• Los chequeos de rutina son claves para detectar esta enfermedad tempranamente y evitar complicaciones asociadas

La lucha contra el cáncer de mama comienza en la prevención de la enfermedad y el diagnóstico temprano. Esta condición es uno de los tipos de cáncer más comunes en el mundo y afecta más a mujeres que a hombres. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que una de cada ocho mujeres en el mundo será diagnosticada con cáncer de seno a lo largo de su vida. Ante esto, la institución declaró que cada 19 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra el Cáncer de Mama.

El objetivo de esta fecha es promover en todo el mundo campañas de diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad.

En 2018

3.800.000

personas fueron diagnosticadas con cáncer en el mundo

25%

corresponden a casos de cáncer de mama

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela (SAV) reveló en el más reciente Informe de incidencia de cáncer de mama que 7.093 casos nuevos fueron diagnosticados y 2.819 pacientes fallecieron por esta enfermedad. 

Estas cifras indican un aumento significativo en los casos nuevos que vienen incrementando desde el año 2015, señala la SAV en el informe. 

El equipo de El Diario recopiló una serie de claves sobre la prevención de la enfermedad y los exámenes que deben realizarse para un diagnóstico temprano.  

El autoexamen

La autoexploración de los senos es una herramienta que permite percatarse de alguna anomalía superficial como bultos, cambios de tamaño, resequedad y hundimientos, todos posibles signos de cáncer de mama.

El autoexamen inicia al pararse frente a un espejo sin blusa, con los brazos rectos y pegados a la cadera. El siguiente paso es observar que el tamaño, la forma y el color de los senos sean normales. Posteriormente verificar que no exista alguna inflamación o deformidad visible. 

Luego se deben levantar los brazos y verificar que todas las señales que se observaron en las mamas continúan igual. Frente al espejo también se puede corroborar si sale algún líquido de los pezones. 

La siguiente fase es acostarse y palpar los senos con la mano contraria. Este paso debe realizarse con las yemas de los dedos, con movimiento circulares y pulso firme.

Se debe procurar palpar la mama entera, puede iniciarse desde el pezón y continuar con círculos cada vez más grandes. 

Finalmente se continúa con la autoevaluación de pie o sentada y se vuelve a palpar toda la mama con el mismo procedimiento. 

Exámenes diagnósticos de cáncer de mama

La mamografía es una de las pruebas más comunes para descartar las sospechas de un cáncer de seno. Los especialistas recomiendan que a partir de los 40 años de edad las mujeres deberían realizarlo anualmente. 

De acuerdo con el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), la mamografía consiste en una imagen tomada por rayos X en cada seno. Para obtener la imagen se debe colocar el seno sobre una placa y luego ubicarán otra placa encima para hacer presión. 

Posteriormente se repite el procedimiento pero con las placas a los lados del seno. Luego se hará todo el proceso en la otra mama.

También existen otros chequeos más sencillos como la evaluación clínica mamaria, que puede ser realizada por un médico de cabecera. Los ecos mamarios también son una opción.

¿A dónde acudir?

Cuando existe algún miedo o sospecha de padecer cáncer de seno se debe acudir con un médico de confianza, quien indicará qué pasos debe seguir.

La Sociedad Anticancerosa de Venezuela, ubicada en Caracas, tiene una Clínica de Prevención del Cáncer que cuenta con la mayoría de los equipos y profesionales necesarios para atender a personas recién diagnosticadas. 

La Asociación Civil de Planificación Familiar (Plafam) ofrece el servicio de mamografía en su sede de Las Acacias, en Caracas, y en el resto de sus instalaciones están disponibles las consultas y exámenes de rutina en horarios especiales, debido a las restricciones por la cuarentena. 

Algunas fundaciones como SenosAyuda y SenoSalud brindan programas de atención y asesoramiento para pacientes con cáncer de mama. Además durante el mes de octubre se realizan campañas de prevención cada año.

Los exámenes preventivos y chequeos anuales deben realizarse rigurosamente para garantizar una buena salud. Debido a que la propagación del covid-19 sigue latente, se recomienda acudir a los centros asistenciales  solo cuando sea necesario y con todas las medidas de bioseguridad para evitar contraer el virus. 

Noticias relacionadas