• El presidente interino pidió a los Estados miembros de la ONU que asuman la responsabilidad de asistir al gobierno legítimo de Venezuela

El presidente interino, Juan Guaidó, solicitó este miércoles 23 de septiembre a la comunidad internacional que se evalúe activar el compromiso de la “responsabilidad de proteger” a los venezolanos en vista de los crímenes de lesa humanidad que refleja el reciente informe de la ONU. 

blank
Hoy les pido a todos los representantes de Estados miembros que asuman la responsabilidad de asistir al gobierno legítimo de Venezuela en su misión de proteger al pueblo venezolano, y considerar una estrategia que contemple escenarios luego de agotada la vía diplomática. Ha llegado el momento de acciones oportunas y decisivas”, detalló durante una teleconferencia dirigida a la 75° Asamblea General de las Naciones Unidas.

Además, Guaidó pidió al organismo multilateral apoyo para “restaurar” la democracia en Venezuela y reafirmó la exigencia de elecciones presidenciales y parlamentarias libres, en el contexto de las cuestionadas elecciones previstas para el 6 de diciembre por el CNE afín al régimen de Nicolás Maduro.  

“Elevo solicitud también al secretario general de la Organización de Naciones Unidas para que movilice la voluntad política de los Estados miembros para restaurar efectivamente la soberanía en Venezuela y poder proteger al pueblo civil de las atrocidades de un régimen criminal. Honorable señor Guterres, como bien usted indicó en el año 2018, durante el debate de la Asamblea General sobre la ‘responsabilidad de proteger’ de los Estados: ‘los principios fundamentales significan poco si no se aplican cuando más se necesitan’. Hoy en Venezuela, es cuando más se necesitan”, dijo.

Asimismo, pidió a todos los representantes de la ONU, con especial énfasis en los que integran el Consejo de Derechos Humanos que lean el “informe detallado de la Misión Independiente de Verificación de Hechos (de 443 páginas)”, para que sean testigos de la “tortura sistemática” aplicada por el régimen venezolano.

En una teleconferencia, y a propósito de la celebración de la 75 Asamblea General; Guaidó dijo que “de la mano” de aliados internacionales se han empleado mecanismos de “diplomacia preventiva” durante estos años, pero se ha “llegado casi al final de la escalada que trazan los pilares de la responsabilidad para proteger sobre mecanismos pacíficos y diplomáticos”.

Guaidó detalló que Maduro se dirigió ante la Asamblea General porque “usurpa” el poder en Venezuela. 

“Debo pedirles hoy alinear los esfuerzos de asistencia internacional para restablecer la soberanía efectiva en Venezuela y proteger a la población civil desarmada, ante la comisión sistemática y reiterada de crímenes de lesa humanidad a manos del régimen dictatorial que usurpa la presidencia de Venezuela”, añadió.

Operaciones criminales en Venezuela

En ese contexto, reiteró que el territorio nacional es usado por el régimen para llevar a cabo operaciones “criminales” de tráfico de drogas, de armas y de personas. 

“Maduro no solo no quiere respetar y defender los Derechos Humanos; tampoco puede. No puede proteger a las víctimas de las consecuencias de sus propios crímenes porque fue él quien, en los últimos siete años, lideró un proyecto político que se ha mostrado incapaz de atender la crisis de los servicios públicos”, expresó. 

Por otra parte, hizo énfasis en la escasez de gasolina que atraviesa el país y detalló que solo se está suministrando 8% de este combustible, pero es repartido entre los funcionarios del régimen. 

Alocución virtual

En la alocución virtual de Guaidó estuvieron presentes representantes diplomáticos de Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, España, Francia, Portugal, Bélgica, Japón, Bulgaria, Polonia, Eslovenia, Eslovaquia, Suecia, Países Bajos, Israel, Irlanda, Italia, Finlandia, República Checa, Australia, Luxemburgo, Lituania, Albania, Austria, Dinamarca, Macedonia, Rumania, Malta, Croacia y la Unión Europea en pleno.

También asistieron representantes de Brasil, Colombia, Paraguay, Barbados, El Salvador, y Guatemala.

Qué implica la Responsabilidad de Proteger (RP2)

La internacionalista Mirta Yonis, señaló previamente para El Diario que la R2P no posee el suficiente asidero jurídico para considerarse como un tratado internacional establecido. “Se trata de un mecanismo que se ha diluido en distintas resoluciones”, acota.

De acuerdo con el asesor especial del Secretario General sobre la R2P, Iván Simonovic, la Responsabilidad de proteger, establecida en el año 2005, se basa en tres pilares: “la responsabilidad de cada Estado de proteger a sus poblaciones (primer pilar); la responsabilidad de la comunidad internacional de ayudar a los Estados a proteger a sus poblaciones (segundo pilar); y la responsabilidad de la comunidad internacional de proteger a las poblaciones de un Estado cuando es evidente que este no logra hacerlo (tercer pilar)”.

La resolución se adoptó luego de que se evaluara la poca eficiencia que tuvo el organismo multilateral para prevenir casos de genocidio como los de Serbia o la guerra civil en Rwanda. Así lo explicó el internacionalista Luis Angarita, profesor de la Universidad Central de Venezuela (UCV).

El genocidio es también un término que definió la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Lo hizo en el artículo II de la Convención para la prevención y sanción del delito de genocidio:

blank Se entiende por genocidio cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional, étnico, racial o religioso, como tal.

a) Matanza de miembros del grupo;

b) Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;

c) Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;

d) Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo;

e) Traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo”.

Aunado a esa definición, se suma el requisito de intención del delito de genocidio. “Debe demostrarse que la parte de los perpetradores tenía la intención de destruir físicamente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso”. Así lo indica la ratificación de la convención firmada en el año 2018.

La R2P solo puede hacerse como un todo en los órganos decisorios de la ONU, como el Consejo de Seguridad o la Asamblea General. Ningún país tiene la libertad de invocar unilateralmente este principio”, señala Angarita.

Acota el internacionalista que la sociedad civil no puede solicitar a las Naciones Unidas la activación de la R2P. “Ese es el gran debate que tiene la política exterior en estos momentos. Parte de la comunidad internacional reconoce a Guaidó, pero hay otra que reconoce a Nicolás Maduro. De hecho, la ONU reconoce a Maduro porque es quien está en el poder”, explicó.

Angarita consideró que no cree que sea posible que la R2P se aplique como medida internacional en el caso venezolano. “Depende enteramente de las Naciones Unidas, y no creo que exista un consenso en el Consejo de Seguridad. China y Rusia, por ejemplo, no estarán de acuerdo con una acción unilateral de Estados Unidos, ni de otros países de la región”.

Noticias relacionadas