• El economista Asdrúbal Oliveros considera que en Venezuela el precio del dólar en el mercado cambiario crece muy por debajo del ritmo de la hiperinflación y, por lo tanto, va a seguir subiendo

Esta semana cambiaria cierra con una fuerte apreciación del dólar frente a la moneda nacional, al pasar de Bs. 690.021,40 el lunes hasta los Bs. 775,023.82 el jueves. Y la tendencia al alza en los próximos días es inevitable, a juicio de analistas de mercado como el economista Asdrúbal Oliveros.

Este es un proceso normal en un contexto de hiperinflación y de falta de ingreso de dólares al sector público venezolano. Pdvsa no produce y exporta crudo y no recibe divisas. Y el Banco Central de Venezuela (BCV) no puede defender al bolívar, no tiene cómo inyectar divisas en el mercado cambiario formal”, dijo.

Destacó Oliveros que, en este momento, la producción petrolera venezolana se desplomó, esto es algo que no tenía precedente en la historia reciente. Venezuela dejó de ser un actor relevante en el mercado petrolero internacional a pesar de sus altas reservas de crudo. “Estamos produciendo menos de 400.000 barriles diarios, en términos per cápita casi que estamos a los mismos niveles de cuando arrancó la industria durante la dictadura de (Juan Vicente) Gómez”.

“En la medida que hay presión de demanda por dólares, el precio del mismo en el mercado sube porque hay pocos dólares circulando. Por más que una parte de esas divisas vienen de las remesas, la economía negra, el grueso de los dólares en Venezuela, venía principalmente de las importaciones de petróleo y estas se han desplomado, este es un primer factor para entender la debilidad del bolívar”, explicó.

El otro elemento relevante en este proceso es el de la hiperinflación.

Foto cortesía
Venezuela desde finales del año 2017 entró en la etapa de hiperinflación, y esta implica un crecimiento brutal de los precios, la pérdida de la confianza en la moneda, con lo cual la gente no quiere los bolívares, los rechaza, los repudia. Si usted recibe bolívares es como una papa caliente, usted toma dos decisiones principalmente: compra cosas que es lo que hace la mayoría de la población en Venezuela o compra dólares, pero nadie guarda bolívares. Por lo tanto, siempre hay una constante presión de demanda por divisas”.

Además, el régimen de Maduro ha inyectado bolívares mediante el pago a proveedores, bonificaciones a empleados públicos y a pensionados y jubilados, “los venezolanos gastan los bolívares en compras de todo tipo de bienes y también divisas; estos factores también inciden en el incremento del tipo de cambio”, añade.

El también director de la consultora Ecoanalítica explicó que, en otros contextos diferentes al venezolano, “el tipo de cambio puede que crezca al ritmo de la inflación, puede que se eleve por debajo, pero en el caso venezolano, de la forma más inverosímil, este indicador ha crecido en la franja baja.

Los precios del resto de los bienes crecen más rápido, lo que provoca que el valor de la divisa acá esté rezagado, a ese fenómeno los economistas lo llamamos apreciación. Esto es lo que está pasando en la actualidad.

Punto de equilibrio

— ¿Cuánto debería costar un dólar en esta semana para lograr un precio real o de punto de equilibrio?

— Si tomamos en cuenta la hiperinflación y demás distorsiones en la economía nacional, estimo que el tipo de cambio de equilibrio de hoy está rondando los 850.000 bolívares por dólar. Aún el dólar está barato en el mercado cambiario y en diciembre el costo de equilibrio pudiese pasar el millón de bolívares. El tipo de cambio del mercado sigue su ritmo ascendente. El problema de una economía como la venezolana, con este indicador, es que no puedes garantizar estabilidad,

 —Los actores económicos siguen deshaciéndose del bolívar…

—Para la mayoría de la gente lo más relevante es la compra de bienes duraderos que permanezcan a lo largo del tiempo, pero también divisas. Es verdad que el poder de compra del dólar ha caído, pero cae muchísimo más lento que con bolívares, yo creo que tu grado de acumulación de bienes tiene un límite; pero para una familia probablemente siempre hay que tener una cantidad de dinero para casos de emergencia, estos casos son más una excepción que la mayoría que no tiene para esto. Si estás recibiendo plata deberías comprar bienes duraderos.

— ¿La economía venezolana podrá dolarizarse formalmente?

-—Ese es un proyecto que ya tiene tiempo y que estaba bastante adelantado en algunos bancos para generar una estructura de compensación paralela o privada con los dólares que se están depositando en la banca nacional. En este momento ese sistema tuvo un freno hace unas semanas con una resolución que sacó en BCV, casi prácticamente lo prohibió, así que está detenido. Yo creo que más temprano que tarde llegaremos a esa dolarización financiera, es decir, un proceso donde la banca juegue un rol importante. Pero eso no es ni de cerca la solución que Venezuela necesita; el problema base que hemos descrito se mantiene: los desequilibrios, la mayoría de la gente excluida del sistema económico…eso no lo va a resolver.

Creer que con una dolarización o que los bancos puedan mover los dólares que circulan en la economía se acaba el problema económico de Venezuela, es no entender la gravedad de los desequilibrios que tenemos.

— ¿Hay inflación en dólares en Venezuela? Este es un debate que ha trascendido de los ámbitos académicos y llegó a la cotidianidad…

— En Venezuela lo que hay es la llamada dolarización transaccional. Es decir, tú pagas con dólares, los precios están expresados en divisas, pero no hay dolarización financiera. Es decir, que los activos, lo que tienes y debes deberían estar en moneda extranjera. Ese nivel de dolarización financiera es muy poco en Venezuela. Básicamente es una dolarización transaccional y debería ser el inicio de un proceso muy delicado de dolarización financiera.

Los precios suben en divisas yo eso no lo niego, el problema tiene que ver más con la percepción. El problema de la hiperinflación en bolívares es lo que provoca esa distorsión y hace que los precios denominados en dólares aumenten. Pero al final el dólar, que es la moneda de curso legal en Estados Unidos es una moneda estable. En ese país, la inflación no pasa del 3% al año.

La charla del economista Asdrúbal Oliveros se produjo en el marco de la charla virtual ¿Qué está pasando con el dólar?, organizada por el Observatorio Venezolano de Finanzas de la Asamblea Nacional.

Noticias relacionadas