• El director de El Diario, Eduardo Ponte, conversó sobre las oportunidades que se presentan en Venezuela a quienes quieren apostar por un periodismo innovador

Eduardo Ponte, director de El Diario, conversó este 24 de octubre con el periodista Andrés Cañizales, de Medianálisis, sobre el nuevo periodismo venezolano y los desafíos que enfrentan los comunicadores en medio de la pandemia por covid-19. 

Ponte abordó los aspectos de la transición de El Diario de Caracas a El Diario y explicó las apuestas del medio hacia el periodismo narrativo, de investigación y explicativo. Para el periodista, El Diario de Caracas fue el medio donde nació el nuevo periodismo en el país.

El año pasado, cuando estaba naciendo El Diario también estaba naciendo mi hija y yo dije es el nacimiento de algo nuevo. Nosotros queríamos hacer algo diferente con buenas historias, explicando lo que significa la noticia y que sea útil, que aporte soluciones”, indicó el periodista durante una transmisión por Facebook Live.

Aseguró que una de las mayores preocupaciones que surgió en el proceso de transición fue el recibimiento de los lectores, debido a que no se estaba apostando al minuto a minuto sino a un periodismo más lento y de mayor calidad.

El Diario se relanzó al publico nacional e internacional con una propuesta de crear un relato de identidad propia para ofrecer un periodismo humano.

La iniciativa del medio va dirigida a contar la verdad de manera plural y equilibrada. Para lo que se formó un equipo rigurosa compuesto por periodistas de la vieja guardia y jóvenes promesas.

El mejor momento para hacer periodismo 

Ponte señaló que Venezuela atraviesa crisis sociales, económicas y políticas que enriquecen al periodismo, pues le da la oportunidad a los periodistas de contar historias únicas

¿Cuándo los periodistas volverán a tener la oportunidad de reseñar estos niveles de hiperinflación, una crisis humanitaria y esta polarización política? Estamos en uno de los peores momentos del país, pero de los mejores para hacer periodismo”, añadió.

Durante la conversación, Cañizales y Ponte discutieron los obstáculos que presenta la deficiente conectividad a Internet de Venezuela y lo que implica para los periodistas y el público. 

“Nos hemos adaptado muy bien a esta nueva realidad del teletrabajo. La concentración y la productividad de los periodistas es mucho mejor desde sus casas, pero no podemos evitar los problemas de conectividad. Es muy duro, pero los muchachos son muy optimistas y se van a casa del amigo, trabajan desde el celular o piden ayuda para escribir y hacer todo lo posible para poder enviar los trabajos”, explicó el director de El Diario.

Ponte manifestó su preocupación por el difícil acceso a la información que tienen algunas comunidades del país y aseguró que espera pronto desarrollar desde El Diario iniciativas para informar a quienes no pueden acceder a Internet. 

Crisis en el mundo mediático 

Ponte considera que el mundo de los medios en Venezuela atraviesa una crisis en la que se ha perdido la calidad de los contenido y la ética periodística en algunas redacciones. 

Un problema ético que cada día veo con preocupación es como el copia y pega gana terreno en los medios nacionales, incluso sin dar los créditos respectivos al origen de la información. Cuando nació este tema del periodismo colaborativo se resumían algunos aspectos de reportajes de otros medios y luego uno vinculaba el enlace del reportaje completo en su página original”, explicó el periodista.

Eduardo Ponte insistió en que una historia bien contada tiene la posibilidad de lograr el mismo alcance de un medio especializado en noticias de último minuto. 

El director de El Diario invitó a los medios de comunicación emergentes a apostar por las colaboraciones con organizaciones no gubernamentales e instituciones que financian proyectos periodísticos. Agregó que estas posibilidades hacen más independientes a los medios y les permite tener una agenda sin partidismo. 

Periodismo de soluciones

De acuerdo con Eduardo Ponte, el periodismo documental se ha convertido en una herramienta para brindar apoyo y soluciones. El periodista sostuvo que visibilizar las realidades del país es una forma de llegar a quienes tienen la posibilidad de ayudar a los más vulnerables.

“Cuando íbamos a las comunidades a tomar una foto de las neveras vacías, a veces nos encontrábamos con que una familia ni siquiera tenía una nevera y casi siempre volvíamos al lugar con medicamentos y alimentos. Sé que ese no es papel del periodista, pero para nosotros es tan importante ayudar como prender una cámara y tomar un testimonio”, explicó.

El periodista señaló que dentro de los trabajos periodísticos también hay un espacio para solicitar apoyo para los protagonistas de las historias.

Nuevo periodismo desde las universidades 

El director de El Diario hizo un llamado a las escuelas de Comunicación Social venezolanas a innovar en la formación de los jóvenes talentos del periodismo. Ponte insistió en que se debe motivar a los futuros periodistas en dos aspectos fundamentales: la escritura y la reportería. 

“Pido que formen periodistas y no comunicadores sociales, hay que formar a periodistas integrales o por lo menos las menciones deben ser muy densas. Hay chicos que son aprendices y cometen errores graves de bachillerato y eso no debe suceder”, indicó.

El periodista invitó a las universidades a permitir que los estudiantes se involucren en el mundo de los medios de forma temprana, porque eso podría beneficiarlos en el desarrollo de su carrera para convertirse en los exponentes del nuevo periodismo venezolano. 

Noticias relacionadas