• Dirigentes sindicales protestarán y se movilizarán para lograr que las bonificaciones sean para todos los empleados de la estatal petrolera

La vida de los trabajadores petroleros venezolanos ha oscilado entre la abundancia y la miseria en los últimos 30 años. De haber percibido uno de los mejores ingresos de la administración pública venezolana y de la región, con un alto poder de compra, los empleados de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) ahora son los peor pagados de América Latina y del mundo.

“Los trabajadores de Pdvsa anteriormente disfrutaban de varios beneficios, ventajas, comisariatos… Que ahora son ridículamente bajos”, dice José Toro Hardy, economista y exgerente de la estatal venezolana, para El Diario

Son estos ínfimos beneficios y salarios los que han desatado, en los últimos años, un movimiento de protestas sindicales en el ámbito petrolero para obtener reivindicaciones y respuestas por parte de la directiva de la empresa.

Las luchas parecen estar rindiendo frutos, pues hay acuerdos en algunas de las principales empresas mixtas, en las que Pdvsa tiene mayoría accionaria, que han permitido que sus trabajadores perciban ingresos en dólares.

Esto ha sido posible luego de que movimientos sindicales, como la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (Futpv), amenazaron con la paralización de actividades del sector en caso de que no se escucharan sus demandas.

Eudis Girot, director de la Futpv, comenta para El Diario que el pago de bonificaciones en divisas se inició este año 2020. La compañía mixta Petrozamora, ubicada en el estado Zulia, fue la primera que acordó otorgar el pago de 200 dólares mensuales a sus empleados.

Posteriormente, esto se replicó en otras empresas mixtas. En Petroboscán los trabajadores comenzaron a percibir un bono de 200 dólares y en Pdv Marina recientemente fijaron un monto de 150 dólares mensuales para 1.200 empleados. 

Método de pago. Los trabajadores de Pdv Marina reciben la bonificación a través de una cadena de mercados donde pueden realizar compras subsidiadas.

“En Petróleos de Venezuela se vienen otorgando bonificaciones sectorizadas y nosotros hemos planteado que existe una sola empresa, por lo que no debe existir discriminación con absolutamente nadie. Esas bonificaciones tienen que ser otorgadas a todos los trabajadores del país porque todo está dolarizado”, afirma Girot. 

Rafael Quiroz, economista y profesor universitario, considera como un hecho positivo la decisión de realizar este tipo de pagos en dólares  a los trabajadores de la industria petrolera.

La razón de ello, explica, es que la mejora salarial podría servir como un incentivo para que el personal de Pdvsa continúe en sus puestos de trabajo y decida no emigrar a otros países, como ha sucedido durante los últimos años.

Los trabajadores, técnicos y no técnicos, mano profesional y no profesional con experiencia en la industria petrolera se han estado yendo del país. Se han ido para Colombia, Brasil, Ecuador y para el Medio Oriente” Rafael Quiroz

Coincide Toro Hardy con este criterio. Señala que desde hace tiempo las empresas extranjeras en el sector petrolero venezolano se han abstenido de hacer inversiones debido a la falta de seguridad jurídica. “Es un buen punto de inicio, y estos bonos pueden ayudar a los trabajadores, y a la industria que está en una situación deplorable”, ratificó.

Sin embargo, los bonos otorgados por las empresas mixtas, a juicio de Toro Hardy, no se acercan a los niveles de ingresos que percibían los trabajadores en la era de la denominada “Pdvsa Azul”. 

“Estaban entre los mejores remunerados y más productivos de América Latina. Hoy en día no es así”, aclara.

Petropiar

La última empresa en aceptar pagar a sus empleados bonificaciones en divisas fue Petropiar. Empresa mixta cuya propiedad es compartida entre Pdvsa y la petrolera estadounidense Chevron Corporation.

La decisión beneficiaría a casi 1.700 trabajadores. A partir del mes de diciembre recibirán un bono de 300 dólares mensuales, al que se suma la entrega de dos «bolsas de alimentos».

La bonificación podrá ser recibida por el personal administrativo, instrumentistas, profesionales, mecánicos y obreros que laboran en la Planta del Mejorador del Criogénico de José y en la zona sur del estado Anzoátegui, en la faja petrolífera del Orinoco.

Los 300 dólares van a ser cancelados la primera semana del mes de diciembre y se va a adelantar el mes de diciembre. Es decir, van a recibir comenzando el mes de diciembre 600 dólares, todos por igual” Eudis Girot

Apunta que el pago de la bonificación será realizado a través de una tarjeta de débito de un banco privado, en la cual la empresa depositará mensualmente el equivalente en bolívares de los 300 dólares.

Señala que desde Pdvsa han intentado hacer ver a los trabajadores que el pago de la bonificación correrá por cuenta de Chevron. Se trata esta de la única empresa de capital estadounidense en el sector petrolero venezolano, pues cuenta con una licencia especial que, acota el analista Toro Hardy, se agotará en las próximas semanas.

“Esta empresa ha reducido notablemente sus operaciones, porque los proveedores están temerosos sobre su futuro”, dice.

No obstante, Girot cree que esta información es falsa y que se trata de una estrategia de Pdvsa para no otorgar este beneficio al resto de los trabajadores de la industria.

Producción. Petropiar produce un promedio de 120.000 barriles de petróleo al día.

El director de Futpv afirma que el rumor de que el bono será pagado por Chevrón no ha llegado a calar entre los trabajadores de Pdvsa, por lo que están preparando acciones para lograr que también les sea concedida la bonificación.

Una muestra de esa situación es que en el Criogénico de Jose personal de otras empresas mixtas como Sinovensa, que cuenta con capital chino; y Petromonagas que es controlada parcialmente por los rusos, están exigiendo un tratamiento similar al que recibirán sus homólogos de Petropiar. 

Cuenta que estos últimos tendrían ya un preacuerdo para comenzar a cancelar la bonificación, si bien no existe certeza de cuál será su monto o cuando comenzará a ser pagada a los trabajadores.

En otras empresas como Petrocedeño y Petro San Félix la situación sería similar, pues el personal exige que se les cancele un bono por un monto igual.

Agrega que incluso los propios empleados de Pdv Marina  también están solicitando que se equipare su bonificación con respecto a la que empezará a cancelar Petropiar a partir de diciembre.

“Consideran que no puede haber discriminación en el otorgamiento de una bonificación. Pdvsa debe tomar una decisión en este sentido y otorgar los 300 dólares que están cancelando a los trabajadores de Petropiar en igualdad de condiciones para todos”, afirma el dirigente sindical.

Comenta que los pagos en dólares no se circunscriben solamente a las empresas mixtas, pues las compañías contratistas de Pdvsa están cancelando salarios en dólares a su personal.

Los montos, según detalla, oscilan entre 200 y 800 dólares mensuales dependiendo del cargo desempeñado.

Contratistas de Pdvsa

200 mensuales

Obreros

400 mensuales

Mano de obra calificada

800 mensuales

Personal técnico

Rafael Quiroz indica que si bien desconoce la situación actual de la nómina de Pdvsa y si es factible extender el bono al resto de los trabajadores de la industria, cree que es necesario que esto suceda.

Asegura que los salarios que perciben actualmente los empleados de Pdvsa no se equiparan a lo que se paga internacionalmente, por lo que es necesario elevarlos como mínimo a 300 dólares.

“Si se puede involucrar a todo el personal del sector mejor aún, porque uno de los problemas que amenaza y estrangula la industria petrolera  venezolana, específicamente a Pdvsa, son los bajos sueldos que no se corresponden con ninguna empresa petrolera en el mundo. Esos 300 dólares son relativamente nada en comparación con los salarios pagados a otros obreros en otras empresas transnacionales fuera de Venezuela”, asevera.

Al mismo tiempo señala que desde Chevron son conscientes de que es imprescindible mantener la mano de obra calificada si el objetivo es continuar la producción o, incluso, incrementarla.

Chevron no quiere perder más gente de la que hasta ahora ha perdido, pues necesitan esa mano de obra. Saben que sin ese personal ellos no sacan ni siquiera un litro de agua salobre de los yacimientos” Rafael Quiroz

Sanciones

¿Es posible que dichas bonificaciones sean indicios de que se relajen las sanciones estadounidenses al sector petrolero venezolano? Es una de las preguntas que surgen a partir de estas medidas y del hecho de que parece que un nuevo hombre asumirá la presidencia de Estados Unidos.

No tengo claro que la política de sanciones en el ámbito petrolero vaya a cambiar, porque se trata de una posición bipartidista, compartida por demócratas y republicanos. Por eso, cuando Juan Guaidó fue invitado al discurso de la Unión por el presidente Trump, el tema de Venezuela fue el único en el que hubo consenso entre las bancadas demócratas y republicanos” Toro Hardy

El encuentro de Guaidó con Trump y con Nancy Pelosi, que en 2019 se desempeñó como presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, ratifica que el gobierno interino también ha establecido relaciones bilaterales con los dos polos políticos predominantes en territorio estadounidense. 

“Pueden variar las tácticas un poco, pero la estrategia será la misma”, dijo Toro Hardy.

Son las sanciones uno de los componentes que mantienen la baja producción petrolera en estos momentos, pero no el único ni el causante de que la extracción de crudo se ubique en uno de los niveles más bajos de la historia venezolana.

“El tema no es solo las sanciones, la caída de la producción inició en el año 2003. Después del paro, nunca volvimos a recuperar el nivel de tres millones y medio de barriles de petróleo que tuvimos. A partir de ese momento, la política irracional del régimen es la que nos ha llevado hasta aquí. Actualmente no hay taladros funcionando en Venezuela, de acuerdo con Baker Hughes, lo cual no ocurría en desde el año 1913”, agrega Hardy.

El analista considera que los únicos actores que pueden incrementar la producción petrolera son las empresas mixtas. “Pdvsa propiamente no puede hacer nada”, asevera. Sin embargo, asegura que la inversión foránea no vendrá de la mano de la Ley Antibloqueo, instrumento jurídico aprobado por el régimen que, a juicio de Toro Hardy, viola la Constitución.

“Ningún inversionista estará dispuesto a hacer negocios de esa forma. Se trata de una ley inconstitucional, que no garantiza el respeto a sus inversiones, las cuales pueden ser desconocidas en el futuro”, advierte.

Sicoprosa

Desde el año 2019 los trabajadores de Pdvsa no cuentan con el servicio de Sicoprosa el cual les garantizaba acceso a atención médica y medicinas. Desde esa fecha en Futpv contabilizan, al menos, 300 trabajadores muertos por falta de atención.

Ante esa situación y luego de reiteradas protestas desde la estatal petrolera han manifestado la intención de contratar una póliza de Hospitalización, Cirugía y Maternidad (HCM) privada por un monto de 10.000 dólares.

Sin embargo, la compañía no ha precisado detalles como la fecha a partir de la cual entraría en vigencia el seguro o cual es el nombre de la empresa aseguradora.

Pese a estos bonos, los trabajadores petroleros venezolanos aún se mantienen en las calles protestando por mejores reivindicaciones económicas. Al mismo tiempo, el régimen criminaliza la actividad sindical y persigue a los disidentes.

Noticias relacionadas