• La empresa estadounidense ABK habla de una comisión del 5%. El economista Aarón Olmos, estudioso del tema fintech y de las criptomonedas, cree que el porcentaje es alto en relación con el tipo de cambio y la hiperinflación que viven el país

La eventual habilitación de cajeros automáticos expendedores de dólares en efectivo en Venezuela, por empresas fintech “es otro paso más dentro del proceso de distorsión de la política monetaria y cambiaria venezolana que maneja el Banco Central de Venezuela (BCV)”.

El economista Aarón Olmos, estudioso del tema fintech y de las criptomonedas, dijo que para el consumidor venezolano resulta atractiva la oferta de cajeros expendedores de divisas.

“La obtención de dólares en efectivo ha sido un proceso engorroso en los últimos años. Existió la asignación de divisas por medio del BCV, que fue proceso que tenía que seguir varios trámites y procedimientos”, indicó para El Diario.

Sobre la oferta de la empresa estadounidense ABK de instalar tres cajeros automáticos que suministrarán 200 dólares al día en billetes de varias denominaciones, el también profesor del IESA explicó que “esto es reflejo de un escenario multimoneda de cocirculación de la moneda nacional junto con otra, en el entendido que la hiperinflación sigue a gran velocidad y no se hace nada para evitarlo. Algunas empresas están intentando ubicar espacios dentro de sus modelos de negocio a través de nuevas plataformas que incluyen cajeros automáticos y billeteras digitales que, desde el extranjero puedan suplir esa demanda grande, muy grande de divisas que tenemos en el mercado interno los venezolanos”.

— ¿Cómo trabajaría esta empresa?

— Supuestamente su propia página web, explica que ellos tienen un producto que es una billetera digital de nombre “MIA” que las personas que deseen recibir este servicio de poder retirar divisas de los cajeros automáticos, deben suscribirlo y luego de eso estar aprobado por la empresa AKB Fintech. Luego, deberían entonces a través de la plataforma digital recibir un código único de un solo uso que le permite direccionar a cualquiera de los cajeros, los cuales no estarán en la vía pública sino dentro de establecimientos comerciales que garantizarían ciertos niveles de seguridad para la operación y uso por parte de los usuarios de esta herramienta.

¿Qué tipo de comisión se generará de los retiros de dólares de los cajeros automáticos?

— La empresa habla de una comisión de un 5 % que a todas luces es alta en términos del tipo de cambio y la relación con respecto al bolívar en el mercado interno y la hiperinflación que estamos viviendo, es decir, que de cada 100 dólares 5 se van a quedar en la plataforma y 5 dólares al tipo de cambio de hoy. Esta comisión es alta para cualquier venezolano que al mes gana un dólar.

— ¿De dónde saldrían los billetes para surtir los cajeros automáticos? 

— La oferta de divisas en el país, el deber ser es que la supla el BCV. Sin embargo, los representantes de la empresa han comunicado que son sus “aliados venezolanos” los que poseen dólares en el mercado interno quienes van a suministrar las divisas en físico. Será una suerte de intercambio entre las empresas que tienen efectivo acá y la posibilidad de transferirlos en dólares.

¿Cómo se puede trabajar con temas delicados como el de la legitimación de capitales en este contexto?

— Se tiene que ver con mucho detalle, en los temas vinculados con de vida y vigencia, anti lavado de dinero y conocer a tu cliente. Lo importante sería saber la opinión de la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban), la Unidad Nacional de Inteligencia Financiera (UNIF), la opinión de la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento del Terrorismo (ONCDOFT), porque si bien el BCV deja un espacio gris, deberíamos tener opinión de los organismos que están encargados de validar operaciones que puedan prestarse a temas de legitimación de capitales y financiamiento del terrorismo.

— ¿La Superintendencia Nacional de Criptomonedas (Sunacrip) puede regular a las empresas Fintech o sería una combinación de supervisión entre el BCV, la Superintendencia de Bancos y este ente regulador de las criptomonedas?

— En principio la Sunacrip es un ente de supervisión de actividades con criptoactivos. Entiendo que la empresa Fintech que ofrece cajeros automáticos que expenden dólares nos está diciendo que para este proyecto que está proponiendo de los cajeros con criptomonedas, en principio pareciera que el objetivo es poner en circulación, transformar dólares físicos en dólares digitales colocándolos fuera de Venezuela. También debería estar bajo la supervisión de Sudeban y el BCV. Sudeban porque pretende ejercer una acción entre intermediario de pagos como si fuese un banco, pero además el BCV por estar manejando divisas y por ejercer funciones de prestadores de servicios de pagos no financieros.

— ¿Si el régimen de Maduro sigue sancionado por los Estados Unidos este tipo de operaciones con dólares pueden mantenerse en el tiempo?

— Pareciera que las sanciones de la Oficina de Activos Extranjeros de la Secretaría del Tesoro (OFAC), no tienen nada que ver con la operación de esta empresa, Venezuela y la colocación de sus cajeros. El propio Ejecutivo (régimen de Maduro) reconoce que en el marco de la publicación de este instrumento que han denominado “Ley Antibloqueo”, que un 99 % del ingreso en divisas para Venezuela mermó. Esto quiere decir que no hay ingresos en dólares al país y habla de la eficiencia de esa medida de restricción. Esto hace pensar que quizás, estas formas de operar de estas empresas pueden estar en el marco de la “Ley Antibloqueo” asumiendo esas características de no comunicar y no explicar, algunos elementos que parecieran ser evidentes generando incertidumbre sobre la operación de estos mecanismos financieros a los cuales pareciera que se le está abriendo las puertas.

¿Otras fintech pueden replicar la experiencia?

— Evidentemente nos tiene que llamar la atención que, una nación donde en el año 2017 se hablaba por todos los medios de comunicación públicos y sitios de información del Ejecutivo Nacional se hablaba de un dólar criminal. Hoy por hoy que se tenga la posibilidad de pagar combustible en divisas, es una parte del dinero que al menudeo que se maneja por parte de los venezolanos, que son millones de dólares que circulan a diario por las calles de nuestro país, vale la pena decir: dólares, euros, pesos dependiendo de la ubicación en la que estemos.

— ¿Qué pasará con el bolívar?

— La moneda de medición a nivel económico y financiero sigue siendo el bolívar, sin embargo, la moneda funcional es la que más se usa desde el punto de vista comercial, que hoy por hoy es el dólar o cualquier moneda distinta. En un escenario como este llama mucho la atención que, propuestas como esta empresa Fintech, con un capital ubicado fuera de Venezuela pueda crecer. Si su instalación se da de manera totalmente transparente y comienza a operar sin ningún tipo de opinión del Ejecutivo, esto puede abrir las puertas a que otras empresas quizás con otras divisas o con otra forma de operar, quisieran ubicarse en el país para hacer esto.

Noticias relacionadas