• El exfutbolista argentino celebró sus 60 años de vida el pasado 30 de octubre, aunque su salud estuvo comprometida en los últimos años | Foto: Getty Images

El fútbol está de luto. Un paro cardiorrespiratorio puso fin a la vida de Diego Armando Maradona, pero no terminó con su legado. Fue un jugador irrepetible. Independientemente de las polémicas que protagonizó, los excesos y los problemas con las drogas, se trata de uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos. 

Maradona celebró sus 60 años de vida el pasado 30 de octubre, aunque su salud estuvo comprometida en los últimos años. A pesar de su muerte, siempre dará de qué hablar. En El Diario rendimos homenaje a su figura con 10 fotos y videos icónicos de su trayectoria.

Maradona durante el torneo Evita

Foto: El Gráfico

“El Pelusa” vivió una infancia con escasos recursos económicos, pero con un talento único. Su primer contacto con el deporte rey se dio cuando disputó los Juegos Nacionales Evita, del año 1973 y 1974. En ese entonces vestía la camiseta de Los Cebollitas —equipo de las categorías inferiores de Argentinos Juniors— y salió campeón.

Presentación con el Napoli

Foto: Getty

El 5 de julio de 1984 inició uno de los romances más intensos que se haya conocido en el fútbol. Ese día, ante la mirada de 70.000 fanáticos que abarrotaron el Estadio San Paolo, el Napoli presentó al jugador que cambió su historia: Diego Armando Maradona.

En aquel entonces, el Napoli no pasaba por sus años más prósperos; se había salvado del descenso por un punto en la temporada pasada. Pero Maradona lo llevó a la gloria. En los siete años con el club, conquistó dos títulos de Serie A, una Copa Italia, una Supercopa de Italia y una Copa UEFA.

“Gol del Siglo” y “La Mano de Dios”

El 22 de junio de 1986 Argentina e Inglaterra disputaron los cuartos de final del Mundial de México. En el Estadio Azteca se efectuaron dos de los goles más recordados en la historia de los mundiales: el “Gol del Siglo” y “La Mano de Dios”.

Foto: as.com

“La Mano de Dios” se produjo al minuto 51. En una pelota disputada dentro del área entre Diego Maradona y el arquero inglés Peter Shilton, el argentino saltó, impactó el balón con el puño izquierdo —cercano a su cabeza— y agitó las redes.

El Pibe de Oro miró de reojo al árbitro y al juez de línea, quienes insólitamente validaron el festejo. La denominación se debe a que el mismo Maradona declaró que el tanto lo había convertido “un poco con la cabeza y un poco con la mano de Dios”.

El “Gol del Siglo” se dio al minuto 55. Maradona condujo el balón desde su propio campo, eludió a cinco jugadores ingleses —incluyendo a Peter Shilton— y definió en plena caída. El partido finalizó con marcador de 2-1 para Argentina, que clasificó a semifinales.

Maradona campeón del mundo

Foto: AP

El Pibe de Oro terminó de consagrarse como el mejor futbolista de la época en el Mundial México 1986. Además de conquistar la Copa del Mundo ante Alemania, fue premiado con el Balón de Oro como el mejor jugador del certamen. También agitó las redes en cinco oportunidades.

Partido contra las drogas

Foto: Twitter

En mayo de 1988 se celebró en la sede del AS Nancy, en Francia, el partido de despedida de Michel Platini, el mejor futbolista francés de aquella época. El encuentro era de carácter benéfico y tenía como propósito la lucha contra las drogas. Entre las estrellas que participaron, estuvo Maradona como capitán de la selección mundial.

Positivo por doping

En la segunda jornada del Mundial Estados Unidos 1994, cuando finalizó el partido entre Argentina y Nigeria, Diego Maradona salió caminando de la mano de una mujer vestida de enfermera —aunque no lo era— para realizarse el control antidopaje.

Foto: Grosby Group

En los análisis se le detectaron cinco sustancias prohibidas por la FIFA: efedrina, norefedrina, seudoefedrina, norseudoefedrina y metaefedrina, por lo que fue suspendido del fútbol por 15 meses y tuvo que abandonar la concentración argentina.

El capitán de la Albiceleste argumentó que no había intentado sacar ventaja deportiva, puesto que esas sustancias se encontraban en un antigripal que le había recetado su doctor. Fue en esta ocasión cuando dijo su célebre frase: “Me cortaron las piernas”.

“La pelota no se mancha”

Foto: Pinterest

En enero de 2000, a raíz de una crisis hipertensiva y un cuadro de arritmia ventricular, Maradona quedó en terapia intensiva. Pasaron cuatro años para que el Pibe de Oro tuviera su partido de despedida. En su discurso final, dijo: “Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”.

Triunfo agónico

El desempeño de Diego Armando Maradona como seleccionador de la Albiceleste no fue el más destacado. Argentina corría el riesgo de quedar fuera del Mundial de Suráfrica 2010, pero encaminó la anhelada clasificación en las últimas dos fechas.

Foto: Reuters

En la penúltima jornada, Argentina derrotó (2-1) a Perú con un tanto de Martín Palermo en el tiempo añadido. A pesar de que en ese momento estaba cayendo una fuerte lluvia, Maradona se deslizó sobre el terreno de juego para celebrar.

Celebración infartante

Foto: AFP

Ya como un espectador en las tribunas, Maradona vivió la clasificación de Argentina a los octavos de final del Mundial Rusia 2018 de manera eufórica. Luego del agónico triunfo (2-1) de la Albiceleste ante Nigeria, el exfutbolista fue trasladado a un hospital y tuvo que recibir atención médica.

El último beso

Diego Maradona dejó una de las postales más icónicas de este 2020. Antes de jugarse el compromiso entre Boca Juniors y Gimnasia y Esgrima en La Bombonera —donde el conjunto xeneize se tituló campeón de la Superliga Argentina—  Carlos Tévez se dirigió a Maradona para saludarlo y, en señal de admiración, le dio un beso en la boca.

Foto: EFE

Esta no fue la primera vez que El Pelusa y Tévez se dieron un “piquito”. Además, en julio de 1996, cuando Boca goleó 4-1 a River Plate, Maradona se besó con su compañero Claudio Caniggia, quien había marcado tres goles durante el partido. Aquel festejo se bautizó como el “Beso del alma”.

Diego Maradona falleció, pero su legado quedó enmarcado para la posteridad. Más allá de sus genialidades con el balón, fue un hombre que se caracterizó por ser irreverente. Jamás usó filtros para expresarse. Sus detractores lo recordarán por sus problemas con las drogas y sus lazos con el comunismo, mientras que sus simpatizantes lo van a extrañar como uno de los mejores futbolistas de la historia.

Noticias relacionadas