cuando Maduro llega al poder, ya parte del oro venezolano que estaba en el Banco de Inglaterra había sido trasladado a Venezuela, lo que implicaba pérdidas de certificaciones para transacciones internacionales. En paralelo teníamos que el precio del petróleo cayó y posteriormente también el precio del oro”, indicó Balza.

De acuerdo con una investigación de la agencia de noticias Reuters, por más de 50 años el BCV llegó a tener más de 350 toneladas de oro hasta que entre 2015 y 2017, el ente tramitó préstamos utilizando lingotes como garantías. Algunas barras se recuperaron y otras se perdieron en las operaciones de canje. 

Oro en 2019. A principios de 2019, el BCV acumulaba 129 toneladas de oro, según información oficial del ente financiero.

En el trabajo de Reuters también se refleja que las reservas de oro continuaron reduciéndose mientras que del BCV salían lingotes para presuntamente venderlos en el exterior como una medida del régimen de Maduro para conseguir la liquidez que no puede tener por las sanciones de Estados Unidos. 

Foto cortesía

Cifras desiguales entre el BCV y el Consejo Mundial del Oro 

Jesús Casique explicó que actualmente existe una discrepancia entre el Consejo Mundial del Oro que reporta que Venezuela tiene 161 toneladas en reserva y el Banco Central de Venezuela, que reportó en junio de este año que hay disponible 98 toneladas. 

“El Consejo Mundial del Oro no refleja esas toneladas faltantes, no me explicó por qué no ha descontado las toneladas liquidadas por el BCV. Hay que poner el ojo ahí”, alertó Casique, sin ofrecer más detalles.

¿Cómo contener la caída de las reservas? 

El economista Ronald Balza explicó que la situación hubiese sido distinta si las políticas aplicadas por Hugo Chávez en el ámbito económico hubiesen sido diferentes. 

“Las políticas de Chávez eran control de cambio, control de precios, hostilidad hacia el sector privado, todo eso hizo que las reservas internacionales cayeran de modo acelerado. Las divisas disponibles eran cada vez menos y lo que iba quedando era el oro y luego el oro comenzó a desaparecer y a aparecer en otras partes”, detalló el también profesor universitario. 

Indicó que eso representó un problema sobre el que no hay información detallada y precisa. “Además, que no se sabe hacia dónde se trasladó el oro y con qué fines”.

¿Sabías qué…? Una tonelada de oro equivale a 80 lingotes. Además, cada lingote pesa 12,5 kg.

Balza alertó que en Venezuela no existe un sistema coherente de cuentas públicas ni declaraciones oficiales, lo que hace pensar que el oro de las reservas se utilizaría para financiar gastos por la pandemia. 

“Eso no debería ser. Las reservas que están en el BCV no deben ser destinadas a los gastos públicos así sean en materia de salud, para eso hay un presupuesto de gobierno. Las reservas internacionales sirven de aval para obtener otro tipo de recursos por vía de préstamos mientras se ajustan otro tipo de cuentas”, detalló el economista. 

Una vez más el régimen de Maduro demuestra que ha errado en sus políticas tanto públicas como económicas. Con unas reservas de oro tan bajas y un estatus financiero del país fuertemente golpeado, los especialistas no pueden explicar qué sucedió o a dónde fue a parar todo ese oro.

Noticias relacionadas