• A propósito de este 27 de junio, Día del Periodista, el comunicador social Darvinson Rojas conversó en exclusiva con El Diario sobre sus primeros pasos en el medio y lo que significa el periodismo en su vida, a pesar de las agresiones y censura que ha sufrido 

Darvinson Rojas se enamoró del periodismo desde que, de niño, veía a los comunicadores en los noticiarios de los canales de Venezuela. Su sueño era hacer reportajes que se transmitieran en vivo, con menos restricciones, pero al momento de ejercer la profesión se encontró con una realidad diferente que lo obligó a reinventarse y a buscar la mejor manera de trabajar y transmitir la información.  

Antes de comenzar a estudiar, Rojas ya trabajaba en “cosas pequeñas” en el medio. Enviaba notas de prensa y se encargaba de temas de la comunidad, pero la oportunidad de desempeñarse en lo que realmente le gustaba llegó poco después de comenzar la universidad.

Cursaba el tercer semestre de la carrera de Comunicación Social cuando dio sus primeros pasos en el periodismo. Inició en un medio de comunicación venezolano en 2014, un año convulso política y socialmente para el país. En esos meses las calles se llenaron de marchas realizadas por venezolanos que apoyaban “La salida”, un plan liderado por el dirigente opositor Leopoldo López que buscaba la restauración de la democracia en Venezuela. 

Darvinson Rojas. Foto: Espacio Público

La televisión había cambiado para ese entonces, las cosas ya no se hacían de la manera que él recordaba de su infancia y que le había dado la determinación para elegir su profesión. 

“Años después de lo que yo había visto en televisión, se trabajaba de manera distinta. Ya todo era más digital. El tema de redes sociales era solo Twitter. Empecé a trabajar y ya estaba en la calle cubriendo política, comunidad, sucesos”, comenta Darvinson Rojas en exclusiva para El Diario a propósito del Día del Periodista que en Venezuela se celebra este 27 de junio.

Un reto. Fue reportero en distintas fuentes, pero siempre se decantó por sucesos. Sin embargo, las limitaciones económicas afectaron su desarrollo profesional.

Por ejemplo, la falta de transporte dificultó su desenvolvimiento en una fuente tan acontecida como sucesos. Entonces se enfrentó a un proceso de reinvención que lo llevaría a explorar varias áreas del periodismo. Allí decidió abrir su canal de YouTube y trabajar de acuerdo con sus posibilidades.

“Busqué la manera de utilizar mis habilidades en algo que yo pudiese trabajar sin requerir transporte sin equipo sin acompañantes y sin las limitaciones de un medio de comunicación”, afirma. 

En su canal desarrolla temas sobre cine, sociedad, sucesos, entre otros. Poco a poco ese espacio informativo que creó se iba convirtiendo en lo que quería. Fue innovando y haciendo diversos videos, sin dejar de lado su fuente predilecta.

Los riesgos del periodismo en Venezuela 

El 22 de marzo de 2020 Darvinson Rojas fue víctima de la censura que impera en el país. A las 9:00 pm funcionarios de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) llegaron a su casa en Caracas en Caricuao, irrumpieron violentamente y se lo llevaron detenido tanto a él como a sus padres.

¿La razón? el comunicador publicó unos tuits sobre las incongruencias en las cifras de casos de covid-19 anunciadas por el régimen de Nicolás Maduro. 

Los padres de Darvinson Rojas fueron puestos en libertad el mismo día, pero el periodista permaneció detenido. Duró 12 días preso arbitrariamente por funcionarios de las FAES. Su padre, Jesús Rojas, conversó con El Diario sobre lo ocurrido la noche de la detención y su exigencia de justicia para su hijo. 

Mientras Rojas se encontraba detenido, su padre dijo que “si hubiese sabido que el objetivo era (detener a) Darvinson, yo hubiera hecho las cosas diferentes”.

El 3 de abril el periodista fue excarcelado. Sin embargo, el gremio periodístico y organismos defensores de derechos humanos se pronunciaron en contra de la detención del periodista y denunciaron la manera en la que el régimen de Nicolás Maduro pretende silenciar a los comunicadores. 

Ante este episodio, las ganas de Darvinson Rojas de seguir informando en Venezuela no se doblegaron. Muchas veces le han preguntado si desea emigrar y su respuesta es la misma.

Irme definitivamente del país no es una opción para mí, porque siento que un periodista menos en Venezuela sería una ventana menos que tendrían los ciudadanos para que su voz sea escuchada. Aquí hacen falta más periodistas y más medios de comunicación”, precisa.

Rojas destaca que hacer periodismo en Venezuela es una labor complicada puesto que se deben sortear muchos desafíos para cumplir con el trabajo de informar. Destaca, por ejemplo, la falta de fuentes oficiales en el país sobre diversos temas, además de los riesgos que se corren cuando se está en la calle cubriendo una noticia.

En el caso del periodismo de sucesos, uno de los mayores desafíos, comenta Rojas, es el miedo de los familiares de las víctimas a denunciar. 

“Yo converso con familiares de víctimas de homicidios. Normalmente esos homicidios ocurren dentro de la vivienda de la víctima o cerca. Los victimarios en su mayoría pudiesen ser funcionarios policiales que saben donde vive la víctima y pudiesen ubicar a sus familiares. Entonces existe mucho miedo por parte de las personas para denunciar por ese mismo tema”, explica el periodista. 

Reconocimiento en cuarentena

Luego de la detención arbitraria que sufrió, Darvinson Rojas fue reconocido con el galardón Premio a la Libertad de Expresión de Deutsche Welle (DW) por la presión que recibió mientras informaba acerca de la pandemia en Venezuela

Durante la cobertura de protestas, los periodistas se enfrentan a múltiples riesgos, explica Rojas, pues están expuestos a agresiones por funcionarios policiales e incluso por los mismos manifestantes que pueden considerar al comunicador como una amenaza. “En la sociedad existe mucha sensibilidad”, destaca.

A pesar de las constantes dificultades para ejercer, Rojas resalta la importancia de seguir haciendo periodismo en Venezuela, sorteando los obstáculos que se presentan para llevar información. 

No sé si es el mejor momento para hacer periodismo en Venezuela, pero sí sé que Venezuela es el mejor país para hacer periodismo” Darvinson Rojas, periodista

El periodista afirma que Venezuela es un país en el que pasa “de todo, todos los días”, un aspecto que lo hace un lugar propicio para ejercer el periodismo. Destaca que son muchos los riesgos que enfrenta un comunicador venezolano, como ser agredido, detenido, herido entre muchos otros, pero por la velocidad en que se desarrolla la información existe mayor oportunidad de ejercer en Venezuela. 

Rojas pide a los que realmente les gusta la carrera que salgan a la calle a ejercer su profesión, eso sí, tomando las precauciones adecuadas pues el riesgo siempre estará latente. 

“Muchas veces cuando estamos comenzando creemos que no estamos vulnerables, creemos que con la energía que tenemos podemos impedir que nos ocurra cualquier situación que nos ponga en riesgo y no es así. Nosotros somos muy vulnerables por lo tanto tenemos que cuidarnos”, recomienda. 

Los medios de comunicación cambiaron durante los últimos años. La libertad de prensa que Darvinson Rojas veía de niño en televisión es una cosa del pasado. Sin embargo, pasarán los años y la labor de cada periodista de ser una ventana informativa para la población tendrá más peso que la censura. 

Noticias relacionadas