• Desde Delaware, la primera mujer en llegar al segundo cargo más importante de la Administración estadounidense, aseguró que prevaleció la unidad, la ciencia y la decencia

La primera mujer vicepresidenta electa de la historia de Estados Unidos, la demócrata Kamala Harris, se dirigió a la nación estadounidense desde Wilmington, Delaware, por primera vez desde que se conocieran los resultados electorales que la harán asumir el segundo cargo de mayor importancia en la Administración norteamericana en 2021.

Y todo en ella exhaló política, incluso antes de decir una palabra. Su vestimenta, un traje blanco elaborado por la diseñadora venezolana Carolina Herrera, parece ser un homenaje al voto de la mujer, un derecho político conquistado durante la segunda década del siglo XX, indica el portal USA Today. La canción que ambientó su llegada al podio fue Work That, de la cantante Mary J. Blige.

Aunque se convirtió en la primera mujer en llegar a la vicepresidencia -y la primera mujer de color y la primera mujer de ascendencia asiática también-, se apresuró a recalcar que no será la última. Lo que antes era sueño y utopía ahora es la realidad y lo común para ella. “Todas las niñas que están viendo esto por televisión ahora saben que este es el país de las oportunidades”.

Agradeció a los votantes por acudir masivamente a las elecciones, que convirtieron estos comicios en uno de los más concurridos desde el año 1900, con una estimación de aproximadamente 158.000.000 de votantes. “Gracias por asistir en números récord para hacer oír su voz”.

Su discurso tuvo como centro la defensa de la democracia, la cual, dijo, “es tan fuerte como nuestra voluntad de luchar por ella”. Que hay que protegerla y nunca darla por sentado, agregó. Y agradeció la victoria, que vino luego de que se conociese que, junto al presidente electo Joe Biden, había logrado más de los 270 colegios electorales necesarios.

“Y cuando nuestra propia democracia estaba en la boleta electoral en esta elección con el alma de Estados Unidos en juego y el mundo mirando, ustedes marcaron el comienzo de un nuevo día para Estados Unido”, aseveró.

Sé que los tiempos han sido desafiantes. Especialmente los últimos meses. El dolor, la tristeza, las preocupaciones y las luchas, pero también hemos sido testigos de su coraje, su resistencia y la generosidad de su espíritu. Durante cuatro años, ustedes marcharon y se organizaron por la igualdad y la justicia, por nuestras vidas y por nuestro planeta y luego votaron. Y dieron un mensaje claro”, afirmó Harris.

A su juicio, los ciudadanos estadounidenses eligieron “la esperanza y la unidad, la decencia, la ciencia y, sí, la verdad. Eligieron a Joe Biden como el próximo presidente de los Estados Unidos de América”.

Kamala Harris durante su primer discurso. Foto: Efe

Victoria de Joe Biden

Joe Biden se convirtió este sábado en el presidente N° 46 en la historia de los Estados Unidos luego de imponerse sobre Donald Trump en unas elecciones marcadas por la pandemia originada por el coronavirus.

Las proyecciones de las principales agencias de noticias estadounidenses adjudican a Biden la victoria luego de obtener 284 votos electorales, de los 270 requeridos para ser electo presidente. Esto ocurre luego de que las proyecciones lo dieran como ganador del estado de Pensilvania.

Luego de contabilizadas las boletas electorales se pudo conocer que el candidato demócrata no solo le arrebató la presidencia a Trump, sino que a su vez se convirtió en el aspirante a la oficina oval con el mayor respaldo ciudadano de la historia con más de 74.000.000 de votos.

Harris sobre Nicolás Maduro

“Que nadie se equivoque: Nicolás Maduro es un dictador represivo y corrupto, responsable de una espantosa crisis humanitaria”. Así definió Kamala Harris a Nicolás Maduro durante una entrevista ofrecida al Consejo de Relaciones Exteriores, en octubre de 2019, mientras era senadora.

Dejó claro, durante dicho encuentro, que los venezolanos merecen el apoyo y la solidaridad de Estados Unidos y que dicho respaldo podría empezar mediante la extensión del TPS a los ciudadanos de Venezuela que han huido “de la brutalidad de Maduro”, una política que no fue concretada durante la administración de Donald Trump.

Aseguró además que debía incrementarse la ayuda humanitaria internacional para que fuese distribuida entre los venezolanos residentes y los refugiados.

¿El caso de Venezuela se debate entre la indiferencia y la invasión? No para Harris, quien rechaza dicha dicotomía. En 2019, insistió en sacar de la mesa la opción de la intervención militar estadounidense.

“Y deberíamos apoyar los esfuerzos diplomáticos multilaterales dirigidos a lograr una transición pacífica que legitime unas nuevas elecciones, siendo este el objetivo final”.

Noticias relacionadas