• Cada 12 de noviembre se celebra este día para crear conciencia sobre la gravedad de la neumonía en el mundo

El Día Mundial contra la Neumonía fue organizado por la Coalición Mundial contra la Neumonía Infantil en 2009. El propósito de la celebración cada 12 de noviembre es crear conciencia sobre el número de víctimas de esta enfermedad que afecta principalmente a los niños y abogar por una acción mundial para proteger, ayudar, prevenir y tratar eficazmente esta afección.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la neumonía como un tipo de infección respiratoria aguda que afecta a los pulmones y que se transmite generalmente por contacto directo con personas infectadas.

“La neumonía es la principal causa individual de mortalidad infantil en todo el mundo. La neumonía afecta a niños —y a sus familias— de todo el mundo, pero su prevalencia es mayor en el África subsahariana y Asia meridional”, detalla la organización.

La OMS señala que la neumonía mató a 920.136 niños menores de cinco años en 2015, lo que supone el 15% de todas las defunciones de niños menores de cinco años en todo el mundo. 

La iniciativa Stop Pneumonía precisó en su página web que la afección cobra la vida de un niño cada 39 segundos. En 2019, de las 2.500.000 muertes registradas por la enfermedad, 672.000 corresponden a niños.

Stop Pneumonia

Es una iniciativa que brinda voz a las comunidades que sufren las devastadoras consecuencias de la enfermedad y que carecen de acceso a intervenciones que salvan vidas. El programa está encabezado por el Centro Internacional de Acceso a Vacunas (IVAC), en la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg.

Foto cortesía

Neumonía y covid-19

Este año, el Día Mundial de la Neumonía  se celebra durante la pandemia por covid-19, la cual ha aumentado drásticamente las muertes por neumonía por coronavirus. 

El programa Stop Pneumonia señaló que el covid-19 podría aumentar las muertes por neumonía en más del 75%.

Se estima que las interrupciones en los servicios de salud causan hasta 2.300.000 de muertes infantiles adicionales, el 35% por neumonía y sepsis neonatal”, indicó.

Detalló que actualmente muchos países de África, Asia y América Latina luchan contra el covid-19 y las muertes por neumonía infantil, por lo que necesitan estrategias efectivas para combatir ambos. 

Stop Pneumonia precisó que las inversiones en la prevención de infecciones (máscaras, distanciamiento social, lavado de manos, etc.) y un mejor diagnóstico y tratamiento (con oximetría de pulso y oxígeno) pueden salvar vidas durante la pandemia y más allá.

Oxígeno durante la pandemia

El programa detalló que el acceso al oxígeno ha sido un elemento olvidado durante mucho tiempo en la planificación del sistema de salud, a pesar de ser un tratamiento esencial para una variedad de enfermedades.

Agregó que la pandemia de covid-19 ha puesto en relieve el papel del oxígeno médico como una terapia que salva vidas para los pacientes que luchan por respirar. Señaló que en los países de ingresos medianos bajos muchas instalaciones de salud no están equipadas para satisfacer la creciente demanda.

«En este Día Mundial de la Neumonía, acordémonos de trabajar de forma más eficaz para aumentar el acceso al oxígeno médico», precisó Gargee Ghosh, presidenta del equipo de políticas internacionales de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Foto: EFE

Causas de la neumonía

La OMS detalla que la neumonía es causada por diversos agentes infecciosos como virus, bacterias y hongos, siendo los más comunes los siguientes:

  • Streptococcus pneumoniae: la causa más común de neumonía bacteriana en niños.
  • Haemophilus influenzae de tipo b (Hib): la segunda causa más común de neumonía bacteriana.
  • El virus sincitial respiratorio es la causa más frecuente de neumonía vírica.
  • Pneumocystis jiroveci es una causa importante de neumonía en niños menores de seis meses con VIH/SIDA, responsable de al menos uno de cada cuatro fallecimientos de lactantes seropositivos al VIH.

Transmisión y características 

“La neumonía puede propagarse por diversas vías. Los virus y bacterias presentes comúnmente en la nariz o garganta de los niños, pueden infectar los pulmones al inhalarse”, sostiene la OMS. 

También puede propagarse por vía aérea, en gotículas producidas en tosidos, estornudos. La OMS resaltó que esta enfermedad puede transmitirse por medio de la sangre, sobre todo en el parto y en el período inmediatamente posterior.

Los síntomas de la neumonía en menores de 5 años son: tos y/o dificultad para respirar, puede estar acompañado o no de fiebre. Los lactantes con afectación muy grave pueden ser incapaces de comer o beber, y pueden presentar pérdida de consciencia, hipotermia y convulsiones.

La organización indicó que  la neumonía se diagnostica por la presencia de taquipnea (respiración rápida) o tiraje subcostal (depresión o retracción de la parte inferior del tórax durante la inspiración, cuando en las personas sanas el tórax se produce una expansión).

Factores de riesgo

La OMS señala una serie de factores que pueden causar que un niño contraiga la neumonía:

-Aunque la mayoría de los niños sanos pueden combatir la infección mediante sus defensas naturales, los niños inmunodeprimidos presentan un mayor riesgo de contraer neumonía. El sistema inmunitario del niño puede debilitarse por malnutrición o desnutrición, sobre todo en lactantes no alimentados exclusivamente con leche materna.

-La presencia previa de enfermedades como sarampión o infecciones de VIH asintomáticas también aumentan el riesgo de que un niño contraiga neumonía.

-Algunos factores ambientales también aumentan la susceptibilidad de los niños a la neumonía como: la contaminación del aire interior ocasionada por el uso de leña para cocinar o calentar el hogar, vivir en hogares hacinados y el consumo de tabaco por los padres.

Tratamiento y prevención

La neumonía puede tratarse con antibióticos. La OMS precisa que el antibiótico de elección es la amoxicilina en comprimidos dispersables. 

Detalló que en la mayoría de los casos de esta enfermedad se requiere antibióticos por vía oral, los cuales suelen recetarse en centros de salud y son económicos. Se recomienda la hospitalización solamente en los casos graves.

Para prevenir la neumonía infantil es fundamental que los niños sean inmunizados contra la Hib, neumococos, sarampión y tos ferina, según recomienda la OMS.

Foto cortesía

Agrega que una nutrición adecuada también es clave para mejorar las defensas naturales del niño, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida y a los niños infectados con el VIH se les administra el antibiótico cotrimoxazol diariamente para reducir el riesgo de que contraigan neumonía.

En el año 2009 la OMS junto a Unicef pusieron en marcha el Plan de Acción Mundial para la Prevención y el Control de la Neumonía (GAPP) con el objetivo de controlar, prevenir y dar tratamiento a los niños. Entre las iniciativas de este programa están:

  • Para la prevención: promover la lactancia materna, enseñar a los niños cómo conseguir una higiene adecuada, etc.
  • Se realizan campañas para poder llevar a los más necesitados las vacunas necesarias para evitar de este modo la propagación de la enfermedad.
  • Acceso a una sanidad adecuada incluso en aquellos países en los que no existe. De este modo los niños podrían recibir los medicamentos adecuados para su curación.

Son varias las organizaciones que están en la lucha para concientizar y ayudar a la población más vulnerable que puede padecer esta enfermedad respiratoria.

Noticias relacionadas