• El portal del régimen venezolano atacó a las Organizaciones No Gubernamentales que dieron información valiosa a la Misión de la ONU para crear el informe de Determinación de los Hechos en materia de DDHH en Venezuela

La Misión Verdad, portal del régimen de Nicolás Maduro, publicó un informe para supuestamente “desmontar” la investigación de más de 400 páginas que realizó la Misión Independiente de Determinación de los Hechos en Venezuela de las Naciones Unidas. La misiva fue suscrita por el fiscal del régimen Tarek William Saab, Alfredo Ruíz, Jorge Arreaza y Larry Devoe. 

El informe, que fue entregado a Nicolás Maduro, lleva por nombre “La Verdad de Venezuela, contra la infamia del cártel de Lima”. En el texto se asegura que la realidad del país en materia de derechos humanos es muy diferente a lo redactado por la Misión de la ONU

“Por supuesto, las inconsistencias de este informe se basan, en parte, en la ostensible parcialidad y en la vaguedad de las fuentes. Y es que, sin ningún tipo de objetividad en la recopilación de los datos, ni una investigación in situ que patente lo escrito, el objetivo del informe es meramente político de cara a las elecciones parlamentarias de diciembre”, objeta dicha Misión en la presentación del informe.

Las ONG, principales señaladas por el régimen

Misión de la ONU. Examinó 2.891 casos para corroborar los patrones de violaciones y crímenes. En el documento se concluye que el régimen de Maduro y sus agentes estatales ordenaron y contribuyeron con violaciones a los DD HH.

La Misión de la ONU se basó en información de dominio público, en entrevistas virtuales a familiares de las víctimas de violaciones de derechos humanos y a las víctimas en sí. Además de datos otorgados por las Organizaciones No Gubernamentales (ONG) que trabajan por la defensa de los derechos humanos en Venezuela. 

Según la Misión Verdad, las ONG venezolanas fueron financiadas por la comunidad internacional para levantar estos datos que consideran “falsos” y “sin respaldo”.

Señalan a organizaciones como el Comité de Familiares de Víctimas del Caracazo (Cofavic), el Centro de Justicia y Paz (Cepaz), el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), la Asociación Civil Control Ciudadano y Espacio Público.

En una entrevista previa para El Diario cuando el informe de la Misión de la ONU se publicó, Beatriz Borges, directora ejecutiva del Cepaz, afirmó que la misiva refleja que existen patrones de criminalidad donde el régimen de Venezuela tiene responsabilidad.

Borges reconoció, entonces, que las ONG de derechos humanos fueron partícipes en la creación de esta Misión. Así se permitió identificar las ejecuciones extrajudiciales de las Fuerzas de Acciones Especiales del régimen de Maduro (FAES). 

La misiva del organismo del régimen indica que Cepaz es una ONG “plegada a sectores opositores”. También indicaron que en 2018 recibió financiamiento de la Unión Europea (UE) para el reforzamiento de organizaciones en el campo de derechos humanos. 

“Ambas en general (Cofavic y Cepaz) se centraron en proporcionar información conveniente para sus intereses en materia de derechos humanos, ignorando o apartando por completo casos como el de Orlando Figuera, joven asesinado en 2017 en las protestas violentas en contra del gobierno venezolano”, afirma la Misión Verdad. 

Las ONG y su papel en el informe de la Misión de la ONU 

Organizaciones defensoras de los derechos humanos aseguraron que el informe sobre los hechos de violaciones en Venezuela, refleja la realidad del país. Provea, Cepaz y Justicia, Encuentro y Perdón aseguraron que el texto contiene las razones suficientes para que se realice una investigación transparente e imparcial que permita obtener justicia. 

blank
Foto cortesía

También comentaron que la redacción del informe llega en el momento justo. Sin dejar espacio para las dudas y representando un alivio para las víctimas, sus familiares y la sociedad venezolana en general. 

Sentenciaron que van a continuar proveyendo información a los mecanismos internacionales de protección a los derechos humanos. Esto para que así se pueda crear más presión sobre los culpables de los crímenes de lesa humanidad. 

Noticias relacionadas