• El exvicepresidente de la comunidad islámica en Venezuela, Ahmad Abdo, aseguró para El Diario que burlarse de una religión es inaceptable. “Se están burlando de más de un millardo de musulmanes”, aseveró. ¿Hay límites para la libertad de expresión?

“Muchos escuchan sobre nosotros y no a nosotros”, dice el doctor Ahmad Abdo. Odontólogo de profesión, posee una maestría en Estudio Islámico. Fue vicepresidente de la comunidad islámica en Venezuela entre 2013 a 2017 y actualmente es director del centro Tawasul, una organización que enseña a la gente qué es el islam. De 38 años de edad, forma parte de los 60.000 musulmanes en el país. “La mayoría de ellos están en Caracas, pero también se encuentran en Margarita, Valencia, Punto Fijo, Maracaibo, Maracay, Puerto La Cruz”, detalla. Y agrega que más de 3.000 venezolanos han abrazado el islamismo como religión.

Muy acucioso y aprensivo ante lo que los medios de comunicación masivos informan sobre el islam, Abdo, desde Venezuela, mira con preocupación como aproximadamente 8.000.000 de musulmanes en Francia viven, a su juicio, con miedo.

La razón: la retórica por parte del gobierno de Emmanuel Macron hacia el islam luego del asesinato del profesor francés Samuel Paty, quien fue decapitado por Abdoullakh Anzorov, joven checheno, musulmán, con estatus de refugiado y de 18 años de edad, luego de haber enseñado en clases una caricatura del profeta Mohammed hecha por el periódico Charlie Hebdo. Ante lo ocurrido, el mandatario de Francia aseguró que se trataba de un “atentado terrorista islámico”.

“El joven cometió un gran error al matar a una persona, porque en el libro sagrado del Corán, capítulo 5 verso 32, dice que el que mata a una persona mata a toda la humanidad, así como dice que el que salva a una persona salva a toda la humanidad. El problema es que ahora han generalizado y dicen que todos los musulmanes son así por la actuación de una sola persona”, declaró el doctor Abdó en exclusiva para El Diario.

Sin embargo, no deja de condenar la “burla” que hizo Paty al difundir la caricatura entre sus alumnos. “Si hay insultos, eso no es libertad de expresión. Se burló de más de un millardo de musulmanes”, aseveró.

—¿Cuál es su visión del islam en el mundo contemporáneo?

—Tenemos que entender algo importante. El islam es la segunda religión del mundo. 25% de los ciudadanos del mundo son musulmanes. Pero debemos aclarar algo: no todos los árabes son musulmanes, ni todos los musulmanes son árabes. 80% de los musulmanes no son árabes. No es nuevo ni tiene poca gente, es la segunda religión de la Tierra. Y los políticos y expertos aseguran que para el año 2050, el islam será la primera religión del mundo. Hay un cálculo que indica que cada seis horas una persona en Alemania abraza el islam.

En América Latina es un poco nuevo. Saben del islam por lo que escuchan en los medios de comunicación.

—¿Por qué cree que ocurre eso?

—Los musulmanes, hace más de mil años, hicieron inventos que hasta hoy en día benefician a la humanidad. Inventaron la química, el álgebra, el ajedrez. Fueron sabios que inventaron instrumentos de medicina que hoy se usan. El islam nos explicó incluso cómo enfrentar una pandemia como la que hoy vivimos, como el covid-19. Podemos decir que el islam es una religión que sirvió antes, ahora y en el futuro. El secreto que tenemos, y que no tiene ninguna religión en la Tierra, es el sagrado Corán. Nunca ha sido modificado. Hace 1.400 años Dios nos reveló la verdad, y no tiene ninguna letra diferente. Es la fuerza de nuestra religión. Pero hay muchos enemigos de los musulmanes.

—¿Cómo quiénes?

—Hay miedo por parte de los políticos europeos al islam. En Francia, por ejemplo, hay 9.000.000 de musulmanes. 8% de la población de Francia es musulmana. Hay miles de mezquitas en Francia. Esa es la preocupación de los políticos por el islam. Pero si vemos los medios de comunicación, todo lo que se sabe del islam es: miedo, bombas, ISIS. Los sionistas, que tienen problemas en Medio Oriente -y no quiero entrar en eso-, mueven los medios de comunicación.

Los políticos también están preocupados del futuro de Europa. Muchos de los musulmanes en Europa llegaron como inmigrantes. Y piensan que mucha gente tiene islamofobia, pero es al contrario. Muchos investigan por su cuenta en Internet y abrazan la religión, porque les muestra la otra cara de la religión. El problema es que muestran que el error de un musulmán es el error de toda una religión. Dicen: “los musulmanes son así”. Los musulmanes no son perfectos, pero la injusticia es que por un error empiezan a generalizar. Si un venezolano roba, no puedo decir que todos los venezolanos son ladrones, ¿no es cierto?

Dos mujeres musulmanas fueron apuñaladas en Francia el pasado 21 de octubre, luego de la decapitación del profesor Samuel Paty. Foto: Cortesía

—Así es.

—Es lo lógico. En Venezuela hay gente buena y gente no tan buena. En el islam hay gente buena y no tan buena. ¿Has escuchado de un grupo cristiano llamado Ku Klux Klan?

—Sí, lo conozco.

—Es un grupo cristiano que rechaza a cualquier persona de otro color, quemaban a las personas, y nadie escuchó sobre ellos en el mundo. En cambio, todo el mundo conoce al joven que asesinó al profesor en Francia.

—Hablemos sobre el asesinato del profesor Samuel Paty. Fue decapitado en Francia…

—El presidente Emmanuel Macron tiene mucha oposición porque falló como mandatario. Siempre quieren tapar sus errores con fabricaciones. Empiezan a hablar de terrorismo para hacer que la gente se fije en otras cosas. Además, un periódico, casi en quiebra, decidió republicar caricaturas para burlarse del profeta Mohammed, luego de que hubo una explosión en El Líbano.

Manifestante sostiene una bandera en Francia con la frase «Libertad de expresión». Foto: AP

—El periódico Charlie Hebdo.

—Dime cuál religión acepta que alguien se burle de su profeta. Nosotros no nos burlamos del profeta Jesús o del profeta Moisés. Estamos hablando de más de mil millones de personas a las que se les está faltando el respeto. Al presidente Macron le preguntaron qué opinaba de la republicación de la caricatura que se burla del presidente Mohammed, y él respondió que: ‘En Francia tenemos libertad’. Pero insultar la religión de los otros no es libertad de los periodistas. Puedes mostrar la verdad sin insultar, cualquier persona entiende eso.

Hace una semana llegó una ciudadana franco-suiza, llamada Sophie Pétronin, que estuvo secuestrada por cuatro años en Malí. Esa mujer abrazó el islam, y ante el presidente Macron, quien la esperaba en el aeropuerto, dijo: ‘Me llaman Sophie, pero yo soy Mariam’. Ella abrazó el islam. Y eso causó mucho revuelo político y molestia.

—Volvamos al caso del profesor Samuel Paty…

—Un profesor, en un colegio, dijo que tenía libertad y difundió caricaturas del profeta Mohammed. Ten en cuenta que, como ya dije, se trata de un país con 9.000.000 de musulmanes. Hay un joven, que no conocemos, porque lo mataron, y por el que pregunta todo el mundo. No sabemos si la policía de Francia está detrás de él. Y lo mató. Cometió un error. Y el profesor también cometió un error. El joven cometió un gran error al matar a una persona, porque en el libro sagrado del Corán dice que el que mata a una persona mata a toda la humanidad, así como dice que el que salva a una persona salva a toda la humanidad. Son valores parecidos en todas las religiones.

—Es decir, en el islam, un acto como el que cometió Abdoullakh Anzorov, el asesino de 18 años de edad, es condenado.

—Claro, hay vías legales. Si el joven estaba molesto, debió haber hecho una denuncia. Pero burlarse de una religión también está prohibido. No estamos de acuerdo con que alguien se burle de nuestro profeta. Como líder religioso, sin embargo, te aclaro que está totalmente prohibido matar a una persona. Pero ayer, dos mujeres musulmanas fueron víctimas de atentado de asesinato por dos jóvenes con cuchillos. Nadie dijo nada. La injusticia es, como te dije, la generalización. Si un musulman hizo algo malo, vamos a juzgarlo. En todo país hay reglas. Francia quiere libertad, pero indirectamente quieren botar a los musulmanes de su país. Se han cerrado 375 mezquitas en ese país, solo porque en Facebook han expresado su rechazo en contra de las caricaturas que se burlan de nuestro profeta. No diría que es una guerra contra el islam, pero sí es maltrato.

Concentración en la plaza de la República de París para repudiar el asesinado de Samuel Paty. Foto: AP

—¿Qué opinión le merece entonces la aseveración del presidente Macron, quien aseguró que el asesinato del profesor Samuel Paty era un “atentado terrorista islámico”?

—No hay terrorismo islámico. El terrorismo no tiene religión. 80.000.000 personas murieron durante la primera y segunda guerra mundial. Nunca dijimos que esa era una guerra cristiana o católica. El año pasado, un cristiano terrorista entró a una mezquita en Islandia, con una pistola, y mató a más de 20 personas. Lo estaban juzgando hace dos o tres meses. Nadie dijo que él era un terrorista cristiano. El terrorismo es una marca registrada en contra de los musulmanes. Hay terroristas judíos, cristianos, evangélicos. Los sionistas están matando miles de musulmanes en Palestina, y nadie habla de eso. Otra religión hace un acto terrorista y dicen que es un loco, que no sabe lo que está haciendo.

“Los musulmanes viven con miedo en Francia”

—Pero existen organizaciones como ISIS…

—Escúchame: Ku Klux Klan. Si vamos a hablar de ISIS, hay que hablar de Ku Klux Klan. Hay grupos incorrectos en cualquier religión. Pero si nos vamos a tapar los ojos ante otros grupos, eso no es buscar la justicia. Eso es lógico. Hay que juzgarlos a ambos. En Francia, quieren mantener a la gente distraída con la islamofobia.

—En este caso, por lo ocurrido, en la opinión pública se discute el caso del profesor Samuel Paty.

—Ese niño, el musulmán, nadie sabe quién es. ¿Por qué lo mataron? No tenía pistola, sino un cuchillo. Hay muchas maneras de agarrarlo, por qué no muestran quién es. Hay muchas preguntas. Los franceses que intentaron asesinar a dos mujeres musulmanas de la misma manera no fueron tiroteados. Ahora los musulmanes viven con miedo en Francia, solo por la generalización de una sola persona.

—Entiendo que no está de acuerdo con el asesinato del profesor. ¿Cuál es su postura entonces ante la libertad de expresión?

—La libertad es hablar. Pero no se puede insultar a ninguna religión ni a ninguna creencia, eso no es libertad de expresión. No estamos de acuerdo con lo que hizo el profesor ni con lo que está haciendo el presidente Macron. Pero tampoco estamos de acuerdo con lo que hizo el muchacho. Cuando pasa algo así, hay leyes.

—¿Cree que hay islamofobia en América Latina?

—No, aquí todo está tranquilo. Los latinos respetan a la religión. Pero los políticos y los sionistas… Yo no quiero hablar de política en Venezuela, no estoy con ningún lado. No sé si ustedes en El Diario son de oposición o están con el gobierno, yo respeto ambos lados. Pero los sionistas quieren aprovechar para traer el caos a América Latina. Por ejemplo, si el presidente Nicolás Maduro apoya a los palestinos, entonces los sionistas quieren aprovechar a la oposición para ir en contra de los palestinos en Venezuela. La expresión apropiada sería: ‘matar dos pájaros de un tiro’.

—Aunque mucho se ha comentado últimamente sobre la existencia de células de Hezbollah en Venezuela. E incluso muchos critican la gasolina iraní. ¿Le parece que eso es islamofobia?

—Nosotros no somos de Hezbollah ni de Irán. Somos totalmente diferentes. En el islam, 90% de los musulmanes son sunitas. En Irán son chiítas. Los sionistas quieren relacionar a todos los musulmanes con Irán y Hezbollah, pero nuestras creencias son diferentes. Ellos no van a nuestras mezquitas ni nosotros a las de ellos. Pero los venezolanos no entienden eso. Hay muchos que creen que todos los turcos son musulmanes. Y los países fuertes siempre tildan de terroristas a los que se les oponen. Simón Bolívar fue el terrorista número uno del mundo para España. George Washington fue el primer terrorista del mundo para los ingleses. Muchos escuchan sobre nosotros y no a nosotros.

Venezuela, como país, toma decisiones sobre con quién decide entablar relaciones políticas. Si hay algún cambio político, debe ser por decisión del propio país, no por países externos. 

—¿Cómo cree que deba titular esta entrevista?

—(Risas) Creo que la titularía: El punto de vista de lo musulmanes en Venezuela sobre lo que ocurrió en Francia. Te agradezco por la entrevista, es importante que la gente sepa nuestro punto de vista.

Noticias relacionadas