• El otorgamiento de este subsidio ha sido criticado por su carácter discrecional aunado a la falta de un marco legal que los norme

“Cuidar la patria” y “Protegerse del coronavirus”, son dos frases que millones de venezolanos han recibido en sus teléfonos celulares durante este 2020. Estos mensajes, acompañados de alguna idea alusiva a las bondades del régimen de Nicolás Maduro, han sido la forma en que la población puede saber que han sido beneficiados con uno de los bonos entregados a través del denominado carnet de la patria. 

Este otorgamiento de subsidios de forma arbitraria, que no cuentan con ningún tipo de marco regulatorio, ha sido la estrategia empleada por el régimen para entregar subsidios directamente a la población.

“Esto tiene como objetivo que la población tenga la sensación de que es Nicolás Maduro quien está regalando dinero a las personas, para hacer creer que él es bueno y que está cuidando de todos los venezolanos”, expresó para El Diario el economista José Ramón Acosta, en referencia a las dádivas estatales.

La entrega de dichos bonos no es algo nuevo, pues los mismos se remontan al año 2017 cuando fue anunciada la creación del carnet de la patria para, según Maduro, proteger al pueblo venezolano.

Una muestra de cómo desde el régimen se ha popularizado la entrega de este tipo de beneficios radica en el hecho de que hasta el 9 de diciembre de 2020 fueron entregados un total de 35 bonificaciones equivalentes a 139,4 dólares.

Las mismas se repartieron, de forma aleatoria, en un promedio cercano a tres ayudas mensuales. 

Enero

La entrega de estos beneficios inició el 6 de enero del presente año con la adjudicación del denominado Bono de Reyes. El monto de este fue de Bs. 200.000, que representaban unos 3,67 dólares según la tasa oficial de ese momento.

Este no fue el único bono entregado durante ese mes, pues pocos días después de que culminó el primer mes del año se otorgó otra bonificación. En esta oportunidad la justificación estuvo vinculada a la celebración del tercer aniversario del carnet de la patria.

El monto entregado en esta ocasión fue también de Bs. 200.000; sin embargo, debido a la apreciación de la tasa de cambio su equivalencia en dólares fue menor ubicándose en 2,69 dólares.

Dichos montos lucen casi insignificantes en comparación con los 199,42 dólares requeridos por una familia para poder cubrir los gastos de la Canasta Alimentaria del mismo mes. Esto representa una brecha de 193,05 dólares.

Febrero

Durante el mes de febrero la entrega de bonos se duplicó llegando a otorgarse cuatro durante el mencionado lapso.

El primero de ellos, dirigido a las personas de la tercera edad, llevó por nombre Bono 100% Amor Mayor y fue entregado a partir del 4 de febrero. El monto en esa oportunidad se ubicó en Bs. 250.000 que equivalían a 3,43 dólares.

A esa bonificación le siguió, de forma simultánea, la entrega del Bono Escolaridad y el Bono Patria Digna ambos adjudicados el día 6 de febrero. Los montos en esa ocasión fueron de Bs. 58.000 (0,79  dólares) y Bs. 250.000 (3,40 dólares) respectivamente.

Días después, el 19 de febrero fue entregado el último beneficio del mes denominado Bono Carnaval. El mismo tuvo un monto de Bs. 300.000 que según la tasa de cambio oficial representaban 4,15 dólares.

En conjunto durante el mencionado mes se adjudicaron bonos por un monto total de 11,76 dólares que representan un incremento de 5,4 dólares con respecto al mes anterior. Sin embargo dicho monto también fue insuficiente para poder cubrir los gastos asociados a la Canasta Alimentaria.

Durante ese período, la misma registró un incremento llegando a 226,74  dólares lo que acrecentó la brecha entre ambos llevándola hasta 214,98 dólares.

Marzo

En el mes de marzo el número de bonificaciones registró un retroceso, ubicándose tan solo en dos. El primero de ellos fue entregado el día 9 de ese mes y llevó por nombre Bono Marzo de Lealtad. El monto correspondiente a este subsidio fue de Bs. 300.000, es decir 4,10 dólares.

La siguiente dádiva otorgada durante ese mes fue denominada Bono Disciplina y Solidaridad y fue por un monto similar al anterior. No obstante, representó 4,15 dólares debido a las fluctuaciones cambiarias.

Al igual que durante los primeros dos meses del año, los montos adjudicados a través del carnet de la patria fueron insuficientes para cubrir gastos mínimos como la Canasta Alimentaria. La misma se ubicó en marzo en 236,66 dólares, lo que representa un diferencial de 228,41 dólares.

Abril

La llegada del cuarto mes del año trajo consigo la entrega de dos nuevos bonos a poseedores del carnet de la patria. La primera de estas dádivas estatales fue entregada el 13 de ese mes bajo el nombre de Bono Semana Santa.

Dicha bonificación fue realizada por un monto de Bs. 350.000 que para esa fecha representaban 3,47 dólares; es decir, una cantidad menor que cualquiera de los entregados durante marzo.

El segundo y último bono de este mes fue cancelado el día 20 por una cantidad semejante al primero. No obstante, la devaluación del bolívar ocasionó que al realizar la conversión a dólares este fue incluso menor que el correspondiente a semana santa al ubicarse en 2,79 dólares.

Durante el mes de abril la Canasta Básica, elaborada por el Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cenda), continuó con la tendencia al alza lo que acrecentó la brecha con respecto a los bonos entregados durante ese período. Para esa fecha el monto necesario por una familiar para cubrir sus gastos alimentarios, de bienes y servicios fue de 267,86 dólares, lo que implica un diferencial negativo de 261,61 dólares.

Mayo

En el transcurso del mes de mayo el número de bonos entregados se incrementó llegando a entregarse un total de tres.

Estos fueron entregados los días 2, 10 y 28 del mencionado mes bajo los nombres de Bono del Día del Trabajador, Bono Día de las Madres y Bono de Disciplina y Conciencia.

Los montos de los mismos fueron de Bs. 450.000, Bs. 1.500.000 y Bs. 500.000 respectivamente, para un total de Bs. 2.450.000 equivalentes a 13,77 dólares.

Un factor llamativo de la entrega de estos bonos fue que, en el caso del correspondiente al Día de la Madre, por primera vez un beneficio sobrepasó la barrera de los cinco dólares al ubicarse en 8,67 unidades de la divisa americana.

Este mes el diferencial entre los bonos adjudicados y la Canasta Básica fue de 287,16 dólares, luego de que esta se ubicara en 300,93 dólares.

Junio

En junio el total de bonos entregados fue de dos. Estos fueron pagados los días 12 y 24 bajo el concepto de Bono de normalidad relativa y Bono Victoria de Carabobo.

El primero de ellos nombrado en referencia a la pandemia de coronavirus, mientras que el segundo en alusión a la conmemoración de la Batalla de Carabobo. El monto cancelado en estos bonos fue de Bs. 500.000 y Bs. 635.000 respectivamente. En conjunto ambos sumaron un total de 5,61 dólares.

Dicha cantidad no permitía cubrir ni siquiera un solo día de la Canasta Básica, que se ubicó en 326,69 dólares ese mes.

Julio

En el mes de julio el pago de bonificaciones mediante el carnet de la patria estuvo distribuido mediante el otorgamiento de tres subsidios.

Estos fueron denominados por el Ejecutivo nacional como: Bono de Guerra económica, Bono Cuidar y Cuidarse y Bono Padre Bolívar. El monto correspondiente a cada uno de ellos fue de Bs. 390.000, Bs. 900.000 y Bs. 1.000.000 respectivamente. 

Los pagos realizados durante este mes representan un incremento de Bs. 1.155.000 con respecto al mes de junio, ubicándose en 10,17 dólares.

Sin embargo, ese aumento no fue suficiente para cubrir el costo de la Canasta Básica aun cuando ésta registró un retroceso, por primera vez en el año, al ubicarse en 304,80 dólares.

Agosto

La llegada de agosto se tradujo en la entrega de cuatro nuevos bonos de “protección social” a los venezolanos.

El primero de ellos, adjudicado el día 10 de ese mes, se denominó Bono Conciencia y Responsabilidad. Su monto fue de Bs. 1.200.000 que para ese momento representaban 4,32 dólares.

El segundo de ellos fue entregado el 17 de agosto bajo el nombre de Bono Especial #QuédateEnCasa por una cantidad de Bs. 1.300.000, lo que para ese momento lo convirtió en la segunda mayor bonificación en bolívares entregada. 

El tercer y cuarto bono fueron adjudicados, los días 21 y 24 del mismo mes, con los nombres de Bono 100% Escolaridad y Bono Disciplina y Compromiso. Estos fueron por montos de Bs. 224.000 y Bs. 1.200.000.

En conjunto estos bonos representaron un total de Bs. 3.924.000, lo que representaba casi 10 salarios mínimos de Bs. 400.000. 

Septiembre

Durante el mes de septiembre el régimen de Nicolás Maduro pagó a través del carnet de la patria un total de tres bonos por concepto de Bs. 3.490.000.

Estos pagos iniciaron el 3 de septiembre con la entrega del Bono José Gregorio Hernández por un monto de Bs. 240.000, equivalentes a 0,72 dólares lo que lo convierte en uno de los menores montos entregados durante el 2020.

La segunda bonificación fue entregada solo seis días después, por un monto significativamente mayor de Bs. 1.560.000, bajo el nombre de Bono Disciplina y Voluntad.

El último de los subsidios entregados en septiembre tuvo por nombre Bono Unidos por la vida y fue equivalente a Bs. 1.690.000, que representaban 4,50 dólares.

En total durante ese mes se adjudicaron bonos por un total de Bs. 3.490.000.

Octubre

En octubre la cifra de bonos entregada por el Ejecutivo fue la mitad que los adjudicados durante el mes previo con solo dos bonificaciones.

Estas dádivas fueron denominadas Bono Venezuela decidió cuidarse y Bono 7+7 Perfecto, ambas en referencia al contexto de la pandemia y la cuarentena que se vivía en Venezuela.

A través de estos bonos se entregaron Bs. 1.950.000 y Bs. 2.112.000 respectivamente, lo que representa un total de 8,89 dólares, casi un dólar menos que el mes anterior. 

Noviembre

El mes de noviembre significó un récord en la entrega de bonos a través del carnet de la patria, pues durante dicho lapso fueron realizados cinco pagos.

El primero de ellos, denominado Bono Amor por Venezuela, se efectuó el día 16 de noviembre por un monto de Bs. 3.120.000.

Dicha cantidad representó un subsidio de 4,83 dólares para esa fecha, según la tasa del Banco Central de Venezuela (BCV).

Tan solo un día después se realizó el pago del segundo de los bonos entregados este mes cuyo nombre fue Bono Simón Rodríguez —dirigido a los docentes—, el mismo tenía un valor de Bs. 6.700.000, equivalentes a 10,05 dólares. Esto lo convierte en el mayor bono entregado durante todo el año 2020.

El tercer y cuarto bono llevaron por nombre Bono de Máxima Eficiencia y fueron entregados el mismo día. Este beneficio, a diferencia del resto de los entregados anteriormente, se dividió en dos partes. 

Una de ellas por un monto de Bs. 5.000.000 fue entregada a trabajadores jubilados de la administración pública, mientras que la otra por una cantidad de Bs. 6.700.000 fue dirigido a trabajadores activos.

El quinto y último bono de noviembre, llamado Bono Conciencia y Prevención, se entregó a finales de mes por un monto de Bs. 3.380.000, que representaban 4,32 dólares.

La adjudicación de todas estas bonificaciones ocurría en el marco de la campaña electoral promovida desde el régimen de Nicolás Maduro para la elección de una nueva Asamblea Nacional de Venezuela.

En conjunto estos cinco bonos suman un total de 35,66 dólares, lo que lo convierte noviembre en el mes con la mayor cantidad de recursos entregados mediante el sistema carnet de la patria.

Diciembre

La llegada del último mes del año significó la continuación de la política gubernamental de entrega de dádivas a la población con el otorgamiento de dos nuevos bonos.

El primero de estos pagos fue realizado el primero de diciembre bajo el nombre de Bono Economía Familiar. El monto del mismo fue de Bs. 480.000, equivalentes a solo 0,46 dólares lo que lo convierte en la menor cantidad entregada en un bono en lo que va de año.

El segundo de los bonos entregados, durante el último mes de 2020, fue denominado Bono Navidades Felices y Seguras y fue por un monto de Bs. 4.680.000 que representan 4,50 dólares

El último de los bonos de la patria entregado a la población se denominó Bono Felicidades Venezuela, por un monto de Bs. 5.070.000, que según la tasa del BCV equivalen a 4,74 dólares. En conjunto estas tres dádivas estatales suman un total de 9,7 dólares.

No existen elementos que permitan presagiar que esta política de subsidios del régimen de Nicolás Maduro vaya a disminuir de cara al 2021. Por el contrario todo parece indicar que este mecanismo de entrega de bonos continuará siendo la punta de lanza de la estrategia gubernamental.

Noticias relacionadas