• Los revendedores ofrecen el servicio a través de las redes sociales

En Venezuela tener acceso a Netflix, una de las plataformas de streaming más grandes del mundo, debería ser posible tan solo para un reducido número de personas con cuentas en el extranjero a través de las cuales se pueda pagar la suscripción.

Pero este no ha sido un obstáculo para que los venezolanos puedan acceder al servicio. Esto es posible gracias a quienes se dedican a vender cuentas de Netflix.

Paquetes. Los planes de Netflix se dividen de acuerdo a la cantidad de pantallas en las que se puede visualizar el contenido de forma simultánea.

La plataforma ofrece tres planes: básico, estándar y premium. El primero de ellos permite visualizar contenido en una sola pantalla y tiene un precio de 7,99 dólares mensuales; el segundo cuesta 10,99 dólares y permite conectar dos personas simultáneamente al tiempo que hace posible disfrutar de las series y películas en Alta Definición (HD por sus siglas en inglés). El último de ellos ofrece cuatro pantallas en Ultra Alta Definición por 13,99 dólares al mes.

Dichos precios, calculados en bolívares a la tasa oficial, equivalen a 2.988.260 bolívares, 4.110.260 bolívares y 5.232.260 bolívares respectivamente. Y pueden aumentar en el futuro.

En condiciones normales, estos planes deberían ser cancelados en divisas mediante tarjetas de débito y crédito, según explican en la página de Netflix. Precisan que las tarjetas aceptadas son Visa, MasterCard y American Express.

¿Cuánto cuesta una cuenta de Netflix en bolívares?

En Venezuela, sin embargo, dichos planes no solamente pueden ser pagados a un precio significativamente menor, sino que también es posible hacerlo en bolívares. El monto, según explican usuarios en redes sociales que se dedican a revender las cuentas, se calcula según la tasa de cambio del día.

La mensualidad de los planes, al adquirirlos mediante un revendedor, es de 1.140.000 bolívares en el caso del plan básico, 1.900.000 bolívares en el plan estándar y 3.420.000 en el premium, según constató El Diario.

Lujo

Poder pagar el servicio de Netflix es un lujo que no todos los venezolanos pueden darse. El plan básico, que es el más económico de los tres que posee la plataforma, tiene un costo de tres dólares mensuales. Ese monto representa 1.140.000 bolívares, lo que equivale a casi tres veces de salario mínimo.

La situación es aún más dramática al comparar el precio del plan premium, que se consigue a nueve dólares, lo que es equivalente a ocho meses y medio de trabajo.

Hallar a quien se dedique a este mercado no es difícil. Un ejemplo de ello puede verse en Instagram, donde tan solo es necesario escribir la palabra Netflix en el buscador de la red social para que este arroje un listado de cuentas dedicadas a esta actividad. Algunos, incluso, se autodenominan como la “tienda oficial” de la plataforma en Venezuela.

Los revendedores explican que para “adquirir” el servicio solo es necesario contactarlos, indicar cuál plan se desea y realizar la transferencia por el monto correspondiente. Aseguran que inmediatamente, luego de procesar el pago, se activará la suscripción y se le enviarán los datos al cliente para que pueda acceder y comenzar a disfrutar del servicio.

Otras suscripciones

Netflix no es el único servicio, en dólares, al que se puede acceder a través de revendedores. Cuentas en otras plataformas como Amazon Prime Video, Disney+ o Spotify, también pueden conseguirse cancelando el precio en bolívares.

En el caso de Disney+, los precios dependiendo de la cantidad de pantallas van desde 2,5 dólares para una conexión, hasta 6 dólares para cuatro pantallas.

Mientras que el servicio ofrecido por el gigante de las ventas online, puede conseguirse a un precio más económico, de 2 dólares por una pantalla y 5 dólares por tres pantallas.

Impuestos

Si bien en Venezuela no existen impuestos relacionados con el pago de servicios en dólares, en otros países este no es el caso. En Argentina, por ejemplo, recientemente entró en vigor un nuevo tributo denominado “impuesto país” el cual grava con un 35% tanto la compra de dólares como las transacciones realizadas en esa moneda mediante tarjetas de crédito.

«El gobierno argentino informó que requiere a los intermediarios financieros percibir un nuevo impuesto a transacciones hechas con tarjeta de crédito y débito alcanzadas por el impuesto país, desde el 16 de septiembre», informó un vocero de Netflix según publicó La Nación en su portal web.

Debido a esta situación indicó que desde la plataforma se encontraban notificando a sus usuarios en Argentina como la implementación de este nuevo impuesto repercutirá en sus facturas.

El vocero señaló que este tributo se verá reflejado en el resumen de las tarjetas de crédito como un ítem separado al monto del servicio.

Esta medida también afecta a otros servicios de suscripción como lo son Amazon Prime Video, Disney +, e incluso Spotify los cuales deben cancelarse en dólares.

Noticias relacionadas